¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Sergio Lunghi ratificó el PASE universitario desde marzo, pero no descartó mejoras en el programa

En relación a lo expuesto por los movimientos estudiantiles de la Unicen, el director de SUMO sostuvo que la ordenanza del PASE excluye a los ingresantes del beneficio porque se pide puntualmente la inscripción a materias regulares. Aclaró que la vigencia del beneficio corre desde el inicio hasta el fin del ciclo lectivo y atribuyó a un error de la página web la información que detalla que la tarifa diferencial para alumnos de nivel superior rige desde el 10 de febrero hasta fin de año. Aseguró que seguirán trabajando y reclamando para que en algún momento el boleto gratuito estudiantil universitario sea una realidad en la ciudad.

El Eco

os diferentes movimientos estudiantiles de la Universidad Nacional del Centro expusieron públicamente que los alumnos e ingresantes a las carreras que dicta la casa de estudios – que en su mayoría deben trasladarse al Campus-, tienen que abonar el boleto plano de 16,29 pesos en lugar de gozar del beneficio promulgado por el Programa de Accesibilidad Socio Educativo (PASE), que les permite abonar sólo la mitad del valor total del pasaje.

“El programa PASE todavía no ha comenzado a regir pero esto no respeta el periodo vigente establecido del 10 de febrero al 30 de diciembre de cada año.  A esto se le suma que el programa no contempla como figura beneficiaria a los ingresantes y deben pagar el total de la tarifa durante el transcurso del curso de ingreso. Estas medidas e irregularidades del PASE atentan contra la posibilidad de que cada día puedan ingresar, permanecer y graduarse más estudiantes en la Universidad Pública”, reza el comunicado viralizado en las redes sociales que los centros de estudiantes y agrupaciones de alumnos difundieron.

Frente a este reclamo, el director de SUMO Sergio Lunghi ratificó la preexistencia de la demanda por parte del sector y explicó que la ordenanza que regula el sistema establece que los alumnos deben estar inscriptos en las materias, instancia a la que se accede luego del curso de ingreso a través del siu guaraní, “una vez que tenemos ese certificado se puede constatar la regularidad y  hacer la carga por renovación, o la tarjeta nueva”. Una eventual modificación de la normativa, deberá ser tratada en el ámbito del cuerpo deliberativo, autoridad de la que emana la legislación en cuestión.

El estudiantado, además, llamó la atención sobre un punto establecido dentro las condiciones del PASE que figuran en la página oficial (pase.tandil.gov.ar). Ahí se puede leer que “los viajes terciarios y universitarios según ordenanza municipal rigen desde el 10 de febrero al 30 de diciembre de cada año”. Por este motivo, los alumnos de ese nivel se quejaron por no poder acceder desde este mes a los beneficios de la tarifa diferencial, que es cuando comienzan a concurrir a las mesas de examen y sesiones de estudios en el ámbito académico.

Al respecto, le aclaró a El Eco de Tandil que esa información no se corresponde con la realidad, “hay que corregirlo, ha quedado en la página web pero no está bien. En 2018  llegamos al 21 de diciembre, por ejemplo, nunca hasta el 30. El beneficio rige desde el comienzo del ciclo lectivo hasta el último día de clases”.

La quimera del boleto universitario gratuito 

El funcionario especificó que los universitarios abonan el 50 por ciento del 80 por ciento del valor total del boleto y el resto se cubre con el  subsidio estatal. Es útil recordar que en la ciudad el beneficio que alcanza a los alumnos comprendidos en las categorías de Boletos Escolares y Secundarios es del 100 por ciento, y en el caso del Boleto Universitario el beneficio consta de un 50 por ciento, calculados ambos sobre las tarifas vigentes para las respectivas franquicias de Boleto Escolar, Secundario y Universitario, y contempla alrededor de 40 viajes mensuales.

Sobre la demanda sustentada en la implementación del Boleto Estudiantil Gratuito, creado por ley provincial en 2015, que estipula la gratuidad del pase estudiantil para los alumnos del nivel superior dentro de la esfera del sistema SUBE, Lunghi remarcó que “los estudiantes reclaman la ley provincial, como todos sabemos tratamos de homologar el sistema SUMO con el SUBE en su momento, pero esa posibilidad quedó desestimada”.

Con el traspaso de los subsidios al transporte de Nación a  Provincia, el Poder Ejecutivo nacional determinó la suspensión de la aplicación del SUBE en nuevas jurisdicciones. No obstante, refirió que “seguimos trabajando y reclamando para que en algún momento el boleto gratuito estudiantil universitario sea una realidad”.

Dentro de esta línea de esfuerzos, el Concejo Deliberante aprobó el mes pasado la creación de un programa de boleto gratuito y tarifa diferenciada destinado a jubilados y pensionados y veteranos de la Guerra de Malvinas.

La decisión política busca generar un beneficio a un universo de usuarios del servicio en sintonía con el alcance que tiene la tarifa social federal que incluye la SUBE en los lugares en los que funciona.

La inscripción al PASE

El también referente del Programa de Accesibilidad Socio Educativo (PASE) señaló que, una vez más, a partir de ayer se abrieron las puertas de las oficinas de SUMO para concretar las inscripciones al programa, con el objeto de que paulatinamente todos los alumnos estatales y becados de colegios privados puedan renovar sus viajes o acceder por primera vez.

El proceso se realiza con turno previo en las oficinas de la dependencia, sitas en 9 de julio 555, de lunes a viernes de 8 a 16 horas. Hay cuatro terminales para tramitar las tarjetas y una terminal para dar turnos. Preferentemente, los turnos deberán ser solicitados por de manera online en pase.tandil.gov.ar, donde  el usuario adulto que hizo el trámite la primera vez ingresa como usuario con su número de DNI, y la clave que es su mes y año de nacimiento, para facilitar las gestiones y evitar dilaciones producto de los olvidos de contraseñas tan habituales.

La condición fundamental para gozar del beneficio es presentar fotocopia del documento del alumno en cuestión y certificado de alumno regular donde figuren los horarios de clase.

“Quiero recordar que este programa está desde 2013 por ordenanza municipal, en cinco años se llevan usados 15 millones de viajes a razón de tres millones por año. Es una política pública innovadora, Tandil es una ciudad pionera en esto. Con la llegada del boleto electrónico mejoramos el sistema y el servicio”, defendió.

En la actualidad hay 23 mil usuarios registrados en este sistema que busca garantizar el acceso a la educación  sobre todo en épocas de gran impacto económico para cualquier familia. “Se otorgan la cantidad de viajes que corresponden (el máximo es de 52, lo usual es que se asignen 40 viajes mensuales)  y el sistema se parametriza de acuerdo al horario en que debe asistir a clases el alumno. Para tramitar una tarjeta nueva tiene que ir el estudiante por el tema de la foto y para la renovación basta con los papeles y la tarjeta para cargar los viajes”, indicó.

En el caso de que una institución educativa se niegue a proporcionar  en este periodo previo al inicio de las clases certificados de alumno regular a alumnos nuevos, Lunghi afirmó que es posible solicitar un  certificado de inscripción para acceder al programa.

“Se presentan en la oficina con esta constancia, hacemos una carga de 20 viajes para que puedan iniciar el ciclo lectivo y después tendrán que pedir el resto de los pasajes con un turno posteriormente asignado”, infromó.

Nota proporcionada por :

  • ElEco

Esta nota no permite comentarios