¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

D’Alessandro insiste con la antena de Gardey y presentó un amparo por el servicio de telefonía

La vecina localidad de Gardey

La demora en la respuesta por parte del Enacom a las gestiones impulsadas para mejorar la calidad del servicio de telefonía móvil en Gardey motivó un pedido de  intervención a la Justicia, en un intento por lograr resolver la problemática que aqueja a los vecinos de la localidad rural. Tras el amparo, quedó habilitada la feria y en un plazo de cinco días, el Juzgado en lo Contencioso Administrativo 12 resolverá la solicitud.

La acción fue presentada a través de la fundación Que Sea Justicia, que cuenta con el patrocinio del abogado Mauricio D’Alessandro, y contempla el dictado de una medida cautelar autónoma en virtud de la cual se le ordene al Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones) que en el plazo de diez días proceda a reinstalar los equipos y/o antenas de telefonía celular necesarios para permitirles a los residentes el uso de la red, “en condiciones normales”.

La presentación además implicaba un pedido para que se habilitara en carácter de “urgente” la feria judicial de invierno, a los fines de atender y proveer la solicitud. Esa primera cuestión se resolvió con celeridad, horas después de ingresar la denuncia.

“Vamos a tratar de que con el pedido de la Justicia tengamos mayor velocidad para resolver el problema”, resaltó el precandidato a concejal por el massismo.

LEE TAMBIÉN: A través de una medida cautelar, D’Alessandro reclamó la antena para Gardey

 

Antecedentes

Como se informó en estas páginas, a comienzos del mes pasado el Enacom intimó al Municipio a desactivar el sistema repetidor instalado para mejorar la señal de telefonía celular en Gardey, al establecer que la estación era “clandestina” y que carecía de autorización para su funcionamiento.

A partir de allí, el Ejecutivo defendió la decisión de colocar los dispositivos con argumentos que apuntan a que esos equipos distribuidos en distintos puntos de la localidad rural son de “venta libre” y no necesitan permisos para funcionar ya que no utilizan el espectro radioeléctrico, como sí lo haría una antena.

A la par de la intervención que impulsó D’Alessandro, con un pedido concreto avalado por las firmas de vecinos, autoridades de la Secretaría de Protección Ciudadana se reunieron con autoridades del ente nacional.

En ese marco, el Enacom anunció que emitiría en los próximos 20 días una resolución formal en pos de establecer las alternativas necesarias para garantizar el correcto funcionamiento de las comunicaciones en la localidad rural.

oficio

 

La medida cautelar

Aún sin respuestas, se cursó un pedido de habilitación de feria, que ya fue aceptado, y el urgente dictado de una medida cautelar autónoma para abordar la problemática.

En el documento, impulsado por Guillermo Esteban Benavente, en su carácter de presidente de la fundación Que Sea Justicia, repasaron los hechos y expusieron que la medida del Enacom -que ordenó desmantelar la estación clandestina por no contar con la debida autorización- resultó de “suma gravedad” para los vecinos del lugar, que “desde entonces se encuentran virtualmente incomunicados, con equipos celulares que no funcionan ante la falta de señal y las derivaciones que esa falta de comunicaciones trae en materia de seguridad, salud, etc.”.

Pese a las gestiones, “no hubo ninguna actividad administrativa dirigida a poner fin -o, al menos, paliar- esta problemática”, circunstancia que convenció a las autoridades de la fundación a promover el pedido de medida cautelar, en resguardo de los “legítimos derechos” de los residentes de la localidad.

En definitiva, como producto de la “irresponsable decisión de las autoridades del Enacom, los habitantes de Gardey y sus alrededores se encuentran desde hace más de un mes imposibilitados de realizar una comunicación de telefonía celular, aunque igualmente deben pagar puntualmente los abonos que tienen con sus respectivas compañías”.

En función de lo señalado, “venimos a solicitar el dictado de una medida cautelar autónoma en virtud de la cual se le ordene al Enacom que -en el plazo de diez días que se le fijen al efecto- proceda a reinstalar en la localidad de Gardey los equipos y/o antenas de telefonía celular necesarios como para permitirles a los vecinos del lugar y sus alrededores el uso de la red de telefonía celular, en condiciones normales”.

 

Sin respuestas

En Tandil, donde estuvo en el marco de las actividades de campaña, D’Alessandro confirmó que la presentación se concretó ayer, en el Juzgado Contencioso y Administrativo 12, mediante la cual solicitaron al Enacom que “obligue” a las empresas a prestar el servicio de telefonía celular.

Recordó que, cuando decidió abordar el reclamo, el Ejecutivo se reunió con autoridades del organismo nacional que confirmaron que la resolución saldría en 20 días.

El plazo “venció hace una semana”, y ese fue el motivo por el cual presentaron el amparo, ya que “todavía no hay respuesta del Enacom”, aunque aseguró que el titular de la entidad, Miguel de Godoy, le confirmó que se estaban ocupando del tema.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario