¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El mercado inmobiliario de Tandil, entre adaptarse a la economía y esperar un repunte

El Eco

Las turbulencias de la economía argentina en los últimos 60 días con una fuerte variabilidad del valor de la divisa y diferentes medidas de parte del gobierno nacional para brindar certeza a los mercados, generó en diversas actividades reacciones diferentes. El sector inmobiliario, que tiene la valuación de sus propiedades en dólares, sintió los cambios y tuvo que readecuar sus expectativas al presente económico del país.

En diálogo con El Eco de Tandil, el vicepresidente del Centro de Martilleros, Antonio Comiso, renovó su mirada sobre el panorama a nivel local. El profesional fue consultado en julio por este medio cuando el valor de la divisa estaba en 28 pesos y ahora el dólar volvió a dar un salto hacia la franja entre los 30 y 31 pesos. Desde el mes pasado a la fecha, cuando el panorama ya era complejo, Comiso señaló que el sector tuvo que adaptarse a la economía actual para poder seguir vigente, señalado que se bajó el precio de algunas propiedades.

Con preocupación, el sector inmobiliario monitorea la economía y espera que el escenario se normalice

«No es nada fácil, el sector se va adaptando a la economía«, señaló Comiso y resaltó que «los valores que se ven en el mercado son acordes al momento actual».

Para el martillero «el dólar está muy alto, pero al momento de cotizar una propiedad hay que hacerlo en pesos por el costo de la construcción de la misma y el lugar, para luego pasarla nuevamente a dólares. Por eso hoy hay propiedades con un 15 o 20 por ciento menos de valor que hace 60 días. Por caso, propiedades que hoy están en mercado a 100 mil dólares, antes valían 120 mil dólares y no da más que para eso».

«Cuando la economía se tranquiliza el comprador siempre está, en distintas proporciones. En la actualidad algunas concreciones de operaciones hay y consultas siempre existen», afirmó Comiso al tiempo que agregó que «cuando pasa este desfasaje económico lleva un mes y medio volver a acomodarse. El problema es cuando los cambios son bruscos asustan a cualquiera»

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Deja un comentario