¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Concejo Deliberante votó por unanimidad una ordenanza que está vigente desde 2005

Luego de que el pasado jueves se aprobara en el recinto legislativo el proyecto de ordenanza que busca crear la Casa del Estudiante Rural en Tandil, la concejal mandato cumplido por el justicialismo Claudia Narciandi manifestó que la normativa está vigente desde el año 2005. "El Ejecutivo nunca la implementó”, dijo.

Por mayoría, el Concejo Deliberante aprobó la adhesión a la ley provincial de responsabilidad fiscal.

El Eco

Durante la última sesión legislativa celebrada el jueves 13 de diciembre, los concejales votaron por unanimidad el proyecto de ordenanza que impulsó el bloque de Unidad Ciudadana, que promueve la creación de la Casa del Estudiante Rural. La finalidad de la norma es albergar en una vivienda con ciertas particularidades a estudiantes terciarios y universitarios que provengan de localidades rurales del partido de Tandil.

Aunque con algunas diferencias, esa ordenanza se encuentra aprobada y promulgada desde el año 2005, bajo el número 9512. Así lo refirió la abogada Claudia Narciandi, concejal mandato cumplido por el PJ, en comunicación con el ciclo radial y televisivo «Tandil despierta» (104.1 Tandil FM y Eco TV).

“Me generó sorpresa saber que iban a crear la Casa del Estudiante Rural porque ese proyecto lo trabajamos muchísimo junto a otros bloques y a la Universidad, en el año 2004, y se sancionó el 22 de febrero de 2005 y finalmente se promulgó en marzo de ese año”, comentó Narciandi.

Entre las acciones que se llevaron adelante por aquel entonces, momentos en los que Hugo Escribano oficiaba de intendente interino, la exconcejal sostuvo que “con el Ejecutivo se buscó una propiedad, que estuvo muy apalabrada, pero cuando Lunghi volvió de sus vacaciones, lo desechó argumentando algún reparo porque chicos y chicas iban a convivir bajo el mismo espacio”.

Según detalla, por una decisión del actual jefe comunal, “nunca se logró poner en práctica y esto me fue notificado por Carlos Fernández que en ese entonces era el jefe de Gabinete municipal”.

Narciandi entiende que esta superposición de normativas se debe a un error o a la falta de información por parte de los integrantes del bloque que preside Rogelio Iparraguirre a la hora de elaborar el proyecto. “Cuando los concejales de Unidad Ciudadana vinieron a hacer campaña a la zona rural, mi padre les comentó que la ordenanza ya existía aunque nunca se había implementado”, resaltó.

También le apuntó a las ediles Nora Polich y Nilda Fernández que en el período que describe, eran secretaria del bloque por la UCR y presidenta del Concejo Deliberante, respectivamente. “Ambas estaban en conocimiento, trabajamos en conjunto cuando se gestó la ordenanza y ahora, nuevamente lo votaron en el recinto”, explicó la abogada.

“Creo que lo que se haga a partir de ahora dependerá del Ejecutivo porque son dos normas del mismo tenor”, evaluó Narciandi, al tiempo que indicó que la flamante ordenanza registrada bajo el número 16369 es más completa porque contempla en sus artículos lo que otrora se preveía para su reglamentación.

“La ordenanza está vigente”

Esas fueron las palabras de la concejal por la UCR Cambiemos Nora Polich. La actual edil manifestó que la ordenanza tiene plena vigencia porque no fue derogada pero el Poder Ejecutivo, aunque no implementó la norma.

“Desconozco los motivos por los cuales nunca se implementó esta ordenanza, máxime cuando por aquel entonces mi trabajo se remitía a las funciones administrativas de los expedientes dentro de la secretaría”, señaló Polich. Por otra parte, se excusó de conocer en detalle los alcances de la nueva norma porque la misma se elaboró en la Comisión de Cultura, espacio que no integra.

Según explicó, a partir de ahora hay que ver si los textos de las ordenanzas son contradictorios o complementarios entre sí para ver cuál de ellas será pasible de derogación. “Es necesario ver si la nueva ordenanza abunda en detalles que no tenía la anterior y/o viceversa”, explicó.

Similitudes y diferencias

Tanto la norma 9512/2005 como la 16369/2018 coinciden en la creación de la Casa del Estudiante Rural para estudiantes de la zona rural del partido de Tandil en su artículo 1ro.

En relación a los requisitos para ingresar al inmueble, la norma vigente estipula una limitante donde establece que no serán más de 10 personas de ambos sexos las convivientes mientras que, la recientemente votada no cuantifica moradores.

En líneas generales, en ambas ordenanzas los postulantes deberán estar sujetos a cumplimentar una serie de pautas que quedarán normadas bajo un reglamento interno y un código de convivencia. El espíritu de la norma subraya la necesidad de ser evaluados en la previa por profesionales que den constancia de la situación socioambiental de cada interesado.

A diferencia del proyecto presentado por la exconcejal Narciandi, el elevado por Unidad Ciudadana detalla entre sus artículos la necesidad de que los residentes de la casa puedan organizarse en comisiones, asociaciones civil, o consejos consultivos, para llevar adelante acciones que aporten al buen funcionamiento de la casa y tomar obligaciones contractuales.

La diferencia más sustancial radica en que la ordenanza vigente suscribe al Departamento Ejecutivo y al Concejo Deliberante como el ámbito de elección y designación de los postulantes, mientras que la votada hace poco días delega la tarea al área de la Dirección de Juventud que se desempeña dentro de la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario