¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Más allá del fideicomiso que lanzó Nación, el Ejecutivo pide «que se hagan las obras prometidas

Obras inconclusas, preocupa al Ejecutivo

El Eco

El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, garantizó este lunes que las obras públicas que encaró el Gobierno nacional «no se van a detener» y anticipó que, para ello, se pondrá en marcha un fideicomiso que permitirá asegurar el financiamiento.

Según el funcionario, «la llamada causa de los cuadernos ha generado incertidumbre sobre la continuidad de las obras públicas, pero éstas obras no se van a detener y las de PPP (Participación Público Privada) van a comenzar».

En conferencia de prensa, Dietrich resaltó que han «trabajado con el equipo del Gobierno para asegurar que ésto suceda. Y hemos decidido constituir un fideicomiso, que va a permitir que los aportes de los bancos para financiar (las obras) vayan a través de este fideicomiso del Estado a las empresas».

Por restricciones internas y normativas internacionales, los bancos necesitan esperar al desarrollo del caso judicial de las empresas involucradas en las causas de corrupción antes de acordar el otorgamiento de un préstamo. Como las obras de PPP deben comenzar en octubre -y la investigación puede tomar más de un año-, el Gobierno resolvió crear el fideicomiso que sirva como vehículo de intermediación para destrabar los créditos de corto plazo que se estaban negociando, basándose en la experiencia de lo que ocurrió con los proyectos de infraestructura en Brasil y en Perú, durante el caso del Lava Jato y sus ramificaciones en el exterior.

Dicho instrumento, al que el ministro calificó como «una herramienta financiera para darle fluidez a la obra pública», será administrado por la cartera de Transporte, y el Banco Nación aportará un capital de 200 millones de dólares para las empresas que tienen la concesión de los seis corredores viales ya licitados (N.d.R= entre ellos el que implica mejoras para la traza urbana de la Ruta 226 que pasa por Tandil) y otros 30.000 millones de pesos para descuento de los certificados de obra, según precisó el presidente de esa entidad, Javier González Fraga.

En diálogo con El Eco de Tandil, el secretario de Obras Públicas, Roberto Guadagna, estimó que «no sé si será la mejor herramienta la del fideicomiso pero necesitamos que las obras prometidas y pensadas para un lugar tan importante como la Ruta 226 se hagan».

La figura del fideicomiso, según explicó el funcionario municipal, busca dar mayor certeza a los participantes en las obras de Participación Público Privada. «El escenario es complejo y no sabemos cómo seguirá a corto plazo el tema de la causa de los cuadernos que implica que los bancos, que tienen otras legislaciones, tengan mayores recaudos antes de meterse con temas de financiación», sostuvo.

«El fideicomiso terceriza el financiamiento y permite poder comenzar las obras que estaban previstas para el último trimestre del año», detalló Guadagna.

Ajuste

Consultado sobre cómo se transita el segundo semestre, Guadagna trazó un panorama complejo ya que aseguró: «Queremos terminar lo que estaba en marcha». Por caso detalló que el mayor inconveniente se da en el dinero que se gira desde el Gobierno nacional no así en el que estaba estipulado por la Provincia ni por los fondos afectados en el presupuesto municipal.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario