¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Movimiento 1 de Octubre se retiró de forma pacífica del Ministerio de Trabajo

En medio de un importante operativo de seguridad, que implicó la intervención de la Policía Federal, los integrantes de los movimientos 1 de Octubre y de Recuperación Territorial Cacique Yanquetruz se retiraron finalmente ayer a la mañana, de forma pacífica, de la sede del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, ubicada en 9 de Julio 860.

Fue tras una madrugada de suma tensión e intensas negociaciones que mantuvieron con las autoridades policiales en pos de lograr un desenlace sin violencia.

Concretamente, los manifestantes se comprometieron a salir por su propia voluntad sin ocasionar incidentes y la policía sin reprimir, evitando lo ocurrido en la vecina ciudad de Azul, donde en paralelo la líder del Movimiento 1 de Octubre, Griselda Altamirano, fue detenida en el marco de la toma de la Municipalidad.

“El acuerdo fue dejar el edificio pacíficamente, siempre y cuando no nos lastimen. No queremos que pase lo mismo que pasó en Azul, donde nuestra líder fue apresada”, explicó Cristina, una de las manifestantes, a El Eco de Tandil.

Levantada la toma, anunció que se reunirían en asamblea para definir de qué manera continuar con el reclamo. “Viajaremos seguramente a Azul para apoyar a nuestra coordinadora”, afirmó.

Por su parte, el responsable de las negociaciones, el jefe de zona de la Policía Federal, comisario inspector Fabián Agustín Guidali, confirmó que “se charló con las personas y accedieron a desalojar, inclusive limpiaron el lugar. No se llegó a una orden de desalojo, fue un acuerdo mutuo. Ellos van a seguir negociando con el ministerio, se les pidió salir y accedieron”.

El conflicto

El retiro pacífico de los manifestantes se concretó un día después de la toma que iniciaron en reclamo de un trabajo genuino con un salario digno. La medida estuvo encabezada por unas 180 familias que, con bombos, banderas, colchones y hasta elementos de cocina, irrumpieron en el lugar y se instalaron, dispuestas a quedarse por tiempo indeterminado.

Sin embargo, en horas de la noche, la policía desplegó un amplio operativo para proceder al desalojo compulsivo si no desistían de la ocupación. Los efectivos de la Federal ordenaron la interrupción del tránsito en Mitre y 9 de Julio, y también en 9 de Julio y España, despejando la zona.

La tensa situación se mantuvo durante las primeras horas de la mañana de ayer, a la espera de recibir de la Justicia una orden de desalojo, que no alcanzó a llegar, producto del fructífero resultado de las negociaciones encabezadas por el comisario inspector Guidali.

El retiro de los
manifestantes

Finalmente, tras haberles cortado los servicios de luz, agua y gas con la intención de que se vieran forzados a abandonar el edificio, las cerca de cuarenta personas -entre hombres, mujeres y niños- que aún permanecían adentro del ministerio se retiraron de forma pacífica, evitando incidentes y garantizando que el edificio se encontraría en las mismas condiciones que cuando ingresaron.

Caminaron tranquilos con sus pertenencias a cuestas hacia la esquina de avenida España y 9 de Julio, donde desde temprano los aguardaban el resto de los integrantes de la corriente, en su mayoría mujeres.

De esta manera, el conflicto se resolvió sin heridos ni detenidos. Los manifestantes, por su parte, levantaron sus pertenencias y se fueron, a pesar de no haber conseguido ninguna respuesta concreta a su reclamo. Por esa razón, advirtieron que se reunirían en asamblea para definir de qué forma continuar, y algunos incluso viajarían a Azul para apoyar a Altamirano.

Los efectivos policiales, en tanto, corrieron las vallas que habían sido colocadas en ambas esquinas y reanudaron el tránsito de vehículos y peatones por 9 de Julio.

| Video: el momento en que se retiraban

Nota proporcionada por :

Deja un comentario