¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

La policía negocia el desalojo de la sede del Ministerio de Trabajo de Nación

El movimiento 1 de Octubre tomó ayer la sede del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, ubicada en calle 9 de Julio 860, en reclamo de “un trabajo genuino con un salario digno”. Los manifestantes afirmaron que se mantendrán adentro del edificio por tiempo indeterminado, ya que consideran que es la única posibilidad de luchar por un puesto de trabajo que les garantice estabilidad.

Por la noche, un importante número de efectivos policiales, principalmente de la fuerza Federal, además de una ambulancia del Hospital Santamarina, se emplazó en las puertas de la toma con la clara intención de proceder al desalojo de las oficinas de la delegación nacional.

Horas de suma tensión reinó hasta pasadas la medianoche, donde los uniformados confiaron que se aguardaba por más refuerzos, provenientes de Mar del Plata, para proceder al desalojo compulsivo si los demandantes no desistían de la ocupación.

Los efectivos de la Federal ordenaron la interrupción del tránsito en Mitre y 9 de Julio, y también en 9 de Julio y avenida España, que estuvo a cargo de la policía bonaerense, quedando la arteria libre de vehículos y con los negocios cerrados para poder tener mayor campo de acción a la hora de efectivizarse el desalojo.

La comunicación vía celular de los agentes que arribaron desde Mar del Plata con sus superiores fue casi una constante, cumpliendo órdenes para que todo lo programado se realice tal cual lo previsto.

Gritos

Desde el primer piso del Ministerio, en el momento que la plana mayor de autoridades policiales se encontraba apostada en pleno 9 de Julio, comenzaron a escucharse diferentes amenazas de quien están tomando el edificio público. “Tenemos bombas molotov para cada uno de ustedes”, fue la permanente amenaza expresada, mezclada con un desafiante “vengan a sacarnos”.

Teniendo en cuenta esta situación y que en el interior de la oficina había menores, desde la fuerza policial se optó por aguardar la llegada de una mayor cantidad de efectivos que duplicaran a los que se encontraban en el interior de la dependencia, para llevar adelante la tarea que vinieron a cumplir a Tandil.

La toma

La toma comenzó alrededor de las 8.30 y estuvo encabezada por los referentes de la agrupación, Griselda Altamirano y Jorge “Mono” Lezica, quienes estuvieron acompañados por varias familias que arribaron con bombos y banderas dispuestas a desalojar al personal que estaba realizando sus tareas cotidianas.

En las puertas de la dependencia nacional colocaron además una bandera del Movimiento de Recuperación Territorial Cacique Yanquetruz, perteneciente a la corriente.

Allí, los manifestantes les prohibieron el ingreso tanto a los trabajadores como a la gente que se acercó a realizar algún trámite. En tanto, quienes ya se encontraban adentro del edificio, pudieron salir, pero no volver a ingresar. A causa de ello, la actividad se vio interrumpida y se reanudará recién cuando se desocupen las instalaciones.

En medio de la medida, el vocero de la agrupación, Darío Cuin, aclaró a El Eco de Tandil que no desean obtener una ayuda social, sino una oportunidad laboral con una retribución totalmente en blanco para que no tengan que someterse a cobrar una porción en negro y que les permita mantener su familia, que en algunos casos son numerosas.

“Tomamos el edificio y vamos a permanecer hasta que nos den una respuesta. Queremos un trabajo genuino con salario digno porque lo que nos plantea el Gobierno es un apoyo de 4 mil pesos, que no nos alcanza para nada. Lo que queremos es un trabajo; no un apoyo económico”, explicó el hombre.

Aclaró que, hasta el momento, no habían podido conversar con ninguna autoridad del Ministerio de Trabajo y confirmó que permanecerán hasta ser atendidos.

“Vamos a seguir con la toma por tiempo indeterminado, hasta que nos den una solución. Somos todas familias de Tandil, Griselda Altamirano está con nosotros, pero en este momento se encuentra en una reunión”, contó Cuin.

Explicó que “esta movida la queremos hacer a nivel nacional, pero hasta el momento es provincial. Estamos con otras tomas en otros lugares”.

“Tenemos gente
capacitada”

Volvió luego sobre la necesidad de trabajo y afirmó que dentro del movimiento hay “gente muy capacitada en todo sentido, tanto en repostería, panadería, herrería, como albañilería. Y todos estamos desempleados”.

Mientras tanto, contó que viven de “changas” y con la ayuda del movimiento 1 de Octubre, a través de la entrega de mercadería, como así también de material para el arreglo de techos en sus viviendas.

Por último, precisó que son alrededor de 180 familias de Tandil las que se encuentran en esta situación. “El Gobierno nos quiere subsidiar con 4 mil pesos, pero lo que queremos nosotros es un trabajo. No estamos pidiendo una ayuda económica, sino empleo”, finalizó Cuin.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario