¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Hospital Santamarina recibió una donación importante de aparatología

La Asociación Terapia para Niños Tandil donó aparatología para el servicio de Neonatología del Hospital Municipal Ramón Santamarina. La compra fue posible gracias al dinero recaudado en el Mega Festival Familiar, realizado en mayo pasado, en el club Unión y Progreso. “Estamos muy contentos”, afirmó el jefe del servicio, el neonatólogo Miguel Barichello, agradecido por la colaboración recibida el último viernes.

Concretamente, las representantes de la asociación, Sandra Bruno, Gabriela Lelú, Irene De Los Santos, Claudia Rodríguez y Nilda Fernández, junto a Nancy Sánchez, de Mujeres con Fe, hicieron entrega de un equipo de luminoterapia led de última generación; dos bombas de infusión a jeringa; un oxímetro de pulso; un monitor multiparamétrico; un halo cefálico y un resucitador manual.

El material fue recibido por el subdirector médico del Hospital Felix Godoy, junto al doctor Barichello y la jefa de enfermería del área Gladys Reboredo.

“Hoy es un día muy especial y estamos muy contentos por poder contar con esta nueva aparatología que se suma para mejorar la que tenemos actualmente”, manifestó el responsable del servicio en diálogo con El Eco de Tandil.

Concretamente, confirmó que el equipamiento consiste en “un equipo de luminoterapia led de última generación, un monitor multiparamétrico y dos bombas empujajerinjas que son de mucha utilidad para nosotros, dado a que podemos utilizarlas en distintos tipos de tratamientos para pacientes de extremado bajo peso”.

Contó que, previo a su adquisición, desde la Asociación Terapia para Niños Tandil se les consultó qué era lo que precisaban. Admitió que, en tiempos donde la tecnología avanza constantemente, es necesario irse renovando en la instrumentación con la que cuentan, que además se va desgastando con los años de uso.

En cuanto a la demanda actual, el doctor Barichello detalló que en el Hospital Ramón Santamarina manejan “un promedio de sesenta a setenta partos mensuales. Aproximadamente entre un 5 y un 10 por ciento de esos pacientes que nacen tiene ingresos a neonatología por diversos motivos, así que mensualmente están ingresando entre 5 y 10 pacientes nuevos”.

La solidaridad
de la gente

Por su parte, Irene De Los Santos admitió que estaban todas muy conmovidas y emocionadas por la concreción de la entrega. “Parece mentira, hemos trabajado tanto para esto, en realidad siempre para nosotros es poco. Somos muy ambiciosas y siempre queremos más. De hecho, todo lo que logramos fue gracias a la ayuda de la gente, de las donaciones y del trabajo de la comunidad, así que estamos muy agradecidos”, expresó.

“Esto es una muestra del trabajo conjunto y de que todos juntos podemos más”, remarcó. Motivadas por los logros alcanzados, anticipó entonces que irán “por más” y próximamente lanzarán una rifa, también para adquirir aparatología de neonatología. “Vamos a seguir comprando cosas que siguen necesitando”, garantizó.

Una movida
“muy importante”

Desde la Asociación Terapia para Niños Tandil, recordó que el equipamiento fue adquirido gracias al dinero recaudado en el festival realizado en mayo pasado a beneficio del servicio del nosocomio público.

“Se nos ocurrió, junto con las chicas de Mujeres con Fe, hacer un mega festival, que se concretó en Unión y Progreso, el pasado 13 de mayo. Trabajamos muchísimo para ello. Nos movilizamos para conseguir el espacio, vender los bonos colaboración y conseguir cosas donadas. Se hizo un espectáculo donde todos los artistas participaron ad honorem, así que fue una movida muy importante, de muchísimo trabajo nuestro y de toda la gente que vino a colaborar”, admitió.

Celebró así los resultados que obtuvieron, materializados este viernes con la entrega del equipamiento, que si bien dijo que “parece poquito, es mucho para el servicio y para los pacientitos que lo necesitan”.

En ese sentido, como agente de salud, De Los Santos remarcó que “tener los medios para poder llegar a lograr optimizar el cuidado del paciente, en este caso del neonato, no tiene precio, porque estar en esa situación tan estresante, donde vos sabés lo que podés hacer y no tenés las herramientas, es muy angustiante. Entonces, es realmente muy importante lo que estamos haciendo, aunque tal vez no se dimensiona, pero sí al momento de trabajar”.

Por lo tanto, deseó que “lo disfruten y lo usen muchísimo, que lo gasten bien y que sepan que vamos a seguir trabajando para poder aportar todo lo que más necesiten”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario