¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Martilleros advirtieron que los trámites en las escribanías no alcanzan para evitar las estafas

El presidente del Centro de Martilleros de Tandil, Salvador “Turi” Zangari recomendó consultar a un profesional matriculado al momento de la compra y venta de inmuebles. Frente a las estafas que salieron a la luz en las últimas horas a partir de la oferta de terrenos que tienen dueños y fiscales, aclaró que la escribanía sólo certifica la fecha y firma, pero no certifica el dominio y el libre deuda sobre el bien a escriturar ni los datos catastrales ante los organismos provinciales.

Tal como informara este Diario, se denunciaron ante la Justicia varios casos de estafas a partir de la venta de terrenos ubicados en distintos sectores de la ciudad. Los damnificados advirtieron que está operando una banda organizada y con buena logística, que logró que decenas de vecinos cayeran en el engaño y entregaran cuantiosos ahorros.

Ante esta situación, Zangari salió a decir que “lo venimos advirtiendo hace tiempo. Sabemos bien que la gente necesita tener su vivienda, su lote para progresar en la vida, pero en realidad tiene que informarse mejor. Siempre tendría que ver a un martillero y corredor público matriculado, que tiene un Tribunal de Disciplina, está colegiado”.

Y sostuvo que “leí en el Diario que van a certificar una firma en una escribanía. No es garantía de nada. Es garantía de que el otro firmó y de que es la persona”. Al mismo tiempo, indicó que no tramitan “certificados de dominio ni inhibición para saber si el lote es el que debe ser”.

El presidente del Centro de Martilleros enumeró que para tomar los recaudos pertinentes, el comprador “tendría que tener el certificado de dominio e inhibición, certificado de catastro por un agrimensor para que realmente sea el lugar y la ubicación de ese lote por la cédula catastral por la Provincia de Buenos Aires”.

Al tanto de
los casos

De acuerdo a los datos que manejaba, el martillero manifestó que “ha pasado mucho en lotes que han tenido quiebra, como en Villa del Lago. Hay gente que está comprando cosas que no son reales”.

E insistió en que “un martillero y corredor público es el que tendría que intervenir, pedir un certificado de dominio e inhibición y verificar la titularidad y toda la papelería de ese inmueble”.

Desde su rol en el Centro de Martilleros, afirmó que les llegó información sobre las estafas. “Hay gente que nos ha consultado, pero ya nos consultó tarde; hay gente que le han vendido un lote. Tenemos una versión que le vendían el seguro también -seguramente era trucho- y un día le vendieron un lote, le sacaron todos los ahorros y nunca encontraron a esa persona. Y el lote era de otra persona, y si tenía titularidad, puede ser fiscal, puede estar en una quiebra, puede estar la persona inhibida por más dinero de lo que vale la propiedad. Creo que tienen que verificar todo eso”.

Internet, solo
para mirar

En relación a la oferta y comercialización por medios virtuales, Zangari indicó que “con internet estamos trabajando nosotros también, como martilleros y corredores públicos, pero en realidad hay que verificar a quién se le compra, hay que estar en el lugar. Por internet, solamente la información: hay un lote, punto. Creo que con internet no se puede ni depositar ni dejar ningún dinero ni nada por el estilo”.

En cuanto a los consejos para evitar estafas, recomendó chequear que el inmueble cuente con certificado de dominio e inhibición y cédula catastral con la ubicación del lote. “Para eso está el martillero y corredor público que puede mirar y es el profesional sobre el tema. Lo puede verificar. Después, a una escribanía van para la escritura. Pero solamente con certificar la firma, no ganan nada; ganan una fecha cierta y una firma real, nada más”, resumió el presidente del Centro de Martilleros de Tandil.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario