¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde el OPDS consideran que hasta el momento no habría mayores riesgos con el pasivo ambiental

La información se desprende de las últimas dos auditorías llevadas a cabo durante mayo y septiembre de este año por integrantes del organismo provincial. Si bien ahora se abre una instancia con un protocolo de cierre, los datos que tienen relevados hasta el momento no encienden luces de alerta.

El Eco

Se puso punto final a la actividad de Metalúrgica Tandil en la ciudad. Fue con el acuerdo sellado por integrantes de la empresa y representantes de los trabajadores en la sede local del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires. Y bien como se había señalado previamente en este medio, se abre la instancia relacionada a la fábrica, su locación y su futuro.

El Eco de Tandil dialogó con Manuel Frávega, subsecretario de Fiscalización y Evaluación Ambiental del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), sobre el trabajo que se venía realizando en Metalúrgica Tandil y las consideraciones para tener en cuenta a partir de la fecha.

En principio, y entendiendo la sensibilidad de la temática, Frávega consideró que según los datos relevados y que están en el expediente en curso, no habría mayores inconvenientes con el tema del pasivo ambiental ya que la empresa había subsanado una serie de imputaciones que se le habían realizado en el último informe de 2017 y que durante las auditorías de mayo y septiembre de este año, ya estaban corregidas.

Frávega dijo que la fiscalización que realiza el OPDS de todo tipo de empresas e industrias lleva un trabajo aparejado que implica mucho esfuerzo pero que el dueño de la empresa puede tener los resultados de la auditoría en seis meses, lo que permite un seguimiento mayor de cada una de las industrias de la Provincia de Buenos Aires.

Renault Argentina, en Tandil, tiene abiertos dos expedientes en el citado organismo provincial. El primero de ellos es el relacionado al predio donde funcionó Metan, delimitado por las calles Luis María Campos, Cabral, Doering y avenida Lunghi. El segundo es el de Metalúrgica Tandil.

El funcionario provincial resaltó que el relacionado a la exMetán «el expediente está en curso, se están haciendo muestreos y análisis y hasta ahora viene todo muy prolijo».

En relación a Metalúrgica Tandil, Frávega puntualizó que en una de las auditorías realizadas en 2017, se realizó una imputación a Renault Argentina por algunas cuestiones que consideró «menores». Entre ellas la falta de señalización en los sectores de almacenamiento de residuos especiales, deficiencias sobre presentaciones de emisiones de fuegos y programas de monitoreos de efluentes gaseosos.

Según explicó el subsecretario de Fiscalización de la OPDS, en las dos auditorías realizadas en mayo y septiembre de este año se constató de que «estaban emprolijando los errores que tenían».

Protocolo de cierre

Frávega explicó que el organismo acompaña a todas las empresas durante sus cierres para que no queden «bombas atómicas ambientales» en los lugares. Es por eso que se desarrollan planes de remediación del lugar, que según se explicó en este medio previamente, que por dicho concepto se hace referencia al conjunto de actividades a ser implementadas a fin de cumplir con los criterios ambientales específicos y alcanzar los objetivos sociales.

«Las empresas deben informar al OPDS cuando van a cerrar para que podamos realizar nuestro trabajo. En este caso puntual, hay dos detalles a tener en cuenta. En mayo de este año habían solicitado la renovación de los papeles que llevaban adelante porque tenían pensando seguir adelante con el trabajo. Pero en julio nos notificaron que evaluaban cerrar la empresa», detalló.

El funcionario resaltó que el proceso que se inicia ahora y cuya duración irá de la mano de la complejidad del caso, no implica desmantelar la fábrica sino desmantelar el pasivo ambiental. El futuro de la fábrica en sí, como edificio, una vez salvados todos los temas, será decisión de los dueños de la misma, es decir, Renault Argentina.

«Cuando hace una remediación no pueden quedar insumos en la planta. Ya sean arenas de fundición, aceites, hidrocarburos, lo que sea que se utilice para el trabajo», detalló Frávega.

Otro punto que destacó el responsable de Fiscalización del OPDS es que todo lo referido a remediación corresponde al organismo provincial y no al Municipio de Tandil, salvo que éste tenga alguna ordenanza en su legislación que lo obligue a actuar en el caso. La aclaración se hace en base a las declaraciones de funcionarios locales sobre la competencia que tenían sobre el trabajo que comienza a partir de ahora en la fábrica.

«Se entiende la preocupación desde lo social. En un cierre entran a jugar varias autoridades con competencias distintas, incluso a veces se pueden solapar, nosotros estamos al tanto de lo que sucede y seguimos con detalle el expediente», finalizó Frávega.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario