¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

En el Colón, el Consejo de la Magistratura celebró los 20 años de su primera integración

El presidente Miguel Piedecasas destacó que la actual integración del cuerpo logró elevar 233 ternas para cubrir vacantes en los tribunales. Y resaltó que además llevó adelante cinco juicios políticos contra jueces por causas de mal desempeño.

El Eco

El Consejo de la Magistratura celebró ayer en el Teatro Colón sus 20 años de existencia y su presidente, Miguel Piedecasas, destacó que la actual integración del cuerpo logró elevar 233 ternas para cubrir vacantes en los tribunales y llevó adelante cinco juicios políticos contra jueces por causas de mal desempeño.

Además, el titular del organismo, representante de los abogados del interior, ratificó su “compromiso democrático y republicano” para “lograr un mejor sistema de justicia”.

“Ahora, para acceder a la magistratura hay que presentar antecedentes, hacer entrevista, audiencia pública y una terna.

Solo sobre la terna que eleva el Consejo podrá utilizarse la discrecionalidad política para luego pretender el Poder Ejecutivo obtener el acuerdo con el Senado y nombrar así a un juez de la Nación”, resaltó.

Del evento, que se realizó en el salón dorado del Teatro Colón, participaron el secretario de Cooperación del Ministerio de Seguridad, Pablo Noceti, exconsejeros, todos los miembros de la Cámara Federal de Casación Penal y varios embajadores argentinos y extranjeros.

También estuvieron el secretario general de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN), Julio Piumato, y Santiago Muñoz Machado, secretario de la Real Academia Española, que firmó un convenio con el Ministerio de Justicia para colaborar con la actualización del diccionario de la lengua jurídica.

 

Los logros de la actual integración

 

Durante su discurso, en el que se mostró visiblemente emocionado, Piedecasas destacó los logros de la actual integración del organismo, que terminará su gestión en noviembre de este año y será completamente renovada.

Entre otras cosas, el presidente del cuerpo señaló que cuando asumió como consejero había cerca del 30 por ciento de vacantes en diferentes tribunales del país: “Hemos logrado elevar a la fecha 233 ternas y a fin de año, cuando nos vayamos, habremos, seguramente, conseguido el número de 270 o 280 ternas”, adelantó.

Por otra parte, Piedecasas aseguró que la creación del Consejo a partir de la reforma constitucional de 1994 “abrió las puertas de la participación ciudadana en la designación o destitución de un juez” y “la administración de los recursos” en el Poder Judicial.

“Antes, la remoción de un magistrado era un tema de absoluta discrecionalidad política. Hoy, con esta Constitución, tenemos un proceso de doble instancia: investiga la comisión de Disciplina y Acusación y luego el que juzga es un jurado de siete miembros, totalmente representativo”, manifestó.

En este sentido, precisó que la actual integración del organismo realizó cinco juicios políticos por mal desempeño, “de los cuales uno ha culminado con la absolución, tres con la renuncia y otro con la destitución”.

En toda su historia, el Consejo aplicó 45 sanciones y llevó adelante 35 jurys: 18 jueces terminaron siendo echados, 10 dejaron el cargo voluntariamente y siete fueron considerados inocentes.

 

El Consejo

 

El Consejo de la Magistratura de la Nación fue incorporado al diseño institucional de la Argentina en la Convención Constituyente de 1994, cuando fue reformada la Constitución, a través del artículo 114.

En 1997 -a través de la ley 24.937 y su inmediata modificación, la 24.939- configuró el marco legal para que en 1998 el Consejo de la Magistratura pueda comenzar a funcionar como un órgano permanente del Poder Judicial de la Nación: sus atribuciones son la selección, juzgamiento y remoción de los magistrados, y la administración de la justicia federal.

En noviembre de ese año, se hizo la primera elección de los entonces 20 miembros que tenía según la reglamentación, con un período de cuatro años: además del presidente de la Corte Suprema, tenía que estar integrado por cuatro jueces, cuatro diputados, cuatro senadores, cuatro abogados y un representante del Poder Ejecutivo y dos del ámbito académico y científico.

La composición fue modificada por leyes posteriores, la 26.080 y la 26.855, de 2006, y así fue como ahora cuenta con 13 miembros, de los cuales tres son jueces, dos abogados, uno representante académico, otro del Poder Ejecutivo, tres senadores y tres diputados. (NA)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario