¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Cirse celebró sus 50 años de vida con nuevas propuestas hacia la comunidad

La Asociación Mutual Círculo de Suboficiales del Ejército celebró ayer sus 50 años de vida, en un acto que se desarrolló en horas del mediodía, en las instalaciones del predio El Remanso, ubicado en calle Méjico 1361. Su actual presidente, Mario Antonio Irazabal, afirmó que la idea es abrir la institución a la comunidad para que todos puedan disfrutarla.

Participaron de la ceremonia el delegado de la Mutualidad del Personal de Intendencias Militares (Mupim) en Tandil, Víctor Hugo Escobar; el presidente del Círculo de Suboficiales de las Fuerzas Armadas “Eduardo Argentino Cerone”, Rogelio Felipe Bustos; y el presidente del Círculo de Suboficiales de la Fuerza Aérea, José Granados.

Estuvieron presentes además el director del Centro de Formación Profesional 403, Daniel López, quien estuvo a cargo de la alocución; suboficiales retirados y en actividad, dirigentes históricos de la institución, socios, familiares y amigos.

En primer lugar, se procedió al izamiento de la Bandera y se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, a cargo de la banda del Comando de la Primera Brigada Blindada.

Luego, el padre Horacio Gómez realizó una invocación religiosa y bendijo las estatuillas y diplomas que posteriormente se entregaron al suboficial principal Carlos Alberto Hansen, socio número 120 e integrante de la primera comisión directiva; al sargento ayudante Alcides Armando Oliveto, socio número 93 -reconocimiento que fue recibido en manos de Silvia Elisegui-; y al sargento ayudante Néstor Abel Morilla, estrecho colaborador aún hoy de El Remanso.

Acto seguido, las autoridades descubrieron una placa alusiva por el 50mo. aniversario de la institución y finalmente el presidente de la Asociación Mutual Círculo de Suboficiales del Ejército, Mario Irazabal, brindó unas palabras alusivas a la fecha.

En su discurso, recordó que “hoy, como hace 50 años, un 2 de junio de 1967 se conformaba la primera comisión directiva, integrada por suboficiales que con destino en esta guarnición tuvieron la visión de ir ordenando cronológicamente este lugar, donde hoy realizamos esta reunión, un lugar caro en nuestros recuerdos”.

Destacó la presencia en el acto de algunas de las personas que pusieron “su granito de arena y fueron parte de este logro”. Rememoró que en El Remanso se realizaron innumerables actos sociales, donde todos los concurrentes se conocían y fueron formando las distintas familias, que a su vez disfrutaban de este emplazamiento.

 

“Un lugar de y para los socios”

“Aquella comisión directiva, presidida por el suboficial mayor Eulogio Orlando Escalante, fue sorteando distintos peldaños y las comisiones que los precedieron fueron embelleciendo este Remanso que hoy los invito a transitar y disfrutar porque este lugar es de y para sus socios y sus familias”, remarcó.

Al conmemorarse sus primeros 50 años de vida, invitó a los presentes a “ser parte de este lugar, emplazado en esta maravillosa ciudad de Tandil, gozando de un sano prestigio de toda su comunidad”.

Por su parte, Irazabal garantizó que la comisión directiva que hoy le toca presidir, “dotada de gente con sangre nueva y sanos procederes, pretende darle al personal de asociados nuevos y mejores beneficios, tratando de lograr un mejor acercamiento por entender que en su gran mayoría es gente de edad, la cual debemos darle nuestro mayor respeto y atención”.

 

Una nueva impronta

Asimismo, expresó que “esta gestión pretende tener la impronta que requieren estos tiempos modernos. Pido que me acompañen porque con la ayuda de cada uno de ustedes haremos más grande nuestra institución”.

Por otro lado, reconoció que “estas instalaciones requieren de mucho cuidado y mantenimiento, y en estos tiempos modernos de escasos recursos vale de mucho el ingenio y la predisposición del personal que las realiza”.

Por último, agradeció al personal que lo acompaña en su gestión e invitó a todos a disfrutar del almuerzo previsto tras la ceremonia.

 

Una institución abierta a la comunidad

Finalizada su alocución, el presidente de la Asociación Mutual Círculo de Suboficiales del Ejército dialogó con El Eco de Tandil, oportunidad en la que convocó a la comunidad a que se acerque a conocer El Remanso, donde se ofrecen distintos servicios, entre los que mencionó “la hotelería, los salones a los que la gente viene y disfruta de actividades sociales, las canchas de tenis y la pileta de natación que se va a tratar de habilitar con las colonias”.

En definitiva, afirmó que lo se busca es abrir la institución a toda la población. “A este lugar se le dice El Remanso porque todas las personas que vienen, encuentran mucha tranquilidad y queremos que siga siendo así. La idea es llenarlo de vida”, finalizó Irazabal.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario