¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Se aprobará la creación de la Casa del Estudiante Rural como una posibilidad para que se formen profesionalmente

A través de un proyecto de ordenanza se propone la creación de este espacio para los egresados de escuelas rurales que quieran continuar con estudios superiores y no tengan recursos. La propuesta de Unidad Ciudadana busca que esos jóvenes tengan la misma oportunidad de los que viven en la ciudad. La importancia de elegir el futuro y formarse como profesionales.

El Eco

En la sesión de hoy, el Concejo Deliberante votará la aprobación del proyecto de ordenanza presentado por Unidad Ciudadana que aspira a la creación de la Casa del Estudiante Rural, enmarcada en el programa Tandil Estudia, que depende de la Dirección de Juventud.

La propuesta apunta a una vivienda que pueda contener a aquellos egresados de cualquiera de las cinco escuelas secundarias rurales que quieran continuar con estudios superiores, pero por cuestiones económicas sus familias no tengan esa posibilidad. De esta manera el Municipio se haría cargo tanto del alquiler como del resto de los costos de la residencia, para que estos estudiantes puedan acceder a cualquiera de las facultades de la Universidad del Centro en Tandil o a las distintas instituciones terciarias disponibles.

El documento plantea que los requerimientos para acceder serán contar con un informe socio ambiental emitido por profesionales de la institución educativa, dando cuenta de la imposibilidad del grupo familiar de solventar gastos de alojamiento, haber finalizado el nivel secundario en establecimientos educativos ubicados en dichas localidades rurales, encontrarse inscripto y o ser alumno regular activo en carreras terciarias o universitarias de manera presencial.

Esta casa deberá estar ubicada preferentemente dentro de un radio céntrico, con condiciones de habitabilidad, contando con dormitorios, sanitarios, cocina y sala de usos múltiples. A la vez que será coordinada por un Consejo Directivo que tendrá a su cargo la redacción de un reglamento interno, Código de Convivencia, y criterios de ingreso, permanencia y egreso de la misma. Asimismo, la Secretaria de Desarrollo Social en el marco del programa Tandil Estudia asignará la partida presupuestaria correspondiente, que se contemplará anualmente.

 

Abrir la puerta al futuro de los jóvenes

Se trata de un proyecto que presentaron desde el Bloque en julio del año pasado, calificado por el concejal Rogelio Iparraguirre como una parte central de la plataforma legislativa que manejaban, en lo que a las propuestas vinculadas a las localidades rurales respecta. Asimismo, remarcó el acompañamiento y apoyo de su par de Cambiemos, Matilde Vide, quien “tuvo la madurez” de sumar esfuerzos en pos de este objetivo. Así como la participación de su compañera, María Eugenia Poumé, quien como titular de la Comisión de Cultura estuvo durante este año y medio en el día a día del proyecto para que no se posponga aún más su tratamiento. Por otro lado, destacó el interés que se había manifestado a lo largo del año por parte del oficialismo con respecto a la proposición.

Ya hace varios años que el Municipio financia el sostenimiento de la Casa del Estudiante tandilense tanto en Buenos Aires como en La Plata, iniciativas con las que desde Unidad Ciudadana se manifestaron totalmente de acuerdo. Según informó el edil, el presupuesto invertido este año fue por encima del millón de pesos. “Entonces, cómo no íbamos a tener el mismo espacio para los que provengan de zonas rurales”, exclamó, manifestándose feliz por la aceptación del Ejecutivo en votar la ordenanza.

Esta aprobación, según dijo, va a implicar que en lo inmediato se reúna la Comisión de Educación del Concejo Deliberante convocando a los directivos de las distintas instituciones involucradas, para que se comuniquen a tiempo con las familias de los chicos de manera que empiecen a considerar la alternativa de cara al año que viene. Los interesados deberán acercarse a la Dirección de Juventud, que será la autoridad de aplicación. “Yo sé que hay estudiantes que no se han inscripto en las carreras básicamente por no tener la posibilidad de vivir en Tandil”, contó.

 

“Necesitan oportunidades”

“Para nosotros se trata de un hecho reparador”, enfatizó, destacando que viene a restaurar algo que por mucho tiempo generó una inequidad obvia y evidente.

De esta manera, estos chicos podrán ampliar su formación al igual que cualquier otro joven de la ciudad, sin que su abanico de oportunidades al terminar la secundaria sea desempeñarse en tareas rurales.

En este sentido, vale considerar que viajar desde María Ignacia, Azucena, Fulton, De La Canal o cualquiera de las localidades todos los días, con los horarios de cursadas de la Universidad, es objetivamente imposible para muchos, ya que la ausencia de un transporte público es un impedimento más. Salvo en los casos de Gardey  y María Ignacia, que cuentan con dos servicios diarios, pero que no necesariamente coinciden con las clases. “Es materialmente imposible”, enfatizó, estableciendo como injusto que alguien nacido en un paraje rural del partido de Tandil, que al finalizar la secundaria no tenga recursos para sostener un alquiler en la ciudad se quede sin posibilidades de seguir formándose en la vida.

“El ingreso, la permanencia y las posibilidades de desarrollo de nuestros pibes en el sistema educativo tiene que ser la prioridad número uno a nivel local”, aseveró e hizo hincapié en la urgencia de brindar oportunidades, siendo este proyecto una manera de ponerlas al alcance de su mano.

En esta línea, cabe destacar que las estadísticas a nivel país muestran que los jóvenes de zonas rurales tienen mayor propensión a caer en el alcoholismo, mientras que el embarazo en adolescentes también se presenta como una problemática. “Es muy importante que estos chicos puedan elegir otro futuro, teniendo la opción de formarse como profesionales”, celebró Iparraguirre.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario