¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Colegio San José recuperó el suministro de gas y otros edificios aguardan por las reparaciones

Dos gasistas matriculados junto a su personal trabajaron a destajo para poder recuperar el servicio que había sido cortado el pasado viernes. La empresa Camuzzi Gas Pampeana habilitó dos de los tres medidores que había retirado.

El Eco

Días atrás se informó que a raíz de una denuncia anónima realizada telefónicamente y posterior revisación del lugar, el personal especializado de Camuzzi Gas Pampeana tomó la determinación de cortar el suministro de gas en el centenario Colegio San José y retirar los tres medidores, hasta tanto un gasista matriculado reparara la pérdida que se había denunciado.

Para los dos gasistas contratados y el personal que los acompañó no hubo descanso durante el fin de semana. Llevaron a cabo un trabajo a destajo de muchas horas revisando y reparando las cañerías del Colegio, pudiendo lograr que en la jornada de ayer las clases se reanudaran sin inconvenientes, teniendo habilitado por la empresa que suministra el gas, dos de los tres medidores.

Según se pudo conocer, desde el pasado viernes que la institución educativa y religiosa se había quedado sin gas, y comenzaron los primeros trabajos por parte de los gasistas matriculados.

Durante sábado, domingo y lunes, la tarea demandó más de 12 horas para hacer la correspondiente reparación y permitir de esta manera que Camuzzi habilitara al menos dos medidores.

Si bien el Colegio San José pudo dar las clases con normalidad, lo sucedido generó ciertas diferencias y enojos internos, ya que no cayó para nada bien el hecho que la denuncia formulada haya sido anónima.

La cuestión que en el Colegio San José se evitó tener que hacer toda una nueva instalación porque estaban los caños a la vista y fue mucho más fácil para los gasistas la presentación.

 

Preocupado

 

El intendente Miguel Lunghi al ser consultado sobre esta problemática que está afectando a varios edificios de la ciudad, se mostró preocupado ya que entiende que “no se ha hecho el correspondiente mantenimiento”.  Añadió que “hay varias escuelas cuyos edificios son de muchos años y no han tenido, a lo mejor, el suficiente mantenimiento. Pasaron los años y ante el uso intensivo del suministro por las bajas temperaturas que se vienen registraron, se originaron pérdidas en algunos sitios que se están reparando”.

En cuanto a la esfera municipal aseveró que “tuvimos inconvenientes en el Hospital Ramón Santamarina, se ha reparado bastante y el resto se está por licitar para cambiar todo lo que se tenga que cambiar”.

 

Edificios

Dentro del panorama ofrecido por los distintos edificios que presentan inconvenientes con el suministro de gas, se dio  cuenta donde funciona el Poder Judicial, situado en Uriburu entre 9 de Julio y Alem, y en donde están los Juzgados de Primera Instancia en lo Civil y Comercial 1 y 2, en Rodríguez y San Martín. Al presentar pérdidas, Camuzzi retiró los medidores hasta tanto no se repare la instalación.

Por lo averiguado, en Uriburu ya han comenzado los trabajos, teniendo que hacerse a nuevo toda la obra de gas.

En cuanto al edificio de Rodríguez y San Martín, el panorama es un poco más complicado y podría llegar a tomar un tiempo mayor volver a contar con el suministro.

Primero se debe analizar si lo que está declarado con el plano que hay en Camuzzi Gas Pampeana coincide con lo que existe en el mencionado lugar. De no haber coincidencia, automáticamente se tiene que hacer todo nuevo. Esto incluye desde la instalación hasta la colocación de artefactos, además de pruebas de hermeticidad.

Otro punto a tener en cuenta es quién se hará cargo de los costos que las reparaciones demanden. Cada uno de los edificios depende de Provincia, desde donde no hay muchas intenciones de hacer la inversión para reacondicionar las instalaciones de gas.

Para el sector de Uriburu el valor de la reparación tendría un costo mínimo de 200 mil pesos, en tanto que para los juzgados aún no hay una referencia ya que se desconoce qué trabajo es el que hay que llevar a cabo. Teniendo en cuenta que en la zona céntrica la cañería es subterránea, el valor de la reparación podría llegar a tener un alto costo económico.

Lo concreto es que ambos edificios en el tramo final de la temporada invernal se quedaron sin gas y arreglar cada uno de los lugares demandará tiempo.

 

Otros casos

Dos de los edificios ubicados en San Martín al 500, entre Rodríguez e Yrigoyen, permanecen aún sin el correspondiente suministro de gas. El primero, que se encuentra al lado del Supermercado Monarca tras un incendio que se originó en el interior de unos de los departamentos, Camuzzi al revisar las instalaciones decidió quitar todos los medidores porque encontró distintas falencias.

Hace apenas ocho días atrás, en el edificio ubicado en el misma calle a la altura 583, una acumulación de gas generó una explosión y principio de incendio que pudo ser controlado por los bomberos. Personal autorizado revisó el lugar y al encontrar pérdidas dejó sin gas el lugar.

Ambos edificios deberán ajustarse a las nuevas medidas de seguridad que exige la prestadora del servicio para volver a contar con gas. Caso contrario, como sucede en el edificio de Sarmiento al 500, los habitantes utilizan electrodomésticos eléctricos para calefaccionarse.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario