¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Proteccionistas pidieron la intervención del Concejo por la muerte de un perro en Zoonosis

Proteccionistas pidieron al Concejo Deliberante que intervenga en el esclarecimiento de la muerte de “Rojo”, uno de los perros que se encontraba en el predio de Zoonosis y que el domingo 9 de julio apareció sin vida en su canil.

Lo hicieron en las últimas horas, mediante una nota que entregaron a los presidentes de bloque, firmada por Mariana Jara, de Mascotandil; Susana Giménez, de Patitas Perdidas; Mabel Favasuli, de Caminantes Caninos; y las proteccionistas independientes, Ana Gatti y Elsa Zalazar, quienes también acercaron una copia a Copecos.

Concretamente, reclamaron que se abra un sumario administrativo al cuidador y veterinario de turno, a los efectos de saber qué sucedió realmente; se dispongan en el corto plazo los fondos necesarios para la construcción del predio ya planificado; se trabaje juntamente con la Facultad de Ciencias Veterinarias para la elaboración de protocolos de higiene y salubridad animal en el nuevo espacio; y la renuncia del director de Bromatología Omar Olivera y del responsable del predio en cuestión Pablo Noya.

“La idea es hacer partícipes a los concejales e informarles sobre lo que está pasando, pero además convocarlos al predio para que ellos mismos vean lo que estamos diciendo, que no es mentiroso, ni injurioso, ni nada que se le parezca”, explicó Elsa Zalazar a El Eco de Tandil, haciendo referencia a la conferencia de prensa que brindó el director Olivera la semana pasada en defensa de su equipo.

Tras las declaraciones del funcionario, quien se encargó de aclarar punto por punto y anunció que iniciará acciones legales por las acusaciones recibidas, la proteccionista admitió que ya están cansados de la falta de respuestas y de mantener distintas reuniones con las autoridades, en las que se comprometen -por ejemplo- a hacerse cargo de los costos del chipeo de los animales potencialmente peligrosos y finalmente terminan retractándose.

“Si nos dicen en una reunión una cosa, pero después en privado nos dicen otra, llega un momento en que uno no sabe ya qué hacer”, reconoció.

Confirmó entonces que “el próximo paso será la reunión con los concejales, invitándolos al predio para que ellos mismos vean lo que nosotros decimos”.

“Trabajar
con la verdad”

Más allá de todo, Zalazar confió en que podrán sortearse las diferencias, seguir trabajando en conjunto y, sobre todo, “con la verdad”, porque reconoció que realmente la pone “muy mal” cuando la tratan de mentirosa.

“Me van a mandar a los abogados del Colegio de Veterinarios porque dicen que miento. Es más, en la última reunión que tuvimos la semana pasada de Copecos, Olivera dijo que va a mandar abogados a todos los que aparecimos en los medios porque supuestamente mentimos, por injurias, y no es así”, aseguró.

“Entonces, como bien dijo Susana Giménez, de Patitas Perdidas, esta es una muy buena oportunidad para poner blanco sobre negro, dilucidar este tema y, de ahí en más, seguir trabajando. Yo sigo trabajando, llevando perras a castrar, por ejemplo, y si el ambiente no es el mejor, lo lamento, pero la verdad para mí siempre está antes”, enfatizó a proteccionista.

“Las cosas
no cambian”

Por último, consideró que “el problema principal es que las cosas no cambian, todos nos hacemos los ofendidos o eso de escudarse detrás de los empleados del área, a quienes jamás los cuestionamos. Acá el cuestionamiento es principalmente al director de Bromatología y, si hay otro actor participante, será Pablo Noya como responsable también del predio. Además, en Copecos son ellos los que están”.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario