¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Desde la cooperadora de la Escuela 1 pidieron acceder al expediente de las obras realizadas

Los arreglos más apremiantes tienen que ver con el funcionamiento de los baños, que pierden agua y no funcionan las mochilas de descarga.

El Eco

El pasado viernes, tal como estaba planeado, se reunieron integrantes de la Cooperadora de la Escuela Primaria 1 con integrantes del Consejo Escolar, parte de la Unidad Ejecutora del Fondo de Financiamiento Educativo y el supervisor de la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE).

La presidenta de la Cooperadora Guadalupe Garriz junto a otros padres y el director de la institución, Enrique Ciaravella recibieron en las instalaciones del centro educativo al presidente del Consejo Escolar, Cristian Cisneros, el vicepresidente Pablo Enriquez, la secretaria Carmen Núñez, y el consejero de Infraestructura Juan Manuel Iocca. Por otro lado también concurrió el maestro mayor de Obra Roberto Garijo, de la Unidad Ejecutora y José Antonio Alustiza, arquitecto supervisor de la Región 20 de la DPIE. En tanto que el titular de la empresa Idinet Consulting Group, Gustavo Dacovih, no formó parte.

En el encuentro se pusieron sobre el tapete nuevamente los temas que refieren a las obras que se llevaron a cabo entre 2016 y 2018 en la escuela, que además de haberse demorado mucho tiempo presentan un elevado número de deficiencias que perjudica el normal funcionamiento de las instalaciones. La intención es dar una solución a las fallas lo más pronto posible, por lo que acordaron dar inicio con las cuestiones más urgentes.

Asimismo, determinaron a pedido del contratista realizar un peritaje para determinar que tarea corresponde a cada una de las partes, contemplando el pliego y los errores que a partir del mismo se constaten. Por lo que mañana Alustiza volverá a viajar a esta ciudad con el fin de analizar junto con el contratista todo el trabajo que se hizo.

Cabe destacar que desde el Consejo lo que hacen es advertir las necesidades de la Escuela que llegan a través de la cooperadora o el cuerpo directivo y luego propone las obras a realizarse teniendo en cuenta las sugerencias de un técnico, en tanto que las ejecuciones son efectuadas por una empresa privada, que a la vez son supervisadas por la Dirección Provincial de Infraestructura. En cuanto al legajo, en este caso, fue redactado en la ciudad de La Plata.

Una obra asegurada

Según reveló Guadalupe Garriz lo que se planteó en la reunión no fue novedad para ninguna de las partes, a la vez destacó que una vez que el asunto tomó conocimiento público los tiempos empezaron a correr de otra manera.

“Nuestra objeción principal es estar sentados tratando el tema en junio de 2018, cuando se trata de una obra que empezó hace dos años, observada paso a paso y objetada por escrito”, sostuvo, además manifestó que a cada parte le cabe hacer un mea culpa. “Hoy no pareciera que se trata de una obra nueva, si se atiende el estado en el que está”.

Dijo que las alternativas de soluciones que surgieron en el encuentro son una manera de “reparar sobre lo reparado”, temiendo que las obras provisorias que se realicen terminen siendo permanentes. “Lo provisorio es riesgoso”, enfatizó.

Desde la cooperadora, dejaron en claro que su postura no es “pelear por pelear”, sino que van a insistir y trabajar hasta que logren la totalidad de los baños en funcionamiento.

Por otro lado, hizo referencia al Seguro de Caución que figura en el contrato y que hasta el momento no fue ni aplicado ni tenido en cuenta y está para salvar situaciones como la que están atravesando desde la Escuela 1. Entonces el pedido fue hecho directamente al arquitecto Alustiza para que lo active y lo haga cumplir.

Reparaciones urgentes

Los arreglos más apremiantes tienen que ver con el funcionamiento de los baños, que los chicos necesitan seguir utilizando, como también las interrupciones de la provisión de agua que registran cada mañana. En este sentido Cisneros contó que desde el Consejo se comprometieron a enviar a partir de hoy bidones de agua potable tanto para la planta alta como baja. Además, se habló de realizar trabajos de urgencia para resolver lo “inmediato”, entre estos se destacan la reparación de la entrada de agua desde la cañería principal, las pérdidas y descargas de las mochilas en los baños. Las tareas se realizarán desde el Consejo Escolar, previo nuevo presupuesto.

Mientras tanto, el inspector Alustiza se pondrá en contacto con la dependencia de La Plata para analizar sistemas de descarga alternativos a los que el mismo había propuesto y no resultaron. El arquitecto indicó en la reunión que los dispositivos directamente no funcionaron como correspondía, aclarando que no se trató de una falla de la empresa privada que los colocó

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario