¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Más del seis por ciento de la población joven de la Argentina padece de asma

Más del seis por ciento de la población joven de la Argentina padece asma, enfermedad reconocida como un problema de salud pública a nivel mundial, tanto en los países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo.

El Eco

Por Leonardo Coscia.

 

Según un estudio de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR), en conjunto con otras instituciones, cerca de 100 mil argentinos entre 20 y 44 años tienen asma.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que, actualmente, existen 235 millones de personas con asma, y el 80 por ciento de las muertes por esta causa se registran en los países de bajos o medianos ingresos.

Según un estudio nacional, que tuvo como objetivo determinar la prevalencia de asma en la población adulta joven, seis de cada cien personas tuvieron algún ataque de asma en los últimos doce meses -o toman medicación actualmente debido a esta patología- y nueve de cada cien tienen o han tenido alguna vez asma confirmado por un médico.

Este dato fue compartido en la primera Jornada del Año AAMR, un evento organizado por la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria que reunió a médicos especialistas para abordar diferentes temáticas sobre la situación actual de la enfermedad, los desafíos de los especialistas y las claves para pensar un futuro con logros y avances.

Ariel Blua, coordinador de la sección Enfermedades Obstructivas de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria, detalló que “se trata de una enfermedad inflamatoria de las vías respiratorias que puede ser causada por múltiples factores, tanto genéticos como ambientales”.

“Aunque no se puede curar, se puede controlar con un diagnóstico y tratamiento adecuados, por tanto, los pacientes pueden disfrutar de una buena calidad de vida. El tratamiento adecuado de la enfermedad y el manejo de los factores sociales y ambientales que la complican redunda en un control del problema, una reducción de la frecuencia y gravedad de las crisis y una mejoría en la salud y calidad de vida de los enfermos”, explicó Blua, quien es jefe de Servicio de la Unidad de Enfermedades Respiratorias en el Hospital Privado Universitario de Córdoba.

 

Los ataques

 

De acuerdo a los datos obtenidos tras la última Encuesta Nacional de Prevalencia de Asma, los ataques de asma se dan con mayor frecuencia en invierno (55 por ciento) y en primavera (48,8 por ciento).

Además, el 55 por ciento de las personas que dicen haber tenido una crisis de asma solicitaron atención en un servicio de urgencia y el 23 por ciento fue internado.

Un dato muy llamativo, es que menos de la mitad de las personas (46,8 por ciento) que dicen tomar medicación para el Asma, la aplican sólo cuando tienen síntomas. Esta enfermedad ocasiona más de 15 mil hospitalizaciones por año en hospitales públicos de todo el país.

“El asma mal controlado representa una carga significativa para el paciente y la sociedad, reduce la participación en la vida familiar y comunitaria, produce pérdida de productividad (pérdida de días de escuela y de trabajo), eleva significativamente los costos a nivel de los sistemas de salud y, no tratado, puede producir la muerte. Para evitar estas consecuencias negativas es fundamental su diagnóstico, tratamiento y control”, indicó el especialista. NA

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario