¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Obras de urbanización que comienzan a transformar la vida de doce mil tandilenses

La geografía de esos populosos barrios de Tandil se va modificando, como se va modificando el humor de su gente, que pese a algunos trastornos por el desarrollo propio de las obras, reciben con satisfacción las intervenciones, que les permitirán acceder a todos los servicios básicos, circular y desplazarse mejor, comunicarse de manera más fluida con el resto de la ciudad e incorporar espacios para actividades y encuentros.

Entre los tres barrios la urbanización abarca noventa manzanas, cincuenta de Barrio Parque Movediza y El Tropezón y cuarenta de La Movediza, en las que actualmente viven 2.243 familias, de acuerdo a los últimos datos oficiales, que hablan además de cerca de doce mil personas en esas zonas. Sin dudas lo que tiene más entusiasmados a los vecinos es saber que cuando los trabajos concluyan se completará la provisión de todos los servicios básicos; gas natural, agua potable y cloacas y se extenderá el tendido eléctrico, se mejorará la iluminación, habrá más cordón cuneta, algunas cuadras de asfalto, veredas, nuevos espacios recreativos, educativos y deportivos, así como una mejor señalización y forestación.

De acuerdo a información brindada por la Secretaria de Planeamiento y Obras Públicas del Municipio el mayor avance se da en La Movediza, barrio en el que los trabajos comenzaron en los primeros meses del año y que en algunos de los casos se encuentran finalizados, como el tendido de la red de cloacas, algo similar a lo que ocurre con la red de agua. Las obras de cordón cuneta por otra parte, se encuentran en la mitad de su ejecución total, mientras que el tendido de la red de energía eléctrica fue ejecutado en un 68 por ciento, según el mismo informe.

En su última recorrida para supervisar la marcha de los trabajos, el intendente Miguel Lunghi reiteró la satisfacción por el constante avance de los emprendimientos de urbanización y consideró que «estas son las obras que transforman la realidad y la calidad de vida de miles de vecinos y de los barrios. Son obras históricas, no solo por el volumen de la inversión, más de 220 millones de pesos en infraestructura, si no también por lo que representan para la integración social, la calidad de vida, para desarrollar los barrios y hacer un solo Tandil», consideró el jefe comunal.

Precisamente uno de los espacios pensados en el plan de urbanización para la integración de los vecinos son los Edificios Nido, adonde el Municipio implementará actividades educativas y formativas, recreativas, de capacitación y promoción, complementando el desarrollo de la infraestructura con el desarrollo social y comunitario. Muchas de esas actividades ya están en marcha a través de un convenio alcanzado entre la comuna y la Fundación Pachacamac, que lleva adelante una escuela de fútbol y talleres de carpintería y cocina, entre otras iniciativas que se realizan en el Envión del Barrio y en el Centro Integrador Comunitario, a la espera de la construcción del nuevo edificio, que se encuentra  a la espera de un nuevo llamado a licitación debido a cambios en proyecto desde el gobierno nacional.

En cuanto a las tareas en Barrio Parque La Movediza y El Tropezón, se trata de la más incipiente de las tareas de urbanización integral, que comenzaron a ejecutarse semanas atrás y que lleva un avance significativo en la construcción de cordón cuneta y en la instalación de redes eléctricas. En tanto, en los últimos días se pusieron en marchas las labores destinadas a la provisión de redes de agua potable y desagües cloacales.

En sus declaraciones Lunghi elogió la decisión del presidente Mauricio Macri de impulsar desde el Estado Nacional el desarrollo del programa de urbanizaciones integrales, y afirmó que «este tipo de planes permite que se haga todo junto, que todos los servicios y mejoras se realicen de manera completa en las zonas seleccionadas. El trabajo con el gobierno nacional ha sido excelente y esta tarea coordinada, luego de muchos meses de gestiones y de elaborar los aspectos técnicos de los proyectos, ha permitido que ya las obras estén en plena ejecución en los tres barrios y estamos recibiendo los fondos comprometidos por Nación», detalló.

El jefe comunal explicó además que «estas obras de enorme magnitud, que son imposibles de realizar con fondos propios de los Municipios, son una gran decisión del Presidente y que se llevan adelante a través del Ministerio del Interior y Obras Públicas de la Nación. Es un aporte fundamental que se hace desde el Estado Nacional para poder seguir consolidando el gran desarrollo que tiene Tandil, una de las ciudades intermedias que más crece en el país y que como planteamos queremos que sea la ciudad media más importante de la Argentina».

 

Magnitud de las obras

En cuanto al barrio La Movediza, funcionarios comunales adelantaron que se está trabajando en los procesos de diseño y de elaboración de los pliegos licitatorios de la segunda etapa de obras, que abarcará veredas, rampas y refugios, para comenzar con la provisión de los mismos y una vez que estén finalizadas las obras de redes, se procederá con la colocación. Del mismo modo se está actuando con las especies arbóreas y el mobiliario urbano.

Por otro lado y en forma paralela la empresa de gas Camuzzi entregó en los últimos días el proyecto parcial de la red de gas para que la firma contratista adjudicataria de la obra pueda comenzar los trámites de presentación de carpeta, para su aprobación y posterior comienzo de las labores. Lo que demuestra que el trabajo conjunto entre distintas áreas del Municipio como de entes nacionales y empresas privadas deben ser coordinadas para llevar el proyecto a buen puerto.

Finalmente Lunghi insistió en resaltar el aspecto humano de la urbanización que va más allá de la infraestructura en sí misma; “que son aspectos centrales para el desarrollo de Tandil, pero que no solo tienen el impacto directo en esas 90 manzanas donde están las obras si no en toda la ciudad. Tener integración social hace que mejoren todos los barrios, que haya mejor convivencia, también tiene relación con la prevención y la seguridad, con la salud, con la educación, con todos los aspectos de la vida», sostuvo

«Ya están todas las obras en marcha de las primeras licitaciones que realicemos, en breve sacaremos las licitaciones de la segunda etapa y tercera etapa. Se está trabajando a un muy buen ritmo con un avance importante. El plazo para terminar todas las urbanizaciones de estos tres barrios es de 27 meses, por lo que a principios o mediados de 2019 estarán completadas», completó entusiasmado el jefe comunal.

web_obras

Los vecinos de La Movediza destacaron el avance

La fisonomía del barrio La Movediza está cambiando radicalmente con las obras detalladas. Pero no es solamente una cuestión estética, sino que los vecinos de la zona destacan principalmente las mejoras en la calidad de vida que les traerá este programa.

Sara, comerciante de Azucena y Los Rosales, destacó la importancia que tuvo para ellos la obra de asfalto, que se llevó adelante el año pasado pero enfatizó que esperan con ansias las obras de cloacas y gas.

“Es lo que más necesitamos, no tener cloacas es complicado, es un presupuesto y el gas también, el gasto de garrafa es muy grande. Esos servicios sin duda te cambian la vida, implican más comodidad, y ahorro. No es lo mismo que estar luchando con garrafas, vaciando pozos”, manifestó.

En cuanto al asfalto, resaltó que “ha cambiado mucho, es otra cosa. Se nota que hay más tránsito, todo es más fácil. Yo hace tres meses que tengo negocio y ahora pasa el colectivo por la puerta y eso nos beneficia porque nos ve más gente”.

En tanto, afirmó que “en los carteles dice que va a pasar el gas y las cloacas, esperemos que así sea. Estamos todos a la expectativa porque por más que esté anunciado hasta que no se concrete, no se sabe”.

web_MOVEDIZA1

Esperando el gas

María, de Paseo de los Niños al 2000, manifestó su anhelo de que pronto se lleve adelante la obra de gas.

“Con el cordón cuneta y asfalto van bien pero lo que más nos interesa es el gas por el frío que está haciendo y la leña esta carísima. Están asfaltando las calles principales que son por las que pasa el colectivo, se nota la diferencia. Ojalá asfaltaran todo, porque le da otra vista al barrio, está más lindo”, sostuvo.

 

Importante crecimiento

Ezequiel, de Paseo de los Niños y De la Canal, afirmó que “el barrio está creciendo mucho, se vienen haciendo todas las obras. Ahora están haciendo cordón cuneta, iluminación, y se nota la diferencia”.

“Yo personalmente estoy contento, la gente se queja cuando llueve por el barro pero es porque está todo en movimiento. Yo ya tengo todos los servicios, llegó todo. Ahora casualmente están terminando el cordón cuneta en la esquina de De la Canal, y hará un mes que terminaron de pasar el gas. Se nota que el barrio está creciendo mucho y estamos muy agradecidos”, subrayó en diálogo con El Eco de Tandil.

web_MOVEDIZA2

“No se olvidaron de nosotros”

Por su parte, Romina, otra de las vecinas, consideró que “va quedando lindo el barrio. La verdad que no se olvidaron de nosotros, pensamos que se habían olvidado pero no”.

“El cordón cuneta está quedando precioso, el asfalto también quedo lindo. Gas y cloacas ya pasaron. Ahora sí se empieza a ver que el barrio no está olvidado”, manifestó.

En tanto, Mirta, quien vive y tiene una peluquería en Salta y La Pastora expresó su alegría porque días atrás pasaron las cloacas por la puerta de su casa. “El avance es muy importante para el barrio. Yo tengo gas hace 3 años, pero ahora van a hacer cordón cuneta y todavía no se pueden conectar las cloacas, son tres meses más o menos porque ahora tienen que pasar los tubos grandes por La Pastora, pero la obra ya es un hecho”, sostuvo.

Y confió que la obra más esperada fue en su momento la del gas porque “gastaba muchísimo en garrafas”.

Explicó que “en un momento lo vi a Lunghi y le agradecí y le expresé el deseo de tener cloacas y asfalto. Ahora sería el tema de seguridad lo que falta, que haya cámaras, porque a mí nunca me pasó nada pero uno escucha los hechos delictivos que hay en el barrio”.

“Vivo acá hace 8 años y creció mucho, yo no pensé que en tan poco tiempo iba a tener todo, gas, cordón y cloacas”, admitió.

 

Calidad de vida

Griselda, otra vecina, que además tiene comercio en La Pastora y Los Jazmines, planteó que las obras representan una “mejora importante” y admitió que “nos sorprendió el tema del gas, yo no lo esperaba y creo que a la mayoría de los vecinos tampoco. Falta la conexión que nos corresponde a nosotros pero ya está hecho”.

“Yo estoy disfrutando un poco del asfalto porque estoy en la esquina, se está viendo en el barrio a nivel general un crecimiento en todas las cosas. A mí particularmente me ha sorprendido mucho. Lo vi crecer muy rápido, en poco tiempo y está quedando hermoso”, expuso.

Y agregó que “es gratificante. No tengo ninguna queja, al contrario. Yo vivo acá desde 1999, pero mi esposo creció prácticamente acá. De nada en poco tiempo cambió todo, este último tiempo está cambiando de manera abrupta la calidad de vida del barrio”.

“Hay que disfrutarlo, es parte de la dignidad, de vivir mejor. Me encanta. Algunos vecinos por ahí se preocupan de cuánto cuesta la conexión domiciliaria de los servicios pero yo les digo que no bajen los brazos, que vean cómo hacer para avanzar y tenerlos”, afirmó.

 

La otra cara de la urbanización

Por otra parte, un grupo de vecinas de la calle De la Canal, entre Salta y Formosa, que quedó afuera del Plan de Urbanización Integral, expresó su enojo por no haber sido incluidos.

Viviana González aseguró que “esta cuadra está olvidada. No tenemos cloacas, es un desastre, se nos llenan los pozos. Yo vivo acá hace 50 años”.

“Cuando vino Lunghi a La Movediza a mí me dijo que nos iban a poner las cloacas, yo tengo el gas en la puerta pero todavía no lo puedo conectar, sale muy caro. Necesito las cloacas urgente, el agua de la cocina la tiro a la calle y lo voy a seguir haciendo hasta que Lunghi venga a decirme algo, así le explico que necesitamos las cloacas urgente”, sostuvo.

Y aseguró que cada 15 días tienen que desagotar los pozos, lo que les sale alrededor de 900 pesos.

“En mi casa hay 4 pozos, no se puede vivir así, un día se te viene todo abajo, como se cayó un baño del fondo de la casa de mi abuela que está en esta cuadra, se vino abajo”, lamentó.

Y advirtió que “a Lunghi le digo que no quiero llegar a poner una manguera en el pozo del baño y sacarlo a la calle pero que me dé una respuesta porque lo hago”.

Por su lado, Liliana Décima cuestionó que “nosotros vamos a la Municipalidad, juntamos firmas pero no nos explican por qué no nos incluyen en las obras. Yo hace 27 años que vivo acá”

Nota proporcionada por :

Deja un comentario