¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Confirmaron que la falsa médica de Cañuelas seguirá en libertad

El juez de Garantías Miguel Rizzo resolvió en las últimas horas que una de las falsas médicas que trabajaba en el Hospital Marzetti de Cañuelas continúe en libertad, mientras tres casos por presunta mala praxis fueron denunciados ante la justicia.

Según trascendió, se trata de Thais Soares Costa, la estudiante de medicina investigada por haber trabajado en el Hospital Marzetti sin estar recibida, y quien usurpó la identidad de una médica brasileña llamada Sonia Banhuki Galvao y que ejerce en Brasil.

El magistrado denegó el pedido de detención realizado por la fiscal Norma Pippo, por considerar que la imputada “se encuentra a derecho” y “no existe peligro de fuga”.

Rizzo también negó el pedido de detención de otro médico, Renné Alves, egresado de la Universidad de Morón, y quien está acusado de encubrir a Soares Costa y al otro falso médico, Felipe Nori.

A diferencia de la situación de Nori, quien se encuentra detenido, hasta el momento no hay denuncias por mala praxis contra Soares Costa.

En diálogo con NA, Claudio Calabressi, que representa a familiares de personas que fallecieron al ser atendidas en el hospital municipal entre agosto de 2017 y marzo de este año, y uno de ellos por Nori, confirmó la realización de las tres denuncias penales.

El letrado pidió que se investiguen los delitos de homicidio, asociación ilícita y malversación de caudales públicos.

“Una de las denuncias es contra Nori, pero en la otra denuncia el acusado es Renne Alves”, confirmó el letrado.

 

Hechos investigados

 

Uno de los casos presentados ante la Fiscalía 1 de Cañuelas, según relató Calabressi, es el de Nelson Sánchez, quien falleció el 31 diciembre pasado, presuntamente por una tuberculosis fulminante.

“El 29 de diciembre Sánchez fue al hospital con su esposa, lo atendió el jefe de guardia Hernán Carpio, le dijo que tenía gastroenteritis, y lo medicó. Se fue a la casa, pero al día siguiente se seguía sintiendo mal, volvió al hospital y el médico Renne Alves, le diagnosticó neumonía y lo medicó”, relató el letrado.

Sánchez regresó al hospital el 31 de diciembre, lo atendió Alves, y quedó internado en observación.

“El médico le dijo a la esposa de Sánchez ya vuelvo, y no apareció nunca más. La causal de muerte en la historia clínica dice que fue tuberculosis fulminante, pero resulta que no se implementó ninguna de las medidas que indica el protocolo en estos diagnósticos. No hubo profilaxis a la familia, ni tampoco denuncia a la región sanitaria”, comentó.

La otra denuncia y que apunta contra Nori, es el caso de una mujer de 68 años que fue trasladada en ambulancia desde su casa hacia el Hospital, y cuando llegó, ya estaba muerta.

“El chofer de la ambulancia y la enfermera contaron que Nori no hizo ninguna maniobra de reanimación con la paciente”, indicó.

Por este hecho, Calabressi pidió que se investigue a Nori por los delitos de homicidio, estafa, falsificación de documentos públicos, usurpación de títulos y honores, y ejercicio ilegal de la medicina.

Y por último, el tercer caso denunciado es el de una mujer que estaba embarazada de 8 meses y fue a un control al hospital en marzo pasado.

“La atendió una médica que no sabía usar el ecógrafo, y por eso llamó a Carpio. La mujer quedó internada y perdió el bebé. Hasta el día de hoy no le entregaron al cuerpo y ningún abogado de Cañuelas quiso agarrar el caso”, señaló el abogado. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario