¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
PIENSAN QUE NO HAY FONDOS PARA CONCLUIR LOS TRABAJOS

Villa del Parque reclama que el Municipio termine la obra de asfalto de Del Libertador

Suspendieron los trabajos y quedaron tres cuadras sin hacer. Les informaron que la empresa se retira y vendría otra a continuar la obra. “De promesas estamos cansados”, dijo una vecina y estimó que no van a concluir el tramo que falta porque no tienen más dinero.

Mariano Leunda

Una obra muy esperada por los vecinos de Villa del Parque es el asfalto de Del Libertador. Los trabajos fueron anunciados por el Municipio innumerable cantidad de veces y los frentistas reclamaron en forma constante que se concretará de una vez por tratarse de una arteria verdaderamente intransitable teniendo en cuenta que es una zona con pendiente, donde el agua baja con mucha fuerza y destroza la calle.

Finalmente, la obra comenzó aproximadamente hace dos meses pero ahora los trabajos se frenaron y según le informaron a los vecinos, continuaría otra empresa por la necesidad de reducir costos.

Cabe recordar que el subsecretario de Obras Públicas explicó días atrás a El Eco de Tandil que de los 33 millones de pesos que debían llegar del Gobierno nacional para determinadas obras de pavimentación y repavimentación, solo enviaron el diez por ciento. El resto fue aportado por el Municipio en la medida de sus posibilidades, lo cual ralentizó las ejecuciones. Además, el impacto de la inflación hizo que el presupuesto sea mucho más elevado y ya desde el Municipio aseguraron que están analizando de dónde van a sacar el dinero para concluir los trabajos.

En ese marco, el reclamo de los vecinos cobra un especial sentido ya que la suspensión de las obras bien podría deberse a la falta de dinero para terminarla.

Cansados de promesas

Verónica García, una de las frentistas, explicó que la obra de asfalto prevista abarca desde Paso de los Andes hasta De los Granaderos, pero la empresa avanzó hasta la mitad de Potrerillos y abandonó los trabajos.

Inquietos por esta situación, los vecinos se pusieron en contacto con el Municipio, y funcionarios les dijeron que se va a terminar hasta Potrerillos y luego vendrá otra empresa a terminar el tramo que falta.

“Dicen que va a venir otra empresa a terminar el asfalto de Potrerillos hasta De los Granaderos, pero de promesas nosotros ya estamos cansados”, admitió.

Ahora falta poco más de 3 cuadras y los vecinos admiten estar “indignados”.

Norma Piñero, otra de las frentistas, contó que tiene un hijo en silla de ruedas y no puede salir porque le taparon con tierra la entrada a su casa, a la vez que la calle se encuentra intransitable.

“Esto está en mal estado ahora, pero cuando llueve es imposible transitar. La máquina por acá no pasa nunca, nadie arregla las calles. Los días de lluvia el agua baja con mucha fuerza y rompe todo. No pasan los remises, nadie quiere venir acá”, manifestó.

Y aseguró que el Municipio le había hecho una especie de puente para que su hijo pudiera entrar a la casa pero ahora quedó tapado de tierra. “Me dijeron que ellos no lo pueden destapar, que lo tengo que hacer yo. Pero no puedo ponerme yo a sacar la tierra”, afirmó.

“Nunca nos escuchan”

Verónica García explicó que en la esquina de Cacheuta se hace “una laguna que es imposible pasar”, además del peligro que constituyen las bocas de tormenta porque los chicos se meten dentro a sacar la pelota.

“Estamos cansados porque ya hace rato que venimos reclamando, y nunca nos escuchan. Una vez que por fin empiezan a hacer el asfalto, lo abandonan a mitad del trabajo. Debe hacer dos meses que comenzaron las obras, la maquinaria todavía está pero no están trabajando, tienen marcado hasta Potrerillos. Ahí se termina y luego dicen que viene otra empresa que es la que lo va a terminar. Supuestamente porque no tienen plata”, sostuvo.

Pero cuestionó que “si no pueden pagarle a una empresa para que lo termine, menos van a poder pagarle a otra”.

“Ahora va a bajar el agua con mucha más fuerza, va a destrozar más la calle. El agua va a empezar a comer la tierra, y va a quedar el asfalto arriba y abajo va a ser más imposible pasar. Por eso estamos indignados, porque siempre vivimos quejándonos de la calle y nunca nos dan importancia”, manifestó.

Además, recalcó que es una calle que usan mucho los turistas, como si fuera una avenida, por lo cual debería estar en buen estado.

Nancy Nelsi remarcó que “todos pagamos los impuestos, barrido y limpieza, pero acá nadie hace limpieza, la hacemos nosotros”.

Por su lado, Norma Carabajal contó que a eso se suma el estado de otras calles del barrio, como Cacheuta, donde vive hace 65 años y “nunca le hicieron nada. Es una calle olvidada”.

Y en el final, Jacinto Colotti agregó que “Lunghi nos toma el pelo. Ponen cordón cuneta en el Cementerio, que es todo campo, y nosotros estamos a 1500 metros del centro. Según tengo entendido la obra está paga hace tiempo pero no la hacen”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario