¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos de La Elena propusieron al Municipio que haga la obra y luego le cobre a cada frentista

El presidente de la comisión vecinal de La Elena, Luis Albornoz, lamentó los resultados de la reunión que se concretó este martes en el Municipio, en la que el Ejecutivo ratificó que no cuenta con dinero para afrontar la tercera etapa de la obra de agua y que serán los propios frentistas los encargados de costearla.

El referente barrial aseguró que no tienen problema en pagar los costos de los trabajos restantes, pero piden que el Municipio los haga y que luego se encargue de cobrarle a cada propietario. Eso fue lo que le propusieron a las autoridades municipales, pero no fue aceptado, contó Albornoz, por lo que consideró que “no hay voluntad de solucionar el problema”.

Hoy, los vecinos volverán a reunirse en el barrio para definir de qué manera seguir, teniendo en cuenta que el tercer y último tramo de la obra supera los 7 millones de pesos, dinero que en su mayor parte deberá salir de sus bolsillos, ya que el Ejecutivo ofreció pagar solamente el costo de los materiales.

Según aclaró Albornoz a El Eco de Tandil, lo conversado en la oportunidad dista mucho de lo que el intendente Miguel Lunghi le había dicho escasos días atrás cuando se lo cruzó de casualidad. “Me dijo que el costo de la obra era aproximadamente de 7 millones de pesos y que el Municipio se iba a hacer cargo de gran parte de ello”, contó, cuando las autoridades finalmente “hablaron de un costo de 7.459.000 pesos y que el Municipio aportaría materiales por un monto cercano al millón de pesos”.

Reconoció entonces que no entienden cuál es el sentido de haber empezado una obra semejante y ahora dejarla a cargo de los frentistas. “¿Cuál es la idea de hacer una obra semejante, como la que se hizo, y dejar ahora que los vecinos la hagan como puedan? Eso es lo que no entendemos”, admitió.

Sostuvo que “no hay interés en solucionar el problema del vecino en sí, no es lo que se quiere resolver, hay otra cosa acá. Lo que vemos es que nos dicen: `Les llevo el agua hasta el centro del barrio, ahora arréglense que vamos a ver nosotros quién hace negocio con la obra pública´”.

La propuesta
de los vecinos

Desde la comisión vecinal aclaró que no es que no están dispuestos a pagar la obra, sino que piden que el Municipio la haga y que luego le cobre a cada frentista. “En la reunión propusimos que el Municipio haga la obra completa -como se hacía antiguamente- y que se encargue de cobrarle a cada frentista. Nosotros estamos de acuerdo en pagar, no tenemos ningún problema en hacerlo”, aseguró.

Sin embargo, las autoridades comunales se negaron al pedido y Albornoz dijo saber cuál es la justificación: “El concepto que Lunghi tiene del vecino de Tandil” es que el Municipio hace la obra y después el frentista no quiere pagarla.

“El mismo nos lo dijo hace muchos años y lo volvió a decir en la reunión. Su concepto de los vecinos es: `Nosotros les hacemos el cordón cuneta y después no lo quieren pagar´. Esto es lo que piensa él. Ese el concepto que tiene el Gobierno municipal de la obra pública. No tiene ninguna confianza en los vecinos de Tandil y por eso el Estado municipal no hace obras y las delegan en empresas que hacen negocio con la obra pública y no le da la solución a los vecinos”, arremetió.

“Nos fuimos
de la reunión”

Finalmente, contó que se fueron de la reunión porque se dieron cuenta de que “no hay voluntad de solucionar el problema de agua de los vecinos de La Elena. La voluntad es otra, entonces, no teníamos nada que hacer ahí”.

Hoy a las 19 se reunirán en el barrio para definir de qué manera seguir, sabiendo que es imposible que puedan hacerse cargo por sus propios medios de la millonaria inversión que demandarán los trabajos que restan para poder acceder al agua en sus domicilios.

“El problema en el barrio es la baja densidad de casas. No se puede lotear, los lotes que están, son los que van a quedar ¿Quién sabe quiénes son los dueños? Catastro, pero no te da la información y no es nuestro trabajo salir a buscarlos. Por eso les pedimos que hagan la obra y nosotros les aseguramos que cada frentista lo va a pagar, pero no les interesa en lo más mínimo porque ese no es el negocio”, arremetió Albornoz.

Lamentó que “siempre pase lo mismo” y que haya fondos para ejecutar obras de infraestructura en distintos barrios menos en La Elena. “Creo que es el terrible capricho de decir: `Me jodiste durante tantos años, ahora ponela´”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario