¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El titular del Centro de asistencia al ludópata reclamó certezas para definir el futuro de la oficina local

El anuncio sobre el posible cierre de los diez centros de asistencia al ludópata que dependen de la Provincia, entre los que se encuentra el de Tandil, generó gran preocupación y puso en alerta a todo el equipo de trabajo, que aguarda certezas frente a las distintas versiones que circulan.

El complejo escenario se desencadenó cuando se les informó a los coordinadores de las dependencias que se encuentran en Avellaneda, Bahía Blanca, La Plata, Mar del Plata, Morón, Necochea, Olavarría, Pergamino y Vicente López la decisión del Instituto Provincial de Loterías y Casinos de dar por concluido el programa de Prevención al Juego Compulsivo.

Si bien se propuso la continuidad del tratamiento de los pacientes en los Centros Provinciales de las Adicciones (CPA), aún no hay certezas sobre las condiciones de la eventual integración.

“Son varias aristas frente a una bajada política poco clara que nos tiene preocupados hace un par de meses”, por lo que “esperemos que se solucione pronto”, resumió el coordinador del Centro de Prevención y Asistencia al Juego Patológico, Martín Modaffari.

“Tensión”

El psiquiatra a cargo de la oficina local trazó ante El Eco de Tandil un complejo escenario, a la vez que repasó las gestiones que promueven en conjunto con las demás oficinas tendientes a revertir el actual escenario.

En primer término puntualizó que el Instituto Provincial de Loterías y Casinos (IPLC) emitió un comunicado en el que informaban que “se despegaba” del programa de Asistencia al Jugador Compulsivo, que cuenta con diez centros en toda la provincia.

La situación generó “tensión” hacia el interior de la dependencia dado que aún no tienen certezas sobre la continuidad de la iniciativa, que se promovió en conjunto con el Ministerio de Salud y empresas privadas para atender la problemática.

“Primero se dijo que iba a continuar y a extenderse a toda la provincia junto a los centros de adicciones (CPA), y ahora no sabemos si vamos a integrarnos, si vamos a funcionar en el mismo lugar o nos van a cambiar”, planteó el psiquiatra, que sumó el “estado de angustia y ansiedad” que provocó la medida.

Insistió que persiste “cierta incertidumbre” por una información que “aún no es clara” por parte de la Secretaría de Adicciones y del Instituto de Loterías, y que el principal temor es que no continúe el programa.
“Estoy esperanzado en que esto se va a solucionar y que la actividad va a continuar”, expresó.

Equipo de trabajo

En la actualidad, en la dependencia provincial que funciona en Colombia 620 cumple tareas un equipo integrado por un psiquiatra, dos psicólogos, personal administrativo y de mantenimiento.

En ese sentido advirtió que el personal se mantiene expectante y en alerta frente a las novedades ya que no todos los integrantes del equipo se encuentra en la misma situación laboral.

En tanto, defendió la actividad desarrollada al señalar que el nivel complejidad de la patología y de asistencia que mantuvo durante los últimos años resulta argumento suficiente para bregar por la continuidad del trabajo.

Gestiones

Modaffari apuntó a la Provincia como responsable del esquema generado y pidió respuestas de las autoridades que intervienen en esta política.

En esa línea se respaldó en el permanente contacto que mantiene con los coordinadores de los nueve centros restantes y enumeró las gestiones impulsadas tendientes a informar sobre esta situación.

Entre las acciones, los concejales del Frente para la Victoria presentaron un proyecto de resolución dirigido a la ministra de Salud, Zulma Ortiz, en el que solicitaron que se garantice la continuidad de los profesionales y del espacio que funciona en la ciudad.

Además dijo que la semana que viene tiene prevista una reunión con el director de Salud Mental, Luciano Grasso, para ponerlo en conocimiento de la situación.

El programa

El Programa de Prevención de Asistencia el Juego Compulsivo comenzó a funcionar en 2005 a partir de la suscripción de un convenio entre el Ministerio de Salud y el Instituto Provincial de Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires.

En esos espacios se brinda atención gratuita e integral a personas que presenten dificultades para controlar el impulso que los lleva a jugar de manera compulsiva, y asistencia a familiares o referentes afectivos que se acerquen solicitando asesoramiento y contención.

El programa cuenta además con el servicio telefónico 0-800-444-4000 que brinda orientación, prevención, derivación y contención anónima.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario