¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El compañero de fórmula de Lula advirtió el riesgo de no aceptar la soberanía popular

El compañero de fórmula de Luiz Inacio Lula da Silva, Fernando Haddad, advirtió ayer del riesgo de “no aceptar la soberanía popular” en caso de invalidación de la candidatura del expresidente. El exmandatario, preso por una causa por corrupción, es el favorito para los comicios de octubre.

El Eco

“El peor crimen que se puede cometer contra la democracia es no aceptar la soberanía popular”, porque esto llevaría a una “inestabilidad institucional permanente”, afirmó Haddad en una conferencia de prensa en Rio de Janeiro.

Lula, de 72 años, cumple desde abril una condena de 12 años y un mes de prisión por corrupción y lavado de dinero. Su candidatura debería ser invalidada a causa de su situación judicial.

Pero aun así, el exmandatario (2003-2010), del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), no para de crecer en las encuestas.

Un sondeo de Datafolha le atribuyó la semana pasada un 39 por ciento de intenciones de voto, frente a un 19 por ciento para el ultraderechista Jair Bolsonaro, su más inmediato seguidor. Y en una segunda vuelta, derrotaría a cualquiera de sus eventuales adversarios.

Haddad, un exalcalde de Sao Paulo, de 55 años, apuntó que Lula tendría “prácticamente asegurada la elección en la primera vuelta”, dado que el sistema electoral brasileño excluye del escrutinio los votos nulos y en blanco (11 por ciento en la encuesta de Datafolha, aparte de un tres por ciento de indecisos).

“Muchos analistas registraron que Lula ya ganó las elecciones”, aseveró.

 

Cambio de fórmula

 

Si la candidatura de Lula es anulada, el PT debería designar a Haddad para encabezar la fórmula, pero el traspaso de votos no parece fácil. En los escenarios sin Lula, el actual candidato a vice obtiene apenas un cuatro por ciento de intenciones de voto.

Pero Haddad, que también forma parte del equipo de abogados de Lula, se niega a especular sobre esa hipótesis.

“Esa pregunta tiene sentido si estuviéramos haciendo meramente un cálculo electoral. Pero lo que conseguimos demostrar (…) es que podemos derrotar el golpe de 2016 moralmente, por medio del apoyo que Lula tiene en todo el país para ser candidato y para ser presidente en la primera vuelta”, afirmó.

 

Golpe parlamentario

 

El PT califica de “golpe parlamentario” el impeachment que en 2016 destituyó a la presidenta Dilma Rousseff, heredera política de Lula, sustituyéndola por su vice conservador Michel Temer.

Haddad instó además a acatar el pedido del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas para que Lula pueda ser candidato, incluso haciendo campaña desde la cárcel. (AFP-NA)

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario