¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Los vecinos de Roser al mil plantearon problemas por la falta de recolección de residuos

Los frentistas de la cuadra de Roser al mil plantearon los inconvenientes que padecen debido a que no pasa el servicio de recolección de residuos. Si bien hace años que sufren por la falta de regularidad del servicio, el problema se agravó a partir del inicio de la obra de repavimentación de la avenida Bolívar, donde las calles aledañas permanecieron cortadas y no siempre podían ingresaban los camiones.

En principio, señalaron que el Municipio no les informó la interrupción parcial o total del servicio, situación que provoca que los vecinos deban sacar e ingresar las bolsas en forma continua o acopiarlas en algún espacio de sus casas. Sumado a esto, no tienen certezas sobre cuándo se regularizará el recorrido.

Por otra parte, cada vez que ponen los residuos en los canastos o basurines y los recolectores no pasan, deben juntar los desperdicios ya que los animales -tanto gatos como perros y aves- rompen las bolsas y desparraman todo el contenido. Además, la vulnerabilidad es mayor en esa zona de la ciudad que se encuentra a metros del Cerrito del Libertador, espacio verde por el que circula gran cantidad de canes.

Vivir para
limpiar

Sumado a esto, los animales trasladan los desperdicios hacia los lotes baldíos que lindan con el Cerrito, ubicados enfrente de las viviendas, donde se acumulan y tardan mucho tiempo en desaparecer. Mientras tanto, los vecinos están obligados a limpiar o a observar ese panorama desde las ventanas de sus hogares.

Otro inconveniente es que junto a la falta de recolección y el incremento de la basura desparramada, comprobaron la rápida proliferación de roedores en las inmediaciones, lo que agregó otro foco de infección.

La irregularidad en la prestación del servicio que cumple la comuna es anterior a la ejecución de la repavimentación, aunque se volvió más frecuente con el inicio de la obra sobre la avenida Bolívar, en principio sobre el sector hacia Avellaneda y ahora con la mano a López Osornio.

Como ejemplo, los frentistas describieron que durante toda la semana pasada no contaron con recolección de residuos. Como consecuencia, la cuadra estaba muy sucia. Y agregaron que con el aumento de la temperatura, la basura genera olor, más presencia de moscas y otras alimañas.

En tanto, la semana anterior el camión de la Dirección de Servicios había pasado un solo día por Roser al mil. Esta prestación esporádica e impredecible provocó el enojo de los contribuyentes, que decidieron comunicarse con esta Redacción para plantear sus quejas y reclamar una respuesta urgente por parte del Municipio.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario