¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tras las últimas inundaciones, comprometen obras para mejorar la infraestructura en Don Bosco

El reclamo que realizó un grupo de vecinos de la avenida Don Bosco y del barrio Noli, a propósito de los inconvenientes que padecen cada vez que llueve, llegó a la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas.

En ese marco, y tras una nota que se presentó con anterioridad en el Concejo Deliberante, habitantes de esa zona de la ciudad participaron de una reunión con el subsecretario del área, Luciano Lafosse, de la que también formaron parte los ediles Rogelio Iparraguirre y Corina Alexander.

Luego de un extenso intercambio, el funcionario dio a conocer el plan para resolver la problemática planteada con intervenciones a corto y mediano plazo. En lo inmediato, se avanzará con la limpieza de los canales y posteriormente se concretará la construcción de ocho accesos a las viviendas sobre Don Bosco, entre Israel y Holanda con vistas a un proyecto general.

Por su parte, a través de una publicación en Facebook, el concejal del FPV-PJ, Rogelio Iparraguirre, celebró el encuentro y destacó la actitud de las autoridades presentes, ya que “no se trata de entablar una pelea estéril entre vecinos y el Municipio sino de escucharse unos a otros y poder hallar las mejores soluciones sabiendo que al Estado le corresponde la responsabilidad de responder en tiempo y forma a las necesidades de todos y todas las vecinas”.

La respuesta oficial

En diálogo con El Eco de Tandil, el subsecretario de Obras Públicas repasó las intervenciones programadas en respuesta a uno de los reclamos centrales de la barriada y valoró que el encuentro permitió dar a conocer la propuesta del área y asumir el compromiso de desarrollar una línea de trabajo para el sector.

Indicó que desde la dependencia que dirige Roberto Guadagna planificaron el desarrollo de un canal a cielo abierto, en una iniciativa a “mediano plazo” cuyos detalles fueron expuestos ante el grupo de frentistas presente.

En paralelo, definió un plazo de 15 días para concluir un proyecto general que incluya la construcción de alcantarillas que respeten las dimensiones y características del futuro ducto, en una solución de inmediata ejecución sobre la mano izquierda si se toma como referencia la que avanza hacia la Ruta 74.

Ese esquema se define en función del “principal problema” a lo largo de Don Bosco en el acceso a las viviendas que se encuentran en ese trayecto, donde los caños pluviales resultan “chicos” para el caudal de agua que reciben por las lluvias.

Sobre la mano contraria, donde se encuentra el boliche de Noli, Lafosse precisó que las tareas apuntarán a la limpieza de los desagües y a la posibilidad de incorporar cañerías de un diámetro mayor.

En definitiva, graficó que sobre la mano izquierda -desde la rotonda del Lago del Fuerte- quedaría el ducto mientras que de la mano derecha un canal aliviador.

Dijo que la intervención será un paliativo para afrontar la problemática en una planificación que evite modificar lo hecho ante nuevas tareas al indicar que “tenemos que terminar de definir el proyecto general del ducto que irá sobre Don Bosco, entonces la idea es que los accesos a las casas tengan la misma dimensión que a futuro tenga la obra, así no tenemos que demoler luego”.

“En 15 días vamos a terminar el proyecto general del ducto”, y a su vez “vamos a hacer todos los trabajos de limpieza y colocar caños más gruesos, de un metro de diámetro”, resumió.

El planteo vecinal

A comienzos de este mes, luego de la tormenta de lluvia que acumuló gran caudal de agua, los vecinos del barrio Noli alertaron, a través de una nota enviada al Concejo Deliberante, sobre los inconvenientes que padecen ante fenómenos meteorológicos de este tipo.

En el documento los habitantes de la manzana comprendida entre las calles Holanda, Frondizi, Israel y la avenida Don Bosco compartieron su preocupación y plantearon que “no existe por parte del Municipio un plan de contingencia adecuado para dar respuesta a este tipo de episodios”.

“El desborde de los canales de la avenida Don Bosco generó pérdidas materiales en distintos hogares, como así también un constante estado de alerta cada vez que llueve, debido a la incertidumbre que causa desconocer cómo reaccionará la derivación hídrica”, expresaron a través de la nota.

La barriada planteó que luego de años experimentando estos lamentables sucesos “son múltiples los causales que conllevan a que esta manzana en particular se vea afectada”, y repasaron que “hay una incorrecta evacuación de las aguas que bajan por calle Francia que hace que en la esquina del Boliche de Noli no sigan su curso por la alcantarilla correspondiente y crucen la avenida sobrecargando el canal que cursa sobre el lado contrario”.

“Este cruce de aguas ingresa también por el predio de la Chacra de la Facultad de Ciencias Veterinarias y desagota sobre las calles Israel y Frondizi, provocando las inundaciones y los anegamientos en estas vías de circulación”, graficaron.

Por otro lado, las nuevas viviendas emplazadas sobre Don Bosco y sus accesos para el ingreso de vehículos “redujeron el caudal de la alcantarilla, hecho que favorece su desborde”, a lo que sumaron “el elevado nivel de altura de las calles Israel y Frondizi, que está por encima de la línea de ingreso”.

“Solicitamos al Concejo Deliberante y al Departamento Ejecutivo una respuesta ante esta problemática, que repercute tanto material como psicológicamente y que viene a sumarse a su ya precaria situación en materia sanitaria por no contar con red de agua potable, cloacas ni transporte público”, cerraron los vecinos en la nota.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario