¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Le salvó la vida a una niña de 11 años poniendo en práctica lo aprendido en el curso de reanimación cardiopulmonar

El hecho ocurrió el pasado sábado, en una fiesta de cumpleaños y cuando todos estaban en la pileta por el intenso calor. Las maniobras de RCP hechas por un joven de 17 años permitieron que la víctima siga con vida.

Sosa encontró en Godoy Cruz un lugar para explotar sus condiciones.

El Eco

Jerónimo Arzuaga es un joven que está a punto de cumplir 18 años y que el pasado sábado fue el protagonista de una historia que lo tuvo como el salvador de una vida. Todo se desencadenó en un festejo de cumpleaños, donde la niña de 11 años sufrió una descompensación en el momento en que se encontraba disfrutando de la pileta. Gracias al trabajo realizado por Jerónimo, mientras el servicio de emergencia del Hospital en una ambulancia del SAME concurría al domicilio, logró reanimarla.

Según estudios realizados entre el 90 y 95 por ciento de los casos de personas que sufren una paro cardiorrespiratorio y no reciben tratamiento inmediato acaban en muerte. El denominado RCP es un procedimiento de emergencia para salvar vidas que se utiliza cuando la persona ha dejado de respirar o el corazón ha cesado de palpitar. Esto puede suceder después de una descarga eléctrica, un ataque cardíaco o ahogamiento.

El protagonista de lo acontecido recibió a El Eco de Tandil en su domicilio y contó qué pasó en la calurosa tarde del pasado sábado, cuando se transformó en héroe.

“Un amigo, que se llama Emiliano, me invitó a la fiesta por el cumpleaños de su prima que cumplía 11 años (NdR: a pedido de la familia se preserva nombre de la menor y dirección de la vivienda). Esto pasó cerca del Monte Calvario, donde hay una quinta con una pileta”.

La celebración venía desarrollándose normalmente entre amigos y familiares que estaban festejando un nuevo año de la niña. “Recuerdo que eran alrededor de las 14 y el calor era intenso por lo que nos metimos todos a la pileta. Durante un tiempo estuvimos divirtiéndonos, pasando un grato momento y refrescándonos ya que la temperatura era alta”.

Lo que venía siendo un divertido festejo de repente mutó en nerviosismo y desesperación de todos los presentes, al observar que la niña había perdido los signos vitales por una descompensación.

El “salvador”  narró que “hubo un instante que no sabemos cómo, porque sabe nadar desde los 4 años, la cumpleañera estaba flotando en el agua. Un familiar la ayudó a sacarla del agua y en ese momento gritó ‘no está reaccionando’, por lo que todos los presentes nos preocupamos de lo que pasaba”.

Desesperación

Continuó narrando que “la chica quedó a un costado de la pileta y llegó el papá corriendo y desesperado intentando que reaccione, cosa que no podía lograr. Estaba cerca, noté que no estaba respirando y le pedí al padre  que se apartara, porque en su buena fe estaba tratando que escupiera el agua pero haciendo maniobras que no eran las indicadas. Fue ahí que apliqué lo que había aprendido. Mientras les dije que llamaran a la ambulancia del Hospital, le practiqué RCP y al minuto la joven empezó a reaccionar. La gente del SAME llegó de inmediato pero en el mientras tanto la niña necesitaba atención urgente que por suerte se la pude dar, realizándole compresiones de pecho”.

Aseveró que “tras ser trasladada en la ambulancia al Hospital, estuvo un día en observación y ahora ya está bien y en su casa. Luego que pasó todo este mal momento y que su hija estaba atendida por los médicos, el padre me mandó un audio dándome las gracias por lo hice. Me dijo que tuve una actitud en frío, cuando todo era nerviosismo y confusión, y que reaccioné para salvarle la vida. Fue el momento justo para aplicar lo que me habían enseñado. En el centro de salud le dijeron que todo lo que había hecho estaba bien, que era la manera de proceder y que gracias a esos primeros auxilios la chica estaba viva”.

 

Ganas de aprender

Muchas son las personas que tienen ganas de aprender para incorporar conocimientos o para lo asimilado poder volcarlo en una situación de mucha tensión,  como la que se vivió en pleno festejo de un cumpleaños.

Al ser consultado que lo llevó a interesarse en saber hacer una reanimación cardiopulmonar explicó que “estudio en la Técnica 1 que está en Fulg y Azcuénaga, y nos vinieron a invitar de Cruz Roja para aprender a realizar un RCP. Como es una información que siempre es útil me anoté y lo hice. Anteriormente los profesionales Claudio Vulcano y Walter Ríos nos mostraron como era el curso”.

Tras la experiencia vivida dijo que “quien tenga la posibilidad de hacer este tipo de cursos que lo haga, porque ayudan a salvar vidas. Aprendí el RCP sin saber si algún día lo iba poder aplicar”.

También el hecho marcó el camino que elegirá una vez que egrese del Secundario. “Este será el último año en la escuela y en el 2020 comenzaré a estudiar la carrera de enfermería. Tenía planeado desde hace tiempo atrás estudiar enfermería y ahora con todo esto que me tocó vivir me gustó mucho más”.

RCP

La reanimación cardiopulmonar o como se la conoce en forma abreviada RCP, es un conjunto de maniobras temporales y normalizadas intencionalmente destinadas a asegurar la oxigenación de los órganos vitales cuando la circulación de la sangre de una persona se detiene súbitamente, independientemente de la causa de la parada cardiorrespiratoria.

Los principales componentes de la reanimación cardiopulmonar básica son la activación del servicio médico de emergencias dentro o fuera del hospital y la asociación de MCE (masaje cardíaco externo o compresiones torácicas) con respiración artificial (ventilación artificial). Otros componentes relacionados incluyen la maniobra de Heimlich y el uso de desfibriladores externos automáticos.

Las recomendaciones específicas sobre la RCP varían en función de la edad del paciente y la causa del paro cardíaco. Se ha demostrado que cuando la RCP es puesta en práctica por personas adiestradas en la técnica y se inicia al cabo de pocos minutos tras el paro cardíaco, estos procedimientos pueden ser eficaces en salvar vidas humanas, como ocurrió el pasado sábado, cuando una joven seguirá disfrutando de la vida porque apareció en su camino Arzuaga, con sus conocimientos de reanimación a cuestas.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Esta nota no permite comentarios