¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tandil conmemoró al Gral. San Martín en el 168º aniversario de su fallecimiento

El tradicional acto, presidido por autoridades municipales y militares, se realizó en El Cerrito y contó con la presencia de un numeroso público. Se destacó la actuación de la Banda del Comando de la Primera Brigada Blindada, que ejecutó varias piezas alusivas. Colocaron ofrendas florales y el presidente de la Asociación Cultural Sanmartiniana efectuó un relato pormenorizado de la vida del Libertador.

Ante un concurrido público, se realizó el acto para conmemorar el 168º aniversario del paso a la Inmortalidad del Gral. San Martín.

Mariano Leunda

Hace más de una década, un programa de la televisión abierta, instó a la audiencia a elegir a un personaje de la historia como el portador del “gen argentino”, aquel que resumía los valores y características de lo que podría llamarse el ser nacional. El general José Francisco de San Martín fue ungido por votación popular como el gran héroe del imaginario colectivo que constituye el país.

Como cada 17 de agosto, Tandil conmemoró el paso a la inmortalidad del hombre que liberó y selló para siempre el destino de tres repúblicas sudamericanas y murió en la pobreza. Hace 168 años la vida de San Martín se apagó en una modesta casa del sur de Francia, país donde permaneció exiliado más de 20 años, sin reclamar ningún tipo de reconocimiento.

En el tradicional escenario de El Cerrito, un numeroso público acompañó el homenaje oficial al padre de la patria. Al pie del cerro que lleva el nombre del libertador se convocaron el intendente Miguel Lunghi, el Comandante de la I Brigada Blindada, general de Brigada Norberto Pedro Zárate, el jefe de la VI Brigada Aérea, comodoro José María Greissing, autoridades municipales y militares, representantes de diferentes organizaciones de la sociedad civil, centros tradicionalistas, la Asociación Cultural Sanmartiniana, delegaciones escolares y ciudadanos en general.

Tras la interpretación del Himno Nacional por parte de la soprano María Belén Castellano y el tenor Francisco Castellano y la Banda del Comando de la Primera Brigada Blindada, exactamente a las 15 -hora del fallecimiento de San Martín- el mismo cuerpo musical ejecutó un minuto de silencio en señal de respeto.

Los únicos oradores del acto fueron el padre Luis Bove, quien bendijo a los presentes, y el presidente de la Asociación Sanmartiniana, Jorge Menéndez, que efectuó un relato pormenorizado de la vida del prócer.

En su alocución, el especialista destacó la humildad y bravía de San Martín, y señaló que sobre su figura se cierne “el lento reconocimiento de la historia para elevarse hoy en día sobre nuestras complejas realidades y marcarnos un rumbo de transcendencia”.

Menéndez también resaltó la moral y la ética del libertador, “ejerció el poder por necesidad y deber, y lo subordinó a la firme finalidad ética de la libertad de América. Demostró que la función pública y  la ética pueden hermanarse en la gestión”, sostuvo.

Seguidamente, se llevó a cabo la colocación de las ofrendas florales a los pies de la estatua del General, de la que participaron diferentes autoridades y entidades.

Con la ejecución del Himno a San Martín se dio por finalizada una nueva conmemoración del fallecimiento del gran prócer argentino.

A continuación, las delegaciones procedieron a la desconcentración, pero antes, la banda militar le regaló a los pequeños presentes una perlita en alusión al próximo Día del Niño e interpretó una conocida canción infantil para el deleite de todos.

La palabra de Lunghi

El Eco de Tandil conversó brevemente con el jefe comunal, quien destacó la figura de San Martín y expuso que “era un hombre íntegro, buen militar y una persona que luchó por nuestra independencia y la del continente. No entró en ningún conflicto interno y cuando vio que los había, decidió retirarse. Cuando quiso volver llegó al puerto, vio que todo seguía igual y emprendió el regreso a Europa”.

Miguel Lunghi también señaló que Tandil mantiene muchas cosas del legado sanmartiniano, que se vuelven tangibles en la solidaridad de la sociedad. “Hoy vivimos momentos económicos no muy buenos, pero Tandil es una sociedad solidaria donde todos colaboran, no solo el Estado municipal, también las ONG, Cáritas, las iglesias evangelistas. A pesar de los inconvenientes podemos ver cómo la ciudad progresa,  se desarrolla y avanza hacia el futuro. Esto no lo hace ningún intendente iluminado ni ningún equipo, lo hacemos todos, y es un pensamiento que interpreto que también tendría San Martín”, afirmó.

El hombre tres veces electo intendente de la localidad, además, resaltó la figura de sus predecesores en el poder y expresó que fueron “señores dirigentes, con ética, conducta y moral», que, a su parecer, contribuyeron a la pujanza de la ciudad.

Ante el requerimiento de cómo le gustaría ser recordado, manifestó que para él eso es muy simple porque  quiere ser evocado como una buena persona. “Una buena persona que se ha enamorado de Tandil y se esfuerza lo máximo posible para hacer una gran ciudad, buscando la igualdad, que todo esté mejor y avancemos hacia el futuro, pero no lo hago yo lo hace todo un equipo”, cerró.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario