¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Un tandilense se descompensó en la media maratón de Buenos Aires y es grave su estado de salud

Está internado con pronóstico reservado en el Hospital Juan Fernández de la Ciudad Autonóma de Buenos Aires. Tiene 37 años y viajó a participar junto a su esposa. Anoche se despertó, aunque estiman que la recuperación será lenta.

Martín Arce, durante una de las carreras disputadas en Tandil

El Eco

Más de 20 mil corredores participaron el domingo por la mañana de la media maratón de Buenos Aires, que tiene un recorrido final de 21 kilómetros. Martín Arce, tandilense de 37 años, sufrió una descompensación mientras corría y fue trasladado al Hospital Juan A. Fernández por una ambulancia del SAME que se encontraba próxima a donde sucedió el inconveniente del atleta serrano.

El tandilense se inscribió en la prueba junto a su esposa, Verónica García. Ambos entrenan en el grupo del entrenador de atletismo Marcos Reguera, quien también asistió a la prueba de Buenos Aires.

Fuentes cercanas al atleta indicaron, en la víspera, que el tandilense se despertó y evoluciona, aunque sus familiares deberán tener mucha paciencia porque la recuperación podría llegar a ser muy lenta.

En el Fernández le realizaron algunos estudios que tuvieron resultados alentadores, ya que el paciente movió sus brazos y piernas. Además, la tomografía presentaba parámetros normales.

El parte médico oficial

El Eco de Tandil accedió al último parte que emitió la institución médica donde se encuentra Arce. El mismo lleva la firma del director del establecimiento, doctor Ignacio Previgliano. El informe oficial señaló que el tandilense “presenta un infarto de miocardio y encefalopatía hipóxico anóxica secundarios al episodio de muerte súbita sufrido el día de ayer [por el domingo]”.

“Desde el punto de vista cardiológico presenta una función ventricular moderada, dilatación de la aurícula izquierda y trastornos de la motilidad de cara anterior”, detalló la comunicación y agregó que “desde el punto de vista neurológico se encuentra en coma, con un puntaje de 6/15 en la escala de Coma de Glasgow”.

La entidad médica además puntualizó en su parte que “está con asistencia ventilatoria mecánica en una modalidad espontánea. Su pronóstico continúa siendo reservado”.

Según diversas fuentes consultadas por este medio, el problema del atleta se habría generado entre el kilómetro 18 y 20 de la carrera, cuando se descompensó y tuvo que ser asistido rápidamente por el personal del SAME.

Un atleta fallecido

El episodio del tandilenses se sumó a una muerte durante la competencia. Por ese motivo, los dos casos fueron noticia en todos los medios nacionales.

“La nota triste de la jornada fue el fallecimiento -por un paro cardíaco- de un corredor, poco después de la largada. Osvaldo Carrizo, santafesino de 55 años, se desvaneció a la altura del kilómetro 4. Ello sucedió a las 8 de la mañana y al instante fue atendido por un cardiólogo y trasladado en la ambulancia -que se encontraba allí- hasta el Hospital Fernández, donde llegó 7 minutos después. Sin embargo, no pudo ser recuperado y la causa del deceso fue ‘paro cardiorrespiratorio, fibrilación venticular’”, señalaron los organizadores.

“Tanto desde la Asociación Ñandú, organizadora de la competición, como del Gobierno de la Ciudad, se brindó la asistencia inmediata y las medidas de asistencia a sus familiares”, comunicó de forma oficial la organización de la media maratón.

Factores en juego

La media maratón de Buenos Aires duplica en participación a cualquier otra carrera del país. Para muchos es la más importante del año,para algunos, la única. Pero no es una distancia fácil. A un amateur poco entrenado le demanda casi dos horas corriendo de continuo. Si el físico no acompaña, puede ser bastante más tiempo.

Natalia Zareba es médica cardióloga recibida en la UBA. “Muchos pacientes se largan a correr maratones sin estar preparados, pero no solo por el chequeo médico, lo hacen sin estar supervisados por un entrenador profesional”, explicó a un medio nacional.

“Recordar que estar apto cardiológicamente no significa estar bien entrenado para cumplir con la meta personal y la distancia elegida”, aclaró Zareba.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario