¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Estados Unidos anunció el repliegue de tropas de Medio Oriente y Rusia lo celebra

Donald Trump defendió el retiro de las tropas estadounidenses de Siria afirmando que Estados Unidos no tiene la intención de ser el “policía de Medio Oriente”, dejando el terreno libre a Rusia, que no oculta su satisfacción.

Los presidentes Hasán Rohani y Recep Tayyip Erdogan se reunieron ayer.

El Eco

Si bien quedan muchas preguntas por responder sobre el futuro de los ataques aéreos estadounidenses contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y la política de Washington hacia Irán en la región, el inquilino de la Casa Blanca puede presumir de haber mantenido una promesa de campaña.

“¿Quiere Estados Unidos ser el policía de Medio Oriente, para no obtener nada e invirtiendo vidas valiosas y miles de millones de dólares (…)? ¿Queremos estar ahí para siempre? Es tiempo de que otros peleen finalmente…”, tuiteó el mandatario.

La retirada de Estados Unidos hará que Rusia, que ha desplegado su poder aéreo en apoyo del presidente sirio Bashar al Asad, sea la potencia global preeminente en el conflicto.

El presidente ruso, Vladimir Putin, quien ha descrito la caída de la Unión Soviética como un desastre geopolítico histórico, ve a Siria, la aliada de Moscú desde hace mucho tiempo, como un activo clave para preservar la influencia en el Medio Oriente.

Rusia consideró “justa” la decisión de Trump. “Donald tiene razón, estoy de acuerdo con él”, dijo, sobre el retiro de unos dos mil soldados estadounidenses de Siria.

El régimen chiita de Irán también ha respaldado enérgicamente a Asad, a diferencia de Turquía.

 

Amenaza latente

 

Desde 2014, el EI ha perdido la mayor parte de su autoproclamado “califato” ante las sucesivas ofensivas.

Pero Francia, Reino Unido y Alemania, aliados de Estados Unidos en la lucha contra el EI y objetivos regulares de acciones terroristas atribuidas al grupo, no coinciden con Trump en que ha sido derrotado.

“El EI retrocede pero la amenaza no ha terminado”, dijo el ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas.

En París y Londres, principales aliados sobre todo en las operaciones aéreas, insistieron en que la campaña militar contra el EI continúa.

La continuidad de la campaña aérea, en la que Estados Unidos y sus aliados han pasado años atacando blancos de EI en todo el país, es foco principal de incertidumbre tras el anuncio de Estados Unidos.

Ayer, Rebecca Rebarich, portavoz del Pentágono, dijo que el ejército estadounidense continuará sus operaciones aéreas en Siria, al menos en el corto plazo: “Mientras haya tropas en tierra, llevaremos a cabo ataques aéreos en apoyo a nuestras fuerzas”, dijo a la AFP.

“En cuanto a lo que pasará después de la salida de las tropas, no especulamos sobre operaciones futuras”, añadió.

Mike Pompeo, jefe de la diplomacia estadounidense, dijo que “Estados Unidos tienen la intención de continuar su campaña contra el terrorismo y seguir luchando contra el EI, ya sea en Siria o en cualquier otro lugar”.

Por su parte, Turquía e Irán, dos actores clave en Siria, hablaron del impacto potencial de esta retirada durante una reunión en Ankara de sus presidentes, Recep Tayyip Erdogan y Hasán Rohani.

“La integridad territorial de Siria debe ser respetada por todas las partes”, dijo Rohani, en momentos en que la creciente autonomía de los kurdos sirios preocupa a Turquía.

 

Los kurdos, “traicionados”

 

Como resultado directo de la decisión de Trump, la milicia kurda YPG, principal componente de las fuerzas democráticas sirias (FDS), está bajo amenaza de una ofensiva turca que le obligaría a abandonar la lucha contra el EI.

Según las FDS, el retiro estadounidense ofrecerá al EI una oportunidad. “Esto tendrá un impacto negativo en la campaña antiterrorista”, advirtieron.

En Ras al-Ain, una ciudad fronteriza entre Turquía y Siria, se organizó una manifestación para repudiar el retiro de las tropas estadounidenses.

Khalid Osoo, kurdo de Siria, no se rebela contra la decisión de Donald Trump de “traicionar al pueblo kurdo”.

“No lo aceptaremos y no dejaremos nuestra tierra. Los kurdos siempre han sido traicionados (…) Nunca volveremos a confiar en nadie”, agregó Hamreen Salah.

En este contexto, los dos principales responsables políticos de las zonas bajo control kurdo en Siria serán recibidos hoy en París, informó ayer a la AFP Jaled Issa, representante kurdo en Francia.

“Los dos copresidentes del Consejo Democrático Sirio (brazo político de las FDS) Riad Darar y Ilham Ahmed, son esperados en París”, indicó Jaled Issa, representante del Rojava, la federación autónoma dirigida por los kurdos.

La información fue confirmada por el Elíseo, sin precisar si sería en la presidencia francesa o en el ministerio de Relaciones Exteriores. AFP-NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario