¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La explosión interna de un calefactor en la Escuela Granja reavivó el alerta en la comunidad educativa

Sucedió ayer a la mañana cuando los alumnos intentaron subir la temperatura. Las autoridades educativas concurrieron al establecimiento y se procedió al recambio del aparato. Se trató de una explosión interna que afortunadamente no dejó heridos, pero generó temor en la institución y reavivó la preocupación de toda la comunidad por las graves falencias en infraestructura escolar.

El Eco

Ayer a la mañana, en la Escuela de Educación Secundaria Agraria 1 “Dr. Ramón Santamarina” -exEscuela Granja-, explotó un calefactor en una de las aulas cuando los alumnos intentaron subir la temperatura. A raíz de lo sucedido, los directivos dieron aviso a las autoridades del Consejo Escolar, quienes asistieron junto a un gasista matriculado. Afortunadamente, no hubo heridos y el artefacto ya fue reemplazado por uno nuevo.

Lo cierto es que el hecho, que se registró en las primeras horas, reavivó el alerta y la preocupación de la comunidad educativa de Tandil por las visibles falencias edilicias en distintos establecimientos escolares, que en los últimos días debieron suspender las clases por diferentes inconvenientes.

“Teníamos un calefactor viejito que varias veces se había apagado. La semana pasada estuvo el gasista del Consejo Escolar, lo arregló, pero hoy los alumnos quisieron subirlo y se asustaron porque se apagó solo”, contó la vicedirectora de la escuela, Valeria Ibáñez, en diálogo con El Eco de Tandil.

Rápidamente, los estudiantes fueron trasladados a otro salón y se dio aviso al Consejo Escolar. La educadora cortó la electricidad y el gas en ese sector, y abrió las ventanas, a la espera de la llegada de las autoridades educativas, quienes arribaron a la escuela a los pocos minutos y resolvieron cambiar el artefacto por uno nuevo.

“La solución que nos dieron es cambiar el aparato para mayor seguridad de los chicos”, afirmó Ibáñez, ya que advirtió que el artefacto que tuvo inconvenientes “es muy añoso y está ya muy manipulado”.

La preocupación de los padres

Por su parte, la madre de uno de los alumnos de la institución manifestó en diálogo con “Tandil Despierta” su preocupación y alertó que días atrás ya se sentía olor a gas en la escuela.

Al respecto, la vicedirectora aclaró que “en realidad lo que pasó es que durante la semana, el calefactor se había pagado. Cuando llamamos al gasista del Consejo Escolar, vino, hizo el arreglo que creyó pertinente, pero evidentemente no fue la solución y, por lo tanto, el aparato va a ser cambiado”.

Remarcó que “en una institución escolar no nos podemos arriesgar y es lo mejor que podemos hacer por el momento. Por eso, ellos están teniendo clases ahora en otra aula. Esto va a ser una solución definitiva”.

Revisiones periódicas

En cuanto al mantenimiento de los calefactores, Ibáñez contó que a principios de año, el Consejo Escolar realiza una revisión de todos los artefactos de gas para garantizar las condiciones adecuadas. “Algunos se arreglan; otros se cambian. Se revisan todos antes de encenderlos y habían estado en supuestas buenas condiciones. Lo que pasó en este caso es que se apagaba todo el tiempo porque es viejito, además estamos en una zona donde corre viento, entonces, tenemos estos imponderables y la solución es cambiarlo por uno más moderno”, afirmó.

Finalmente, aclaró que previo a la explosión de ayer ya habían hecho un relevamiento y comprado calefactores nuevos para instalar en otras aulas. No obstante, y a raíz de lo sucedido, afirmó que atenderán “la urgencia” y luego continuarán con el resto.

En total, la vicedirectora precisó que cambiarán “tres artefactos y el mantenimiento es periódico”. Llevó tranquilidad entonces a la comunidad educativa del establecimiento y garantizó que “la situación está bajo control”.

 

“Cuando esto sucede, el protocolo es inmediato”, aseguró Cisneros

Por su parte, el presidente del Consejo Escolar de Tandil, Cristian Cisneros, dialogó con “Tandil Despierta” sobre lo sucedido. En primer lugar, detalló que ni bien vio la llamada de los directivos de la exEscuela Granja, se acercó al establecimiento junto al consejero escolar Facundo La Banca.

En el lugar, también se hicieron presentes el delegado de Suteba, Federico Bidegain; Roberto Garijo, integrante del grupo técnico de profesionales; y el gasista matriculado, responsable de la escuela, Claudio Schort.

Una vez allí, constataron que hubo una explosión interna de un calefactor que, por lo que le comentó la directora del establecimiento, se habría apagado y los chicos intentaron encenderlo.

A raíz de lo sucedido, aseguró que desde el Consejo Escolar se comprometieron a cambiar el calefactor inmediatamente por uno nuevo. “Nosotros nos ocupamos de las cuestiones técnicas. Recibimos una llamada de la escuela, el gasista estuvo el viernes y revisó el artefacto. El no me había indicado cambiarlo, nosotros la indicación de cambio de calefactores la tenemos a través de los mismos gasistas matriculados que tenemos en las escuelas, así que lo habrá visto en condiciones”, afirmó.

Sin embargo, después de lo sucedido, Cisneros reiteró que desde el organismo se acercaron a la institución, vieron la situación y actuaron en consecuencia. “Por suerte no sucedió nada”, manifestó.

Protocolo de acción

Finalmente, recalcó que “los protocolos de acción que tenemos son inmediatos en este sentido. Tenemos 91 edificios a cargo, 157 servicios educativos, más de mil calefactores y alrededor de 20 calderas en las escuelas, más hornos. Cuando esto sucede, el protocolo es inmediato. Tenemos los gasistas matriculados asignados a cada una de las escuelas, así que nos llaman e inmediatamente lo enviamos. Si no se quedan conformes, también tienen los teléfonos. Tenemos guardia permanente para atender la demanda constante”.

En este caso, el presidente del Consejo Escolar confirmó que “recibimos una llamada de la directora, Jorgelina Preciado, el jueves pasado. Enviamos el gasista y revisó las conexiones, y había dejado todo en orden, por lo que me dijo”.

Aprovechó “el momento entonces para recomendar que si se apaga un calefactor, por favor nos llamen o llamen al gasista matriculado asignado”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario