¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sánchez Chopa celebró el trabajo iniciado desde Copecos para controlar la población canina callejera

El director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, celebró el trabajo que vienen realizando desde Copecos para controlar la población canina callejera.

El Eco

Integrantes de Copecos (Comisión Permanente de Control y Seguimiento de la Ordenanza 7028) avanzan con el plan de castración de todos los perros machos que se encuentren en la vía pública. La iniciativa comenzó a principios del mes pasado y hasta el momento se castraron cerca de veinte, principalmente los que se encuentran en la Plaza Independencia.

Tal cual se informó al inicio de la campaña, la intención es controlar la población canina y, en el caso de los machos, que mejore su comportamiento, reduciendo la agresividad y los inconvenientes que generan en la comunidad.
Si bien la proyección inicial fue castrar ocho por semana durante poco más de un mes para cubrir las zonas donde hay mayor cantidad de perros sueltos, finalmente se resolvió hacerlo de a tandas de cuatro para darle tiempo al animal a que se recupere correctamente de la cirugía.

En diálogo con El Eco de Tandil, el director de Bromatología, Federico Sánchez Chopa, compartió los detalles del trabajo que se viene desarrollando en conjunto con proteccionistas y otras instituciones que participan del espacio en pos de resolver la problemática.

“Hace ya dos reuniones que tenemos con Copecos que estamos tratando en profundidad este tema, que es por demás importante. La primera decisión que se tomó en su momento fue comenzar con los animales, sobre todo, los que están en la plaza Independencia”, afirmó.

Advirtió que en Bromatología reciben muchas denuncias por esta situación y por ello “se trató de congeniar entre todas las personas que están activamente participando por el bien de los animales y tratar de solucionar estos temas a través de la castración”.

De esta forma, detalló que “se llegó a un acuerdo en Copecos para levantar a estos perros que están en situación de calle. Habíamos propuesto ocho por semana, pero esos tres días que permanecían en cuidado en Bromatología no eran suficientes para que la herida quede adherida y muchas veces se arrancaban los puntos y terminaban peor de la situación en la que se encontraban antes”.

Con lo cual, Sánchez Chopa detalló que decidieron “dejarlos una semana en el predio de Bromatología con el collar isabelino y asegurándonos de que la sutura permita la unión del tejido que se corta”.

Sobre los resultados obtenidos hasta el momento, precisó que ya se castraron “casi 20 perros, machos en su gran mayoría, que son los que están principalmente en la plaza del centro”.

En busca de
una solución

Seguidamente, el director de Bromatología señaló que “no encontrada la solución a través de esa vía, tenemos que buscar otras alternativas. Estamos trabajando a su vez con la Protectora de Animales Tandil –PAT- para poder utilizar el predio que tienen ellos al lado del nuestro y también con muchas agrupaciones, todos congeniados en que a este problema le tenemos que buscar una solución”.

Como primera acción, ratificó que “se buscó la vía de la castración y por ahora se mantiene ese proyecto. Veremos, una vez que terminemos de castrar a todos los animales que están presentes en la plaza y en otros lugares que están complicando la ciudad, de qué manera seguir”.

Reiteró luego que “de no encontrar la solución, trataremos de trabajar nuevamente en conjunto y ubicar a estos perros en un lugar donde estén bien y que a su vez todas las personas que tienen la necesidad de ir, entregarles comida y colaborar, puedan hacerlo, pero con estos animales en un espacio donde no interfieran con las actividades que cotidianamente desarrollamos en la ciudad”.

El trabajo
conjunto

Finalmente, afirmó que “una vez alcanzada la castración de los animales que habíamos definido a partir de las asociaciones proteccionistas que forman parte de Copecos, que eran alrededor de unos cuarenta, veremos el resultado. Si no fue el esperado, buscaremos otras alternativas porque este problema hay que solucionarlo”.

Estimó que el plan de castración finalizará entre mediados y fines de julio “por el tiempo que demanda y porque tampoco en Bromatología disponemos de caniles como para levantar a todos, castrarlos y dejarlos durante una semana allí, ya que no contamos con el espacio suficiente por los perros mordedores”.

Más allá de ello, el funcionario comunal insistió en que están “buscando las alternativas, tenemos que solucionar el problema y por ahora venimos trabajando en conjunto y la verdad es que estoy muy contento con lo que venimos haciendo”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario