¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Reclaman más personal en Tránsito y herramientas para cumplir con las tareas

El personal del área elevó un comunicado para reflejar la problemática en la Dirección de Control Urbano Vehicular. El incidente que sufrió una inspectora en Del Valle y Beiró fue el hecho que determinó el reclamo. Esperan una convocatoria del Ejecutivo para estudiar el pedido.

El Eco

Mientras aún persiste la problemática en el tránsito, con accidentes que se replican en distintos puntos de la ciudad, el personal de la Dirección de Control Urbano Vehicular lanzó un reclamo por lograr la asignación de más inspectores y de herramientas de trabajo que permitan el cumplimiento de la tarea en función de la demanda.

El detonante fue la “agresión” que sufrió una de las agentes del área el viernes pasado, mientras participaba de un operativo de control en Del Valle y Beiró, que fue atropellada por un motociclista mientras intentaba evadir el procedimiento.

Frente a lo sucedido, el equipo de inspectores elaboró un comunicado en el que alertó que no se trató de un hecho aislado y salió a contar la realidad de la repartición a cargo de Walter Villarruel. “Haremos lo que esté a nuestro alcance para conseguir todo lo que necesitamos para trabajar dignamente”, aseguró.

El Sindicato de Trabajadores Municipales (STMT) difundió la nota ante la necesidad de mejorar las condiciones laborales y dijo que se presenta como un “llamado de atención” a los vecinos para mostrar que la tarea “no es meramente de control y recaudatoria” pero también con la necesidad de generar una reacción en el Ejecutivo. “Esperamos juntarnos y trabajar por este tema para lograr una solución de fondo”, ratificó.

La nota

Bajo el título “decidimos hablar, que se conozca nuestra voz”, el equipo de trabajo de la Dirección de Control Urbano Vehicular presentó su descargo a raíz del caso ocurrido el viernes pasado en Del Valle y Beiró, en el cual “una compañera fue atropellada por un motociclista que, en el afán por evadir un puesto de control, puso en riesgo no sólo su vida sino también la de cualquiera de nosotros”.

Si bien indicaron que la mujer se encuentra bien, admitieron que fue un “golpe muy duro” para los integrantes del equipo de trabajo, episodio que los llevó a darse cuenta de que “no tomamos dimensión de las cosas hasta que nos tocan de cerca”.

En un hecho que no fue aislado, citaron las oportunidades en las que “un inspector queda tirado en el piso” y precisaron que “a un par los encaró un auto, otro tanto quedó enganchado de alguna moto y el resto se salvó por adelantarse a la maniobra”.

“Comúnmente justificamos esas situaciones como parte del día a día de nuestro trabajo, pero no es así”, expresaron y enfatizaron que “somos trabajadores municipales que se ponen al hombro una ciudad con más de 150 mil habitantes, con un parque automotor que crece anualmente, con cientos de eventos deportivos, culturales y religiosos por cubrir, instituciones educativas a las cuales a todas les gustaría contar con nuestra presencia en el ingreso y salida”, detallaron.

Entre otras actividades, esa amplia tarea es cubierta por “sólo 35 inspectores”.

El reclamo

Ante lo expuesto en la nota, aseguraron que el cuerpo de inspectores “necesita más personal”, pero también “más herramientas de trabajo (como conos, vallas, luces de seguridad, vehículos en condiciones)” para poder cumplir con la labor y “cuidar no sólo nuestra integridad física sino también la de los ciudadanos”.

“Miles de veces, caminando por el centro de la ciudad, los vecinos nos cuentan sus necesidades, sus problemas, ya que como agentes representantes del Estado deberíamos ayudarlos pero no siempre podemos; no damos abasto”.

 

 

El acompañamiento del sindicato

El secretario gremial del Sindicato de Trabajadores Municipales, David Marconi, hizo foco en la metodología que se lleva adelante en el área, que anteriormente impulsó reclamos y obtuvo algunas respuestas que permitieron mejorar la situación.

Sin embargo, los temas pendientes refieren a la necesidad de mejorar el modo en que se “arman” los operativos de tránsito, poniendo atención a la “seguridad” del personal afectado y en la provisión de las herramientas “básicas” y “necesarias” para el cumplimiento de las tareas.

Con el planteo buscan mostrar el estado actual de la Dirección de Control Urbano Vehicular, que entre las falencias –y tal cual quedó reflejado en el comunicado-, citó que con la planta actual de inspectores “no se llega a cumplir” con la premisa del tránsito ordenado, más aún si se considera el crecimiento del parque automotor en la ciudad.

Pero también los eventos deportivos, culturales, religiosos, la demanda de la comunidad educativa y el apoyo a la policía ante determinados hechos, sumado a la participación en la campaña de concientización, llevan a complejizar el nivel de respuesta.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario