¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Se extenderán los plazos de obra de las urbanizaciones y estiman que se terminarán dentro de un año

El subsecretario de Obras Públicas, Luciano Laffose, explicó que los trabajos no podrán concluirse este año como estaba previsto inicialmente. Eso se debe al retraso que hubo en su momento del ingreso de los fondos enviados por Nación. Aseguró que ahora se está regularizando la situación y que recibieron parte del dinero para continuar.

El Eco

Luego de algunos contratiempos sufridos en diversas obras públicas dependientes de fondos del Gobierno nacional por el atraso en la llegada de dinero, desde el Municipio aseguraron que los planes de urbanización de La Movediza, El Tropezón y Maggiori no estarán terminados en el plazo que estaba previsto.

El subsecretario de Obras Públicas del Municipio, Luciano Laffose, recordó que el plazo total de obra del plan que se realiza con fondos provenientes del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, es de 27 meses.

Los trabajos en el barrio La Movediza comenzaron en diciembre de 2016 y en abril de 2017 en Maggiori y El Tropezón.

En cuanto a la demora en los trabajos, Laffose explicó que están realizando una adenda porque las obras “han ido sufriendo cambios hasta en los plazos, entonces esos cambios requieren estar documentados a través de una adenda que la hace el Ministerio del Interior”.

En ese sentido, adelantó que estiman que la finalización de obra no será este año como estaba previsto, sino que será dentro de un año aproximadamente, en agosto de 2019.

Luciano Lafosse, subsecretario de Obras Públicas.

El atraso

Laffose indicó que tienen un cronograma con las pautas de desembolso pero “en un determinado momento producto del cierre de un año 2017, el envío de fondos producto del balance económico a nivel Ministerio del Interior en determinado tiempo se cortó y después se restituyeron los fondos”.

“Entonces ahí el Municipio tuvo que poner algunos recursos que después fueron recuperados, porque ahora ya recuperamos los desembolsos”, sostuvo y puntualizó que el mes pasado recibieron un desembolso de 44 millones de pesos y días atrás viajaron a Buenos Aires para gestionar el tercer desembolso para La Movediza, que son 22 millones de pesos.

Detalló que los dos convenios contemplan cuatro desembolsos, uno inicial por alrededor del 15 por ciento, un segundo y tercer desembolso con un 33 por ciento más cada uno y el restante alrededor de un 15 por ciento para terminar las obras.

“En la medida en que uno va agotando esos recursos, Nación nos va dando dinero para ir gastando pero el Municipio no tiene que poner plata y después lo recupera, sino que lo que hace Nación es adelantar el dinero.

En tanto, explicó que las obras de infraestructura que se realizaron al principio, de agua, cordón cuneta, cloacas y gas, implicaban mucho movimiento tanto de materiales, como volumen de tierra, y de gente, por eso ahora parece que hay menos movimiento pero recalcó que “en realidad técnicamente nunca se cortaron las obras en ninguna de las dos urbanizaciones, sí se ralentizaron un poco”.

El avance de obra

En cuanto al avance de obra, puntualizó que en Maggiori se concretó alrededor del 50 por ciento de obra de agua, 95 por ciento de cloacas, ciento por ciento de cordón cuneta, red eléctrica, 25 por ciento de la red de gas y avances en una perforación de agua.

En La Movediza, donde las obras arrancaron meses antes, hay un ciento por ciento de avance en la red de agua, cloacas, cordón cuneta, arenado de calles, y red eléctrica, mientras que red de gas está atrasada por trámites en Camuzzi.

Ahora se está construyendo el espacio Nido, y el avance ronda el 25 por ciento, y el playón deportivo está por terminarse.

En tanto, adelantó que se está llevando adelante el proceso de llamado a licitación para la construcción de veredas y avanzando también en la forestación de ambas urbanizaciones.

Para La Movediza ya compraron las especies de árboles y adjudicaron la licitación.

Además, el proyecto contempla la señalética urbana, la disposición de containers de basura, y basurines.

“Ahora está todo encaminado. Para Maggiori ya están los fondos en el Municipio hace un mes y en La Movediza están gestionándose, y van a llegar en los próximos días, el tercer desembolso. Pero estas obras en comparación de las de infraestructura son más chicas en volumen”, aseguró.

Por último, expuso que “cuando hacemos el plan de trabajo lo hacemos con plazos y recursos. Esos recursos han sido devaluados porque la obra sigue siendo la misma y los costos son distintos, entonces estamos en plenas conversaciones para resolver las cosas a través de la adenda, ajustar las obras a los recursos que se cuentan, algunas cosas se podrían cambiar para llegar a finalizar el plan de trabajo”.

 

El Municipio busca recursos para pavimentar Figueroa ante el incumplimiento de Nación

El plan para pavimentar y repavimentar 33 cuadras en el marco de un convenio con Estado nacional, a través de un programa del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Viviendas, que se anunció en 2016 y se licitó en febrero de 2017 tuvo serios inconvenientes con la llegada de recursos, que derivaron una importante erogación de dinero por parte del Municipio, ante el incumplimiento del Gobierno nacional en enviar los fondos y además la inflación hizo estragos en el presupuesto, con lo cual el dinero previsto inicialmente hoy no alcanza para la concreción de la totalidad de la obra.

El plan de trabajo planificado por el Municipio incluía la pavimentación de 23 cuadras en hormigón y otras 10 cuadras de repavimentación.  Los plazos estimados al momento de lanzarse la licitación en febrero de 2017 era de 10 meses de ejecución para las 23 cuadras de nuevo pavimento y de 7 meses para las 10 cuadras de repavimentación.

El problema principal que se suscitó es que Nación solo envió el 10 por ciento de los fondos previstos para la obra. El resto, hasta el momento lo puso el Municipio de acuerdo a sus posibilidades, pero el problema ahora es que si bien gran parte de los trabajos se concretó, quedó pendiente la pavimentación de Figueroa, una obra largamente demandada por los vecinos y que requiere una importante inversión de dinero, que no es el mismo que estaba previsto a inicios de 2017.

“Es una obra que se empezó a gestionar en 2016 y en febrero de 2017 logramos licitarlas. El Ministerio del Interior nos autorizó para adjudicar en septiembre del año pasado, terminamos firmando un contrato en octubre y a partir de ahí se empezaron a desarrollar las obras”, indicó Laffose.

Explicó que tuvo un rápido desarrollo la repavimentación, y después la de pavimentación fue “largándose de a poco”. Ahora la repavimentación ya está toda terminada, que demandó 10 millones de pesos, y que eran 10 cuadras.

En tanto, las obras de pavimentación, “no han podido terminarse producto de los desajustes que ha habido a nivel nacional y a nivel del incremento de precios, entonces la empresa no ha podido ir desarrollando la obra convenientemente”.

Paralelamente tuvieron un “atraso en el flujo de fondos” de esa obra que son 33 millones de pesos, de los cuales solo pudieron cobrar el adelanto financiero, que representa un 10 por ciento de la obra (3 millones 300 mil pesos).

“Ya certificamos alrededor de 24 millones de pesos, y hay una plata que está en proceso de certificación. El Municipio ha tenido que poner dinero para financiar esas obras sabiendo que después se pueden cobrar”, indicó.

Actualmente, concluyeron las obras en el barrio 17 de Agosto, que comenzaron allí porque había mayor densidad poblacional, y se están terminando las obras de pavimento en Del Libertador y queda por pavimentar Figueroa.

“Estamos evaluando la posibilidad de hacer una redeterminación de precios que es algo que contempla el pliego, producto del desfasaje que ha habido de una obra que se licitó en febrero del año pasado y estamos a precios de hoy con una inflación que supera el 35 por ciento aproximadamente. Muchos de los insumos de la construcción están valuados en dólares, o tienen algún tipo de relación con el dólar, tanto el cemento como el hierro, esos precios han quedado absolutamente desactualizados”, argumentó.

La esperada Figueroa

Si bien solo queda Figueroa, hay que tener en cuenta que se trata de varias cuadras, por lo cual implica una erogación muy grande de dinero. Además, es una obra largamente esperada por los vecinos de esa barriada y las aledañas, ya que se trata de una arteria que funciona como acceso a varios barrios y por donde además pasa el colectivo. Asimismo, los vecinos vienen reclamando hace años por su deplorable estado y la ausencia de veredas que hace que la gente deba caminar por la calle.

Laffose aseguró que el convenio no admite la redeterminación de precios, por lo cual “Nación no nos va a poder proveer más dinero que el que está estipulado, así que vamos a tener que sacar alguna de las partidas que nosotros tenemos para pavimentación para ver hasta dónde podemos llegar”.

“Hay un porcentaje de recursos que se va a afectar para la pavimentación de esas cuadras pero deberá ser completado con recursos municipales. La intención es hacerla, hay que ajustar algunos números porque siempre tenemos la lupa del tribunal de cuentas que nos pone ciertas limitaciones a todos los gastos del Municipio. Entonces todos estos gastos son minuciosamente observados”, sostuvo.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario