¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El presidente del Procrear aseguró que el barrio se va a terminar y ató las demoras a la inflación

En diálogo con El Eco de Tandil, el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación y presidente del Procrear, Iván Kerr, brindó detalles del avance del desarrollo urbanístico de Tandil y explicaciones de las demoras que hubo y los cuestionamientos de algunos beneficiarios.

En cuanto al avance de obra, informó que en el sector 1, de las 152 viviendas que construye la empresa Coarco, fueron entregadas 151. En el sector 2, de la misma empresa, de las 144 se entregaron 123.

De la conflictiva empresa Eleprint, que tenía a su cargo la construcción de 104 viviendas, solo se entregaron dos a los adjudicatarios pero 26 fueron recibidas por el Banco.

En cuanto a las casas de Riva, las del sector 4, que suman un total de 124, fueron entregadas 60.

Por último, las de Riva del sector 5, son 104, de las cuales 58 fueron entregadas.

Es decir que de las 628 viviendas, hay un total de 394 fueron entregadas y 234 unidades que no han sido entregadas aún, de las cuales 130 aún no fueron entregadas al banco ni sorteadas.

En tanto, puntualizó que 61 se reservaron para reasignaciones de las cuales se efectivizaron 59, que se trata de los adjudicatarios de Eleprint que se cambiaron a las casas de Riva por los atrasos de la otra empresa.

“Ahora retomamos la acción con 25 familias que en su momento no calificaron para esas viviendas, y resolvimos aprobar que un grupo de beneficiarios que estaba pagando la preventa de Eleprint pase a las de Riva, inclusive las viviendas son mejores que las que venían pagando la preventa”, indicó.

Obra retrasada

Con respecto al resto de las casas de Eleprint, explicó que “tenemos que terminar la obra que viene muy retrasada, por responsabilidad de la empresa, hemos tenido que renegociar todos los contratos”.

“Una vez que las tengamos listas para entregar, como hicimos con las de Riva, convocaremos al resto de los suplentes que están inscriptos en el programa desde entonces, a los que de alguna manera les estamos dando hoy solución es a los que estaban sorteados y que no se les pudo adjudicar el total de las viviendas”, afirmó.

Enfatizó que “el desarrollo urbanístico se va a terminar igual, nosotros tenemos la obligación y compromiso de terminarlas igual, cuando tengamos avanzadas las obras por el saldo remanente de las viviendas, también haremos una convocatoria para la reinscripción de los que están sorteados suplentes, respetando claramente a los que ya han pasado por el proceso para adjudicarles estas viviendas”.

En ese sentido, recalcó que “en Tandil y en todos los desarrollos urbanísticos, respetamos los derechos de todos los que están inscriptos como titulares y suplentes”.

“Jamás en ninguna de las obras que heredamos en ejecución de la gestión anterior hemos vulnerado el derecho de nadie, y no porque seamos buenos sino porque es lo que corresponde. Además los vecinos si no los respetamos nos van a hacer saber su descontento”, manifestó.

Hacer leña del
árbol caído

El funcionario subrayó que “no podemos no decir la verdad, he leído a varios que se suben al caballo de esto para hacer leña del árbol caído, y la verdad es que hay un contrato con una empresa que nosotros no adjudicamos, que adjudicó la gestión anterior, que ha tenido serias dificultades en al ejecución de la obra”.

“Eso nos ha obligado a sentarnos con la empresa, renegociar todo el contrato para que la obra pueda continuar y se pueda ejecutar, y en el interín por los retrasos que eso ha ocasionado, hemos tratado de ir atendiendo y perjudicar lo menos posible a los beneficiarios”, aseguró.

En ese contexto, afirmó que “por eso pasamos 59 familias en diciembre, que en realidad, les hubiera correspondido seguir esperando por las de Eleprint a Riva y ahora unas 25 más, respetando el valor que tenían originalmente, incluso cuando están recibiendo una vivienda de mayor valor”.

“Cuando terminemos el total del predio con las obras que restan, también respetaremos el orden de todos los que están inscriptos, titulares y suplentes, y recién lanzaremos una nueva convocatoria si es que existieran remanentes que no estuvieran cubiertos con los que están inscriptos en esta operatoria”, sostuvo.

Una obligación

Retomando el tema de las obras de Eleprint, explicó que cuando se renegoció su contrato, se ajustó el precio de la obra a un nuevo valor para que sea “económicamente viable, que era lo que de alguna manera ponía en crisis la vigencia del contrato”.

“La obra sigue en ejecución, lógicamente con un retraso de la curva originalmente prevista. Es una obligación nuestra del programa del fiduciario que es el Banco Hipotecario y que para eso, desde el Estado nacional, le encomendamos esta gestión de administrador, y para eso cobra sus honorarios, y nuestra también como autoridades del programa de que queden habitables”, recalcó.

En tanto, aseguró que “si hay vicios constructivos debemos exigirles a las empresas que los reparen, para eso en todos los contratos de obra existen pólizas de seguro, de cumplimiento contractual, y de vicios por los próximos dos años desde que termina la obra”.

No obstante, reconoció que “en honor a la verdad, la mayor parte de las obras del Procrear tienen muy buena calidad y terminación, hay algunos casos esporádicos como éste, donde ha habido mala ejecución de obra y tenemos que hacer valer los resortes legales de contratación que se prevén justamente para estos casos”.

Demagogia

“Estamos llamando a inscripción en varios de los desarrollos urbanísticos, no como se hacía en otra época, mucho antes de que las viviendas estuvieran listas, sino cuando ya las tenemos prácticamente terminadas”, afirmó.

Y agregó que “nosotros podríamos desde el lado de la política demagógica adjudicar hoy miles de viviendas que tenemos en ejecución en el programa y muchos de esos adjudicatarios estarían contentos porque les comunicamos que ya tienen el beneficio de la vivienda, pero nos hemos dado cuenta de que eso muchas veces trae complicaciones porque empieza a correr la ansiedad”.

En cuanto a las demoras de los Procrear, sostuvo que en general se deben a un “componente básico no reconocido en los contratos que demoró la ejecución de las obras: la inflación que fue erosionando el valor de los mismos”.
“Las empresas no están dispuestas a continuar con la obra al mismo valor que habían pactado, o relentecen porque el dinero representa menos. Es una situación general de la obra pública, que heredamos cuando iniciamos la gestión en diciembre de 2015”, indicó.

Y explicó que por ese motivo sancionaron un decreto que fija para toda la obra pública un nuevo sistema de determinación de precios contemplando la inflación.

“El año pasado tuvimos bastante parálisis en obra pública. Nos costó remontarla y hoy en día se volvió a recuperar y hay récord de cantidad de empleados”, sostuvo.

La meta es entregar tres mil
lotes con servicios este año

En cuanto a los 246 lotes contiguos al predio del desarrollo urbanístico, Iván Keer explicó que “con todos los lotes con servicios la premisa que hemos adoptado a nivel comité ejecutivo es hacer todas las obras de infraestructura que demandan los mismos y estamos haciendo reinscripciones de aquellos que originalmente estaban inscriptos para que vuelvan a validar su condiciones”.

Además, indicó que en la mayoría de los casos estamos tratando de ofrecerlos con un crédito para la construcción”.
“Tenemos alrededor de 10 mil lotes con servicios en todo el programa. La meta es poder entregar 3 mil en lo que va del año”, anunció.

La situación de los suplentes

En cuanto al reclamo que llevan adelante los suplentes del barrio Procrear, quienes aseguran que los listados fueron alterados y su nueva confección es poco clara, Iván Keer dijo que en el programa “nunca se alteró el orden de suplentes y se ha enviado individualmente el orden en el que fueron sorteados en 2015 como así también las vacantes que existían a mayo de este año”.

“En breve estaremos enviando las vacantes a la fecha, teniendo en cuenta las viviendas de Eleprint que quedarán disponibles (aproximadamente 80)”, sostuvo.

Y planteó que los suplentes “han confundido el número de orden con el que participaron del sorteo con el número de orden resultante, ya que Lotería Nacional le llama ‘número de orden’ a la bolilla con la que los beneficiarios participaban”.

“Desde Anses se enviaron los listados con el número de convocatoria a los suplentes, listado que envían por un sistema a nuestra gerencia de alta de producto y que se desprende del resultado del sorteo certificado por escribano”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario