¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Guía Supremo iraní negó una posible guerra

El ayatolá Alí Jamenei, Guía Supremo de Irán, descartó toda posibilidad de una guerra y también cualquier tipo de negociación con Estados Unidos, tras el restablecimiento de las sanciones por el retiro de Washington del acuerdo nuclear.

Las declaraciones del ayatolá Jamenei aumentaron la presión sobre el presidente, moderado, Hasan Rohani, en problemas para responder al desplome de la moneda nacional, el rial, y a las recientes manifestaciones contra la inflación y la corrupción.

También parece descartar cualquier esperanza en cuanto a un diálogo con Washington, después del retiro unilateral del presidente estadounidense Donald Trump del acuerdo nuclear iraní alcanzado en 2015, seguido por el restablecimiento de las sanciones económicas del país norteamericano desde la semana pasada.

“Dirigentes estadounidenses han estado hablando descaradamente de nosotros en los últimos tiempos. Además de las sanciones, hablan de guerra y de negociaciones”, dijo en su cuenta de Twitter en inglés.

“Déjenme decir a este respecto algunas palabras al pueblo: no habrá guerra, ni negociaciones con Estados Unidos”, añadió Jamenei.

Al mismo tiempo, el ministro de Defensa, Amir Hatami, dio a conocer un misil de corto alcance de nueva generación y prometió reforzar las capacidades balísticas de Irán.

La radiotelevisión del Estado IRIB indicó que la nueva versión del misil Fateh Mobin había “pasado las pruebas”, y que era capaz de alcanzar blancos en tierra y en mar.

Las sanciones estadounidenses son para muchos iraníes -incluso para aquellos en las altas esferas del poder- un factor agravante para los problemas que sufre el país desde hacer largo tiempo.

 

“Problemas internos”

 

“Los problemas sustanciales (que afronta Irán) de hoy en día no vienen del exterior, son internos”, sostuvo el ayatolá Jamenei.

Agregó que “expertos económicos y autoridades piensan que la causa de este problema no es externo, sino interno”, dijo durante un discurso en Teherán.

“No digo que las sanciones no tengan impacto, pero se trata principalmente de la manera cómo las afrontamos”, indicó.

Estas expresiones hacen eco a las críticas que viene recibiendo el presidente Rohani, especialmente de los Guardianes de la Revolución, el poderoso ejército de élite de la República Islámica.

Electo para un primer mandato en 2013, el presidente Rohani fue el principal motor del lado iraní del acuerdo internacional sobre el tema nuclear concluido en Viena en julio de 2015 entre Teherán y el Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia y Alemania).

Por este acuerdo, Irán limitó considerablemente su programa nuclear a cambio de un levantamiento de una parte de las sanciones internacionales que asfixiaban su economía. Según el último informe de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA), Teherán respetó sus compromisos y, a excepción de Estados Unidos, las otras partes mantuvieron el acuerdo.

Rohani fue reelecto para un nuevo periodo de cuatro años en mayo de 2017, con el apoyo de los reformistas. AFP-NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario