¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Mejorar el estado de las calles demandará como mínimo tres meses de trabajo

El ultimo temporal de lluvia que afectó a Tandil además de los daños que causó en distintos domicilios donde el agua ingresó, generó que todos los trabajos de reparación de calles que se venían realizando se vieran afectados severamente.

El director general de Vialidad, Sebastián Pedro, habló sobre el trabajo que se está realizando desde el pasado sábado. Dijo que “después de la última lluvia volvimos al estado anterior de la tormenta grande pasada que se dio el 9 de abril. Es decir no logramos salir aún de la situación postormenta”.

Indicó que “la semana anterior estábamos en un 95 por ciento de calles reparadas de tierra y hemos retrocedido. En la actualidad toda la periferia está muy rota”.

Según Pedro estabilizar las calles de la ciudad demandará aproximadamente tres meses “siempre y cuando no vuelva a presentarse un diluvio como el del viernes pasado”.

En cuanto a las tareas que se están llevando a cabo para recomponer las calles señaló que “estuvimos haciendo los accesos principales de la mayoría de los barrios y empezamos a trabajar en las de menor circulación. Se ha tapado las cortadas importantes en Las Tunitas en Del Libertador y Uspallata, mañana (por hoy) seguiremos y vamos a estar en Potrerillos, Soldado Argentino, Ayacucho y el resto. En La Movediza ya estuvimos en Suárez García, trabajamos en Chapeaurouge, levantamos arena en Santa Cruz y vamos a continuar con el resto”.

Más calles

Agregó que “en lo que es el barrio Golf sufrieron mucho la erosión de las calles por las pendientes que hay. Se trabajó en calle Fiori, Linstow y Grothe. Continuaremos con el resto ya que está por ejemplo Esquerdo cortada. Hay muchas calles cortadas señalizadas con tambores. Hubo gente trabajando en Don Bosco, Francia, Estado de Israel, Suiza, en barrio Palermo, en calle Independencia, se hizo la tarea completa en calle Chapaleuofú; en Darragueira; en Paraguay y O’Higgins de Villa Cordobita y en Segundo Sombra donde a raíz de un conducto que estaba semitapado hubo una serie de inundaciones, por lo que hubo que sacar el conducto y ahora estamos viendo para reposicionarlo. En ese lugar se hizo un trabajo de drenaje”. Especificó que “arrancamos la tarea en lo que son calles principales o por donde andan los colectivos y de ahí nos vamos a las arterias de menor circulación”.

Fuimos a la Blanqueada, Pavón y Guascalde y en la zona de Villa Laza repasamos también calles. Esto es lo que se ha realizado desde el día posterior a la tormenta a la actualidad”.

Arreglos

El funcionario manifestó que “todo lo que vengo nombrando son calles de tierra que en el momento de la tormenta es poco lo que se puede hacer. Si bien tenemos la suerte que las inundaciones duran 4 o 5 horas como mucho, por la topografía que tenemos el agua escurre a una gran velocidad que nos erosiona todas las calzadas de tierra”.

Narró que “lo primero que se hace se ponen vallas y tambores y posteriormente en el primer día sin lluvia se tapan las cortadas. Luego cuando la calle se orea un poco se hace el rastreo de calles con la moto niveladora y así reconformar cada una de las arterias. Esto lo hemos hecho en pocas cuadras, hasta ahora se hizo tapado de pozos importantes y en muy pocas lo de reconformar”.

Recordó que “se nos han presentado tres fuertes lluvias que nos han complicado: la del 22 de febrero que rompió mucho, la del mes de abril y esta última

También los baches

Pedro contó que “el enemigo principal de la calle de asfalto es la humedad en el paquete estructural que es lo está por debajo. El asfalto no tiene una capacidad resistente importante más que el desgaste, no es una estructura como el hormigón. El pavimento asfáltico es una carpeta que se pone después de hacer un buen paquete estructural debajo para que no se desgaste”.

Explicó que “si el paquete estructural se empieza a mojar pierde resistencia y se empiezan a generar los baches. En Tandil hay pavimentos de todas las clases, los cuales se empiezan a fisurar y eso hace que después de la lluvia se filtre agua. Al filtrarse al paquete estructural y con la circulación de los autos donde esta fisurado se transforma en bache. Por eso se ve que después de una lluvia afloran un montón de pozos”.

Plan de repavimentación para
varios sectores de la ciudad

Quienes recorren la ciudad a diario se habrán encontrado con distintas calles de asfalto que realmente están muy deterioradas con casi un pozo de grandes proporciones al lado de otro. Una de las arterias muy rota es Gaucho Rivero, calle que el Municipio tiene en carpeta para volver a pavimentar.

El director general de Vialidad al respecto sostuvo que “hay un plan de repavimentación importante y Gaucho Rivero es una de las zonas en donde se volverá a hacer. En ninguna ciudad no es muy común que se repavimente, por lo general se tiende a realizar pavimentos nuevos y el Municipio a través de la Secretaría de Obras Públicas ha conseguido fondos de Provincia y Nación logró apuntar la repavimentación”.

Agregó que “la vida útil de un pavimento puede ser de 10 a 20 años como mucho, si se observan las rutas cada siete años se repavimentan. Esa es una vida útil promedio, hay zonas en la ciudad que el pavimento tiene 30 años por lo que están totalmente deteriorados”.

Añadió que “hacer repavimentación en costos no es muy distante de hacer una cuadra nueva de pavimento en otro lado. A veces se intenta mejorar zonas anegadas de barro y no repavimentar calles en mal estado que se circula mejor que si fuesen de tierra. En este caso -dijo- se consiguieron fondos para las dos cosas: pavimentos nuevos y repavimentar”.

Más calles

Dentro del programa de repavimentación que la ciudad tendrá sostuvo que “se va a repavimentar avenida Avellaneda desde Buzón hasta Paz. También avenida Buzón desde Marconi a Belgrano. Se hará avenida Del Valle desde Perón hasta Chacabuco. Se realizará casi toda la calle Beiró. Luego se harán las tres cuadras de Monseñor de Andrea y el acceso a Cerro Leones que es lo que recuerdo”.

Detalló que “se harán con diferentes fondos, los de Provincia ya se licitaron y están haciendo cateos en la zona de Avellaneda. La empresa que salió adjudicataria de la obra hace perforaciones para ver en qué estado está el paquete estructural. La repavimentación que se va a hacer es de lo mejor en la actualidad. Con el trabajo que se hará el pavimento durará mucho”.

El adoquinado

Al ser consultado sobre el trabajo que se viene realizando sobre el empedrado, , más específicamente en Mitre entre 4 de Abril y Alsina, especificó que “el trabajo en calles con adoquines es muy artesanal y esa zona donde la empresa estuvo realizando el refuerzo cloacal del centro, no consiguió mano de obra especializada, está trabajando a prueba y error y de todo lo realizado (NdR: el pavimento quedó hundido), se levantará gran parte y se volverá a hacer. Nosotros como inspección debemos garantizar que quede lo mejor posible”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario