¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Consejo Escolar se comprometió a cancelar la deuda con los trabajadores que reparan mobiliario escolar

Luego de que los trabajadores de la cooperativa que repara y recicla mobiliario de las escuelas alzaran su voz a través de El Eco de Tandil para reclamar el pago de 4 meses que se les adeuda de los trabajos realizados, el presidente del Consejo Escolar Cristian Cisneros se comprometió a cancelar la deuda en lo que va de la semana.

En diálogo con El Eco Multimedios, explicó que están trabajando hace cuatro meses con la cooperativa que funciona en un galpón en la fábrica Ronicevi y que el proyecto comenzó “con la propuesta que hacen ellos a través de que estaban trabajando también con el Municipio fabricando bolsas recicladas”.

“Nos hicieron una propuesta que nosotros aceptamos porque por supuesto que tenemos demanda de reparación de mobiliario, así que empezamos a trabajar en conjunto hace cuatro meses”, recordó. Y explicó que se fueron entregando distintas tandas en diferentes escuelas.

“En la semana vamos
a cancelar la deuda”

Cisneros detalló que a medida que la cooperativa les va presentando facturas, ellos van haciendo órdenes de compra en las cuales van pagando con plata del Consejo Escolar.

Pero aclaró que “no es que no se les ha pagado nada en cuatro meses. Algunos pagos fuimos cancelando. Hemos abonado casi 20 mil pesos y ahora tienen un cheque para cobrar”.

En tanto, indicó que “cuando nosotros perdemos solvencia en el cotidiano le pedimos al Municipio que nos deposite dinero, eso tarda quizás una o dos semanas, un mes pero cuando lo tenemos, inmediatamente lo pagamos. De la primera tanda que nosotros mandamos contra factura y con orden de trabajo tenemos 10 mil pesos que yo ya le había comunicado el viernes a Nicolás Carrillo (de la cooperativa) que iba a estar el lunes a las 8 de la mañana”.

“Yo comprendo la situación, comprendo que son familias que trabajan. La verdad que han hecho un gran emprendimiento, han hecho un gran trabajo. En las reuniones ellos nos transmiten la experiencia de aprender a hacer estos trabajos y la verdad que fue algo fantástico”, destacó.

Y se comprometió a “cancelar la deuda en lo consecutivo de la semana. Ahora cobraron un cheque de 10 mil pesos y en la semana vamos a cancelar lo que resta de la deuda”.

Posibles soluciones

El presidente del Consejo Escolar remarcó que trabajan con otras cooperativas, y aseguró que le parece “loable” priorizarlas. “Nosotros trabajamos con Impopar, hemos hecho a principio de año un convenio a través del cual hemos comprado toda la demanda que tenemos de calefactores. Hemos trabajado también con Nuevo Amanecer que nos provee de quesos. Muchas veces el trabajo con el Estado demanda estos tiempos, yo no lo justifico, pero quizás lo que debiéramos hacer es proponer en las escuelas donde las cooperadoras son solventes que directamente paguen ellos”, sostuvo.

En pos de buscar otras alternativas, explicó que también les hicieron la propuesta de que puedan ampliarlo hacia otros distritos. “Esto lo podemos charlar y acercarle el proyecto de ellos a otros consejos escolares. También nos pedían una certeza de cuántos trabajos íbamos a tener a fin de año. Nosotros estamos ahora tratando de cerrar los ciclos y vamos a convocar a las escuelas a que nos digan cuánto es lo necesario de acá a fin de año así que les vamos a poder dar una certeza”, afirmó.

Y agregó que “en lo que venimos trabajando hasta ahora son trabajos de emergencia, por supuesto vamos a cancelar la deuda, ese es nuestro compromiso desde el vamos”.

“El reclamo es justo”

“Semana a semana tratamos los gastos que tuvimos esa semana, el trámite lo refrendamos los consejeros escolares y lo mandamos a la Municipalidad para que abone el pago, ahí entra en un circuito administrativo que nos dan un subsidio y nosotros hacemos la liquidación a los proveedores. Tarda, no puedo decir cuánto. Yo me voy a comprometer a hacer lo que resta con la mayor celeridad posible”.

No obstante, aseguró que el reclamo “es justo, hemos trabajado bien, se han instruido, ellos tienen otras urgencias y uno las comprende, hay que llevar los alimentos a las casas”.

“Quizás habría que analizar otras variables del proyecto, como si la demanda da para que tantas personas vivan de esto, es otra cuestión. Nosotros estamos muy contentos por el trabajo realizado por ellos. Nosotros recibimos casi 11 aulas de la provincia este año, así y todo sabemos que las necesidades son infinitas y muchas veces los recursos son finitos”, sostuvo.

Y añadió que independientemente de cuánto nosotros proveamos, hay necesidad de mobiliario en el distrito, así como hay necesidad de pizarrones y de arreglo y de un montón de cosas en las escuelas”.

Además, admitió que “este emprendimiento de Ronicevi nos ha permitido tener otra entrega y otra respuesta en las escuelas”.

Finalmente, contó que les propuso a los integrantes de la cooperativa “primero saber cuál es la demanda y pedir un subsidio, conseguirlo y a partir de ahí que trabajen y entreguen. Creo que ese es el trabajo que debemos hacer, ya que si ellos no tienen los tiempos para esperar me parece que ese es el modo de abordarlo y es en lo que vamos a trabajar hasta fin de año”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario