¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Tensión en una marcha contra el pacto de la ONU sobre migración

Varios miles de personas se manifestaron en Bruselas contra el pacto de la ONU para las migraciones, una concentración convocada por un grupo de extrema derecha y marcada por incidentes con las fuerzas de seguridad.

La movilización en Bruselas terminó con graves enfrentamientos.

El Eco

Una masiva movilización contra el Pacto Migratorio impulsado por la ONU y avalado por el gobierno belga terminó con graves enfrentamientos entre manifestantes de ultraderecha y la policía.

Los disturbios se desataron junto al edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea (CE), cuando varios de los manifestantes lanzaron adoquines y vallas a los agentes de policía.

Los agentes de seguridad respondieron con gases lacrimógenos y un cañón de agua para dispersar a los manifestantes.

El edificio de la CE, el Ejecutivo de la Unión Europea (UE) resultó dañado, informó la agencia nacional de noticias belga,

De acuerdo con la policía local, 5.500 personas acudieron a la convocatoria, que en un primer momento había prohibido el ministro-presidente de la región de Bruselas, Rudi Vervoort.

Sin embargo, el Consejo de Estado belga, un tribunal administrativo, suspendió la prohibición el viernes al considerar que el temor a los disturbios que pudiera ocasionar la marcha no justificaba su veto.

 

Contrapropuesta

 

En paralelo a la protesta, también hubo una concentración de apoyo al pacto migratorio de la ONU a la que según la Policía de Bruselas acudieron mil personas sin ningún disturbio.

Entre los organizadores y asistentes a la manifestación contra el Pacto Migratorio de la ONU figuran la ultraderecha flamenca del partido Vlaams Belang, la Asociación de Estudiantes Católicos Flamencos (KVHV) y la Asociación de Estudiantes Nacionalistas (NSV).

El Pacto Migratorio de la ONU agitó recientemente la vida política belga, hasta el punto de que la formación nacionalista flamenca N-VA rompió la semana pasada la coalición de gobierno de la que era socia mayoritaria.

La N-VA, que inicialmente había dado su visto bueno a ese texto no vinculante a favor de una migración ordenada y respetuosa con los derechos humanos, cambió de posición en las últimas semanas y dio un ultimátum al primer ministro, el liberal francófono Charles Michel, advirtiéndole de que si firmaba el pacto romperían la coalición.

El ex secretario de Estado de Migración, Theo Francken, miembro de la N-VA y conocido por sus declaraciones contra la inmigración, publicó el sábado un vídeo en Facebook donde mostraba su apoyo a los manifestantes de la marcha, aunque pedía que la protesta se dirigiera contra la política migratoria y no contra los inmigrantes. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario