¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Vecinos del Falucho 53 limpiaron el barrio y dejaron a la vista las falencias de los servicios

Toda la mugre recolectada en el Falucho 53 fue llevada en una camioneta al relleno sanitario.

El Eco

A veces hay que generar acciones para dejar al descubierto ciertas cosas que desde la Municipalidad no se llevan a cabo en los barrios. Y los vecinos del barrio Falucho 53 tomaron una buena iniciativa ante la falta de recolección de residuos, y en contra de quienes sin pensar en que esa zona de Tandil viven personas, llegan y arrojan basura como si se tratara de un baldío.

El barrio tardó en realizarse, y contar con la casa propia lleva a que la gente se reúna y además de cuidarse ante distintos hechos de inseguridad, también buscan vivir en óptimas condiciones y enviar un mensaje a los funcionarios locales para que sepan que no solo la basura se acumula en la parte delantera, sino que en las calles interiores también hay.

Silvina Peralta es una de las personas que integra esta comisión vecinal y con la que El Eco de Tandil dialogó para conocer la tarea realizada en busca de un barrio sin basura.

Aseguró que “había un canasto que colocó la Cooperativa Falucho 53 cuando comenzó con la construcción de las propiedades. Como esa zona ya está habitada, los recolectores de residuos empezaron a ingresar al barrio pero ese canasto era usado por los vecinos y la gente de afuera del barrio que se acercaba y dejaba su bolsa como si nada”.

Detalló que “se arrojaba basura en bolsa de todo tipo y realmente era un desastre, una mugre total”.

Teniendo en cuenta el foco infeccioso que resulta convivir con la basura y con los olores nauseabundos, los vecinos del barrio se juntaron para llevar a cabo una noble acción.

“Después del mediodía del sábado, muchos de los que vivimos acá nos dedicamos a limpiar la mugre y hablamos con el Municipio para que la recolección ingrese por todas las calles internas y los pasajes y que cada familia coloque su cesto en el frente”, informó.

El trabajo

Aprovechando la fría pero soleada tarde y tras detectar que personas ajenas al barrio habían dejado tirados escombros, decidieron tapar los pozos que había en la calle.

Al respecto, la vecina señaló que “lo hicimos porque hay gente que no es del barrio que ingresa, tira la basura y se va, como sucedió con un camión que dejó escombros. Viendo eso y cómo las calles están deterioradas, nos pusimos a taparlos ya que no sabemos si ese mejoramiento de calles corresponde a la Municipalidad o a la cooperativa”.

Señaló que “como terminamos rápido y éramos varios trabajando, nos dedicamos a tapar los pozos más grandes como para poder circular y que sea menos complicado”.

La recolección

Esta agrupación de vecinos comenzó por distintos ilícitos que se produjeron en el lugar. “Armamos un grupo de Whatsapp ya que hubo una época donde los robos eran frecuentes por las noches. Así que tenemos un grupo de alerta y otro donde nos comunicamos todo lo que es información del barrio”.

Manifestó que “necesitamos básicamente pedirle al Municipio que haga la recolección general, porque al barrio ingresan todos los días pero en la parte de atrás o quienes viven a los costados, los recolectores no entran porque las calles están intransitables. No sabemos el arreglo de esas calles a quién corresponde. Entonces los vecinos sacaban la basura a la calle principal y era un basurero a cielo abierto”.

Sobre el trabajo comunitario que desarrollaron, dijo que “quedó todo limpio. Una vez que terminamos no podíamos creer lo que era el ingreso al barrio. Sacamos toda la mugre del canasto, de las alcantarillas, cortamos pastos y uno de los vecinos puso su camioneta, la cargamos y fue llevada al relleno sanitario. Incluso, nos extendimos hasta Beiró y Basílico, que no corresponde al barrio, pero daba un aspecto horrible”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario