¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En defensa de la educación pública, se realizó un abrazo simbólico a la Escuela Ernesto Sábato

La actividad, enmarcada en el plan de lucha que llevan adelante los docentes universitarios, se realizó ayer al mediodía. Participaron trabajadores del sector, padres y alumnos de la institución educativa. El objetivo fue volver a visibilizar el reclamo por la educación pública, pidiendo por mejoras salariales, presupuestarias y condiciones dignas para estudiar y enseñar.

Rody Becchi

En el marco del plan de lucha que llevan adelante los docentes universitarios agrupados en la Conadu Histórica, ayer al mediodía se realizó un abrazo simbólico a la Escuela Nacional Ernesto Sábato, en defensa de la educación pública, pidiendo por mejoras salariales, presupuestarias y condiciones dignas para estudiar y enseñar.

Finalizada la actividad, se realizó una nueva asamblea interclaustro con el objetivo de seguir discutiendo las medidas de fuerza en reclamo de un 30 por ciento de aumento salarial.

Por tal motivo, docentes, no docentes, graduados, alumnos y vecinos se reunieron ayer a las 12.30 en la Escuela Nacional Ernesto Sábato, que depende de la Unicen, para realizar un abrazo simbólico a la institución. Hasta allí también se acercaron las concejales de Unidad Ciudadana, María Eugenia Poumé y Silvia Nosei.

La docente del establecimiento educativo y miembro de Adunce, Verónica Gargiulo, explicó a El Eco de Tandil que “el abrazo simbólico está enmarcado en las medidas de fuerza que llevamos adelante desde hace bastante tiempo y hoy tenemos la particularidad de que muchísimos padres han venido a acompañar y apoyar esta lucha”.

Planteó que “la situación universitaria es muy complicada en este momento” y, en ese marco, contó que “hace dos días tuvimos una asamblea masiva interclaustro, a la que asistió el rector de la Universidad para darnos datos concretos de la situación presupuestaria en la que se encuentra la Universidad. A esto hay que sumarle la cuestión salarial”.

Gargiulo marcó que “acá lo que está en riesgo es que en poco tiempo ya no se puedan pagar los servicios porque el presupuesto no alcanza”. Remarcó que “la Argentina es educación pública, por eso en esto tenemos que estar todos”.

Puntualmente sobre el reclamo salarial, confirmó que “desde la Conadu Histórica, que es la federación donde el gremio Adunce está, se rechazó la oferta, que fue realmente vergonzosa. Ahora tenemos que esperar un nuevo llamado del Gobierno”.

En ese sentido, recordó que los docentes universitarios no tienen “un aumento salarial desde noviembre. Sí en mayo nos dieron un 5 por ciento, que lo decidieron unilateralmente por fuera de la paritaria, y ahora nos ofrecieron sumarle un valor similar. Con lo cual, teniendo en cuenta que se dice que vamos a llegar a un 38 por ciento de inflación, nadie puede vivir con eso”.

Finalmente, consultada sobre las próximas acciones, la educadora anticipó que “junto al Frente Gremial Docente, tenemos programado hacer el próximo feriado del 20, a las 15, un festival artístico por la educación pública en 9 de Julio, entre Pinto y San Martín. Invitamos a todos a participar”.

La situación

Cabe consignar que, en el marco de la lucha que vienen llevando adelante los docentes universitarios, el segundo cuatrimestre no se inició el 6 de agosto como estaba previsto en el calendario académico, aunque en la Unicen se determinó tomar las mesas de examen como estaba pautado.

Para esta semana, el Congreso de la Conadu Histórica, celebrado el pasado viernes, resolvió un cese total de actividades en las universidades públicas de todo el país.

La última reunión paritaria, convocada el lunes por el Ministerio de Educación nacional, se desarrolló en simultáneo con la asamblea interclaustros realizada en la Unicen, donde el secretario general de Adunce, Martín Rosso, expuso que no había optimismo con respecto a la nueva propuesta salarial y que las acciones iban a continuar hasta el final de la semana.

Luego de una prolongada reunión, el Gobierno nacional ofreció un incremento del 5 por ciento a mayo –que ya perciben- y un 5,8 por ciento a agosto no acumulativo, totalizando un 10,8 por ciento a ese mes. La Conadu Histórica rechazó de plano lo que consideran una nueva “provocación”, ratificando su reclamo del 30 por ciento de incremento salarial con cláusula gatillo. El resto de las representaciones gremiales se sumó al rechazo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario