¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

El Senado de la Nación autorizó por unanimidad los allanamientos en las propiedades de Cristina

Fue por 67 votos a favor y ninguno en contra. La expresidenta dio su voto afirmativo. Los procedimientos los pidió el juez Claudio Bonadio por la causa de los cuadernos por el pago de presuntas coimas.

El Eco

El Senado de la Nación aprobó por unanimidad anoche, en general, los allanamientos a los domicilios de la expresidenta Cristina Kirchner ordenados por el juez federal Claudio Bonadio, pero la votación se dividió cuando se trataron las condiciones pedidas por la senadora.

Con 67 votos a favor, la cámara alta aprobó el dictamen que autoriza los allanamientos y pide a Bonadio que cuide “el derecho a la intimidad” de la senadora del Frente para la Victoria.

Los operativos serán en tres domicilios: el de Recoleta, ubicado en Juncal al 1300, el de Río Gallegos en la calle Mascarello al 400, y el de El Calafate en la calle Padre de Agostini y Los Tehuelches. Aún no se sabe cuándo serán, pero ahora el magistrado tiene libertad para ordenarlos cuando crea conveniente.

Sin embargo, en la votación en particular en el recinto despertó divisiones respecto del pedido del kirchnerismo de incluir las condiciones que había puesto la exmandataria. En ese sentido, 47 senadores votaron a favor de dejar el dictamen como estaba y 20 lo hicieron en contra.

Cristina Kirchner había pedido incluir en ese punto un pedido al juez para que no haya cámaras en los procedimientos para evitar la difusión de imágenes y que hubiera senadores presentes, entre otros.

 

El encuentro

 

La sesión comenzó pasadas las 14.20, cuando Cambiemos consiguió quórum. Hubo en total 24 oradores, con muchas posiciones a favor y en contra. Los argumentos, de quienes acompañaron, se basaron en que colaborará a la investigación y en que la Argentina necesita «justicia», mientras quienes lo rechazaron se basaron en la «persecución política» hacia la ex jefa de Estado y a que el pedido de Bonadio no estaba bien fundamentado.

Uno de los discursos más encendidos a favor de la norma fue el de Esteban Bullrich, que apeló a la frase «queremos flan» que viralizó Alfredo Casero: «Fueron muchas denuncias y obras que no avanzaron. No avanzaron porque repartieron flan. Flan para el juez, flan para el fiscal, flan para el periodista militante, flan para acallar a los que denunciábamos la corrupción».

«Como todo cocinero sabe, cuando uno cocina mucho flan en algún momento se queda sin huevos. Y en Argentina hubo escasez de huevos para que avanzaran las causas de corrupción. Eso fue lo que pasó», completó.

Por el lado del kirchnerismo, se destacó María Inés Pilatti Vergara, quien disparó fuerte contra Bonadio y el peronismo opositor: «¿Ustedes qué creen? ¿Que esto no se va a dar vuelta? Esta cirqueada de la que están siendo cómplices, ¿creen que no les va a tocar a ustedes alguna vez? Excavaciones, escaneos de paredes en departamentos vecinos. ¿Sabes qué, Bonadio? Escaneate la cabeza, a ver si nos encontramos con que te queda una neurona de sensatez republicana».

 

El descargo de la expresidenta

 

A su turno, la senadora del FPV Cristina Kirchner afirmó anoche que no se “arrepiente de nada” de lo que hizo en su gestión y señaló que “si algo faltaba para consagrar el uso del Poder Judicial para la persecución política era esta causa”, en referencia a la investigación sobre el presunto pago de coimas en la obra pública en su gestión.

“No. No me arrepiento de nada de lo que hice. De lo que me arrepiento es de no haber sido lo suficientemente inteligente o amplia para poder persuadir de que lo que estábamos haciendo había mejorado la situación de muchísimos argentinos y la posición del país”, señaló.

La expresidenta remarcó además que hay en la Argentina una “utilización del Poder Judicial como un instrumento de persecución y proscripción de dirigentes populares” y lo comparó con lo ocurrido en Brasil con el exjefe de Estado Luiz Inacio Lula Da Silva.

Seguidamente le apuntó al Bloque Justicialista de Miguel Pichetto y afirmó: “Estas cosas no le pasan a cualquiera. Si los cualquiera votan lo que quiere el poder de turno, les votan reforma previsional, no les pasa. Estas persecuciones les pasan a los que creemos en algo y defendemos ese algo”.

 

Obra pública

 

La exmandataria se refirió además al avance de la causa que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio, puso en duda que los empresarios que se acogen al régimen del “arrepentido” estén diciendo la verdad en los tribunaales de Comodoro Py y volvió a reclamar “una auditoría global de la obra pública” durante su gestión, “no como hizo (Javier) Iguacel, únicamente de vialidad y únicamente en Santa Cruz”.

En otro párrafo aseguró: “¿Realmente creen que los que están hablando como arrepentidos están diciendo la verdad? ¿Que la patria contratista y la cartelización de la obra pública empezó el 25 de mayo de 2003?”.

“Gobierna Mauricio Macri, el hijo de Franco, el primo de Ángelo Calcaterra, el hermano del alma de Nicky Caputo”, señaló la exmandataria para relacionar al Presidente con contratistas de la obra pública.

 

“Manipulación descarada”

 

Respecto al pedido de allanamiento a sus propiedades, la exjefa de Estado denunció que “hay una manipulación descarada, humillante y grosera, de hostigamiento permanente” hacia su persona, e insistió: “Si creen que con esto van a hacer que cambie mis ideas o que vote lo que ustedes quieren o que me calle la boca…, no”.

“Esta es la primera vez que se va a allanar la vivienda de un senador”, dijo.

En otro pasaje de su discurso, le apuntó a la vicepresidenta Gabriela Michetti, al recordar que guardaba sobres con dinero en su placard “y nadie allanó su casa”, mientras que también se refirió al escándalo por los aportantes falsos a la última campaña electoral de Cambiemos en Buenos Aires. (NA)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario