¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Oído agudo

El Eco

LA CENICIENTA DE LA GESTIÓN

Hasta este Oído llegaron algunos comentarios sobre un área del Municipio de Tandil que estaría limitada en cuanto a posibilidades de acción. Si bien se ubica dentro de la Secretaría de Protección Ciudadana, que tiene un suculento presupuesto a partir de los recursos que le proporciona su propia tasa, ha quedado relegada. Es más, si el sector de Della Maggiora fue descripto como la “vedette” de la gestión por la disponibilidad de fondos, esta dirección se transformó en la “cenicienta”. Sin más rodeos ni acertijos, se trata de Defensa Civil.

Una de las quejas arribó por dos llamados, con diferencia de días, al 103 por la inundación de una vivienda en la que vive una persona discapacitada. Llegaron los bomberos que pretendían destapar los desagües a presión, pero advertían que podrían causar daños en los pisos. Esta persona rechazó la alternativa porque luego no contaba con medios para afrontar las reparaciones. Sí se sorprendió por la falta de herramientas, ya que los servidores públicos le dejaron en claro que Defensa Civil tampoco lo podría resolver porque no contaba con equipamiento.

Otro de los casos está vinculado a los ruidos molestos. Los vecinos se cansan de cursar sus reclamos por festejos fuera de horario, música alta y sonidos de vehículos que hacen explosiones en plena calle. Sin embargo, la respuesta de la voz detrás del 103 siempre los deriva a la policía por falta de móviles y de personal municipal. Esto provoca molestias, y en realidad la comuna tendría que hacerse presente, observar las situaciones e infraccionar, teniendo en cuenta que son contravenciones.

LOS GESTOS QUE NO CONVENCEN

Uno de los asuntos que sin dudas marcaron la agenda comunal versó sobre la decisión municipal de dar marcha atrás con la intención de comprar el local céntrico para Protección Ciudadana, con la astuta maniobra política de exponer el gesto del jefe comunal de poner plata de su bolsillo para subsanar la importante erogación que había realizado la administración para un alquiler que no usó.

Y como ya se respiran tiempos electorales, no se hicieron esperar las campañas por las redes sociales donde los radicales afines se dedicaron a viralizar la acción del pediatra, acompañándola con una imagen de los líderes radicales Raúl Alfonsín y Arturo Illia, como referentes políticos signados por la austeridad.

Claro que a correligionarios no afines no les gustó ni medio la campaña en cuestión. Ni que hablar de la oposición, que consideró lisa y llanamente una maniobra para intentar tapar el fiasco que resultó aquella intención de comprar un inmueble en valores millonarios en tiempos de crisis.

Una de las dirigentes más vehementes que se leyó por las redes sociales sobre el entuerto fue la concejal María Eugenia Poumé, quien tajantemente sentenció: “Quieren tapar inoperancia con una supuesta `actitud samaritana´».
A más críticas, la edil posteó en Facebook:  El «pobre» intendente decide sacar de su bolsillo 500000 pesos para compensar la ineficiencia y poco criterio de sus funcionarios… En realidad Lunghi sólo intenta evitar el cargo del Tribunal de Cuentas que caerá sin lugar a dudas por un contrato descabellado, en donde el Municipio, después de 10 meses no hizo uso del edificio, pero pagó los alquileres con el dinero de los impuestos de todos los tandilenses (…). Es decir, tan «generosa decisión», es sólo al efecto de evitar que el cargo caiga justo durante la campaña electoral.
Sería pagar lo que le van a obligar a pagar, pero por adelantado, para evitar males mayores, como por ejemplo una presentación por mal desempeño de funcionario público a uno o más de sus alfiles.
Rápido y astuto, diseña la estrategia de ser el custodio de las empobrecidas y devaluadas arcas del municipio, se transforma en el gobernante bueno que da su patrimonio por el bien común, cuando en realidad fueron sus decisiones políticas desacertadas quienes provocaron esta situación de pago de un alquiler de un edificio durante 10 meses que jamás se utilizó.
“Ay Miguel, en qué te han transformado…”

FOTO OIDO I

EXTRAÑAMOS A MORENO

En el marco de la puesta en funcionamiento del Consejo Económico y Social surgieron las primeras miradas, diagnósticos, opiniones, que hacen a la realidad de la ciudad en particular y el país en general.

Precisamente sobre las miradas y/o posturas no dejaron de descolocar a los actores que participaron de la temática social del cónclave, los dichos de dirigentes de Cambiemos que, al parecer, extrañan a funcionarios nacionales de  la era kirchnerista que en su momento supieron demonizar.

Entre las autoridades comunales y de organismos nacionales y provinciales se pudo reconocer a la secretaria de Desarrollo Social Alejandra Marcieri, el subsecretario Pablo Civalleri,  Cristian Salvi,de Anses,   Pablo Díaz Cisneros, de Pami. Al decir de las voces indiscretas que llegaron a este Oído, a la hora de trazar el panorama sobre la crisis económica y las situaciones de emergencia que se vive con la pobreza en la ciudad, dijeron extrañar a un actor político concreto del Gobierno pasado.

A más precisiones, en el crudo escenario económico y social, Salvi y compañía consideraron que el gran problema deviene de la inflación, sobre la cual, señaló,  influyen varias aristas pero principalmente los formadores de precios y allí se citó incluso a los grandes supermercadistas del pago.

Pero lo que más llamó la atención es que la alocución terminó enfáticamente admitiendo que se extrañaba a un secretario de Comercio interior como Guillermo Moreno para que intervenga contra dichos formadores. Y  si los actores presentes no salían del asombro ante semejante declaración, se sumó la adhesión efusiva del propio Díaz Cisneros y de un Magnasco aplaudiendo la moción.

CRÍTICAS Y NINGUNEOS

Una escena se reitera en cada debate del Concejo Deliberante: el justicialista Facundo Llano hace planteos duros contra la gestión del intendente Miguel Lunghi y desde la bancada oficialista le responden con los argumentos que tienen a mano. Esta dinámica que se reedita los primeros y los terceros jueves de cada mes tiene un condimento: el empeño de algunos radicales en cambiarle el apellido al legislador de la oposición que, a estas alturas, se convierte en una falta de respeto. Y así suena Llanos –con una “s” final bien marcada- en boca, principalmente, de Mario Civalleri, y alguna vez también de Alejo Alguacil, uno de los jóvenes que lo secundan.

Este jueves, cansado de esa suerte de ninguneo del presidente de la bancada oficialista, quien aún no tuvo la deferencia de aprenderse su apellido, Llano recogió el guante y en plena oratoria se refirió al exjefe de Gabinete como el “concejal Cicarelli”, en una devolución de “gentilezas”.

Esos detalles que parecen nimios y que tal vez pasen desapercibidos son también los que alimentan los vínculos entre aquellos que pretenden construir consensos para que las ordenanzas salgan por unanimidad.

 

DESDE EL MÁS ALLÁ

 

También el jueves en la sesión, el Legislativo reconoció al Grupo Vocal Surcanto y se generó una confusión de la que los protagonistas salieron con humor.  Es que María Eugenia Poumé nombró a los tres nietos de uno de los integrantes y anunció que iban a recibir el diploma en nombre de su abuelo “que ya no está”. Desde la barra, el mencionado dijo “acá estoy”, y la concejal aclaró que no lo había dado por muerto sino que pensó que no había asistido al acto. “¿Dije ya no está? Que no está quise decir. Bueno, disculpas, te di mil años más”, bromeó la legisladora al intentar salir del paso.

Y luego, para redimirse, les pidió a los integrantes del grupo que le cantaran el feliz cumpleaños a la secretaria del cuerpo Ligia Laplace, que justo era el jueves. Todo improvisado y sorpresivo, por supuesto.

Al dirigirse a los concejales para agradecer el reconocimiento a la trayectoria, Mario Lorenzo retomó el episodio y lanzó “aquí estoy, desde el más allá” y desató un aplauso y las risas de todos los presentes.

EL DEBATE POR EL FAS

Como se informó, el Ejecutivo elevó un proyecto para modificar el Fondo de Ayuda Solidaria que se debatirá en las próximas semanas. La nota que publicó este Diario con los detalles de la iniciativa generó dos comentarios de un exdirector Administrativo del Hospital, quien trabaja en el espacio político que pretende llevar a Marcos Nicolini a la intendencia.

“Hay dos temas que creo se deberían debatir”, posteó Darío Pretti desde su perfil de Facebook. En primer lugar, “que no se tenga obra social no quiere decir que la persona sea indigente. He visto ciudadanos llegando al Hospital en sus 4×4 a retirar medicamentos gratis. Por lo cual, como requisito para su otorgamiento debería haber, a mi criterio, un estudio socioeconómico que refleje la imposibilidad del ciudadano de costear el tratamiento, prótesis, etc., por sus propios medios y evaluar de esa manera si se cubre el total o un parcial del costo”.

En segundo término, el exdirector Administrativo planteó que “al hablar de una ayuda solidaria que pagamos todos los ciudadanos de Tandil, creo que debería existir una contraprestación -en la medida de lo posible- de aquel que ha sido beneficiado con la ayuda del FAS. Para que la solidaridad de un lado en un momento de necesidad se convierta en agradecimiento, cuando pueda, de la otra parte. Me refiero a una casi imposible devolución dineraria en la mayoría de los casos o a alguna actividad comunitaria que beneficie a quienes lo estén necesitando”.

Y como ejemplo, puso “a los accidentados irresponsables en choques de motos sin casco con costos enormes de tratamientos que en muchos casos se cubren con el FAS”.

Por último, expresó que “en síntesis, creo que son dos elementos para debatir que, insisto, a mi criterio van por el lado de la justicia, la equidad y la cultura de la solidaridad bien entendida, esto es de ambos lados, la ciudadanía de Tandil te ayuda si vos no podés y se lo devolvés de la manera que puedas”.

Sin dudas, un concepto innovador para un proyecto que tiene ya más de 30 años y que últimamente ha disparado varias críticas por el manejo de los recursos afectados.

 

OTRA VEZ SCARCELLA

Esta semana se viralizó una denuncia que a través de Facebook hizo una mujer que se identificó con nombre y apellido y que dijo trabajar en su momento en la oficina del vapuleado abogado tandilense Guillermo René Scarcella. Además de tratarlo de ladrón y de corrupto, en una parte de su viralizado mensaje dijo que le corría un frío por la espalda cada vez que lo veía llegar en su Mini Cooper a la oficina de calle 54, y que a veces se escondía debajo del mostrador porque si llegaba y la veía, de inmediato se escuchaba “ Celeste, en 15 te quiero arriba en mi oficina”. Después dio detalles que no vienen al caso replicar pero que una vez más dejan muy mal parado al ex mandamás de ABSA, sobre todo en tiempos donde tantas cuestiones de abusos y violaciones están saliendo a la luz.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario