¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La Directora de Normal aclaró que la calefacción funciona con normalidad

Esta mañana el ingreso de los estudiantes de la Escuela Normal del turno matutino quedó sujeto a la temperatura del interior del lugar: si la calefacción estaba encendida entraban, de lo contrario se mantendrían en el exterior del colegio y harían “una sentada” como forma de protesta frente a la baja temperatura que sufrieron durante las clases del día miércoles. En relación a ello, Susana Copponi, directora del establecimiento explicó que la caldera sufrió un desperfecto mecánico.

Al parecer, el flotante del tanque de expansión se trabó y cortó la circulación de agua por las cañerías. Aclaró que las calderas están en perfecto estado y fueron encendidas hace un mes, a una temperatura baja para templar el ambiente. Luego, cuando el frío comenzó a intensificarse, se elevó la temperatura.

Copponi comentó que en la noche del martes observaron que los radiadores comenzaron a enfriarse y la temperatura de la escuela descendió, hasta que el miércoles por la mañana el edificio se encontraba frío. Sin embargo, a las nueve se destrabó el flotante y se trabajó en la purga de los radiadores para la correcta circulación del agua, lo que permitió que hoy estuviera cálido dentro del lugar. Sólo resta revisar cuatro radiadores para identificar averías y detectar los motivos de su falta de funcionamiento.

Mencionó que por la tarde una mamá llamó preocupada por lo que pasaba y se le explicó los motivos de la situación. Asimismo, aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a toda la comunidad educativa: “Estamos para una única razón, formar. (…) Creo que también tenemos que formar un poquito en la paciencia y un poquito en el deterioro de las cosas, porque hay negligencia en los cuidados”.

También brindó un panorama general acerca de la colaboración de las familias con la cooperadora de la escuela y detalló que no alcanza el 25% de la matrícula. Enfatizó que la cooperación es necesaria a través del abono de la cuota por familia y que, de esta manera, se podrían alcanzar muchas cosas que no es posible con el simple aporte estatal, como los elementos de limpieza. Hizo referencia al accionar del Consejo Escolar, el cual sólo entrega estos elementos a las instituciones que tienen merienda reforzada o comedor, por lo que los reciben únicamente para el jardín, pero es insuficiente. “Un bidón de lavandina por mes no alcanza. Pero bueno, Consejo Escolar hace lo que puede con los recursos que tiene”, opinó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario