¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Otro premio para la doctora Paula Martínez

Por Ana Pérez Porcio

“Este año presenté mi programa ‘Diga 33’ a Aptra para concursar por el Martín Fierro en el rubro Temas Médicos en Radio”, comenta Paula a El Eco de Tandil.

-Ya lo había ganado anteriormente.
-Sí, me había presentado en 2015 y lo gané. Me presenté el año pasado, estuve en la terna, nominada, y ganó un programa de Jujuy, que se llama “Saludarte”.
-Cuéntenos lo de este año.
-Me nominaron, estuve en la terna compitiendo con un programa de Formosa y otro de Misiones y bueno… esta vez la suerte estuvo de mi lado, la estatuilla fue para “Diga 33”.
-¿Cuándo fue la entrega?
-El sábado 29 de Julio en el Hotel Amerian V de Termas de Río Hondo. Al mediodía Aptra nos entregó los diplomas y a la noche se realizó el gran evento de gala.
-De modo que fue su tercera nominación.
-Y segundo Martín Fierro por mi programa. Tandil ya tiene dos Martín Fierro en radio FM. Fue un orgullo para mí representar a la ciudad adonde actualmente vivo. Fue maravilloso porque en general el rubro Temas Médicos llega al final, por la letra T. Antes empezaban por Agropecuario, después Conducción y así, en orden alfabético. Esta vez abrió la fiesta en el rubro radio Temas Médicos y el primer ganador fue mi programa, no lo podía creer, no había tenido tiempo de ponerme nerviosa, recién me había sentado, estaba por empezar a comer la entrada y de pronto la alegría de mi hija menor que me acompañó esta vez, me decía “mamá ganaste, mamá ganaste”. Fue una emoción increíble. Esta vez fui mucho más tranquila al escenario, hice una dedicatoria y agradecimiento corto y me puse a disfrutar de la fiesta.
El año pasado cuando volví de la fiesta con mi nominación, tuve el gran dolor de perder a mi operador técnico, coequiper, colaborador, Rubén Chialva. Fue muy duro volver a la radio, estuve un mes sin hacer el programa y tuve que volver a armarme, con mi Diga 33, sola.

Stand up radial

-¿Y cómo se maneja actualmente?
-Lo que hago ahora es como un stand up pero con el formato de siempre, cultura, música por sobre todas las cosas que van marcando el tiempo, como un ordenador cronológico, personajes de la historia, cosas de la vida, y en el medio, sale el tema médico que a pesar de estar muy adornado todo con herramientas que tienen que ver con la cultura, siempre son datos veraces obtenidas de fuentes confiables, revistas médicas prestigiosas, chequeadas, porque, aunque me divierta mucho, estoy haciendo periodismo médico y en eso no puedo fallar.
-¿Le lleva más tiempo armarlo?
-Sí, por supuesto, me cuesta más ordenarme con los bloques porque ahora yo sola soy mi conductora, me dirijo a mí misma, no es fácil, porque soy muy dispersa en la vida en general. En el trabajo mientras escribo una historia clínica, llamo al laboratorio y mientras hablo con otro celular con algún colega o alguien de mi casa. Tengo tres celulares, parezco Tato Bores con los teléfonos. Entonces en la radio me pasaba eso y Rubén me ordenaba. Ahora me ordeno sola, me hago carteles, escucho el programa y veo las palabras que uso como muletillas y me hago ayuda memoria en la computadora para no repetirlas, en fin, es todo un ejercicio y un trabajo. A mí me encanta, porque si bien trato de ser prolija intento no quitarle creatividad. Yo salgo de la radio y ya estoy pensando en algo nuevo que voy a hacer en el próximo programa.

“Muchas veces pienso
en función de un cuento”

-¿La realidad diaria la ayuda para encontrar temas?
-Muchas veces estoy en el banco y observo una situación y pienso, esto es para la radio, o para escribir un cuento, me subo al auto y voy hablando sola como ensayando un bloque o un escrito, un día de estos me van a hacer la boleta pensando que hablo por teléfono, pero voy ensayando mi stand up del próximo programa. Muchas veces pienso en función de radio o pienso en función de un cuento que voy a escribir.
-¿Qué le dejan los premios, además de saber que va por buen camino?
-Me gustan. Es un cambio interesante en la rutina, yo trabajo muchas horas de médica en la semana, a veces los fines de semana y enterarme que estoy nominada implica empezar a preparar el viaje, un reencuentro con gente querida, es como salir a cenar o ir al cine, es un recreo, un cambio de aire.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario