¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis
"EL MADOFF ARGENTINO"

Negaron la libertad a Blaksley y liberaron a tres imputados

La Cámara Federal porteña rechazó la excarcelación del empresario Enrique Blaksley Señorans, conocido como “El Madoff argentino”, y ordenó la libertad de otros tres imputados que están procesados por damnificar a unos 300 ahorristas en la que se cree que es la mayor estafa en la historia del país.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la sala I del tribunal de alzada denegó la libertad a Blaksley (53) porque hay peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación, tal como había sostenido anteriormente la jueza María Servini, a cargo de la causa.

En tanto, resolvió excarcelar a su cuñado y gerente administrativo de Hope Funds, Federico Dolinkué (46); al encargado de formar las sociedades en el exterior, Alejandro Miguel Carozzino (37), y a la gerente comercial, su cuñada Verónica Vega (43).

En todos los casos, los camaristas fijaron fianzas millonarias, pero redujeron las que se le habían impuesto hace algunos meses y que los imputados no podían pagar.

Los cuatro están procesados por “asociación ilícita, estafas reiteradas en al menos 318 oportunidades, lavado de activos de origen ilícito y captación de ahorros no autorizada agravada por haber sido cometido mediante oferta pública” y tienen embargos millonarios en su contra.

Para Servini, “de lo actuado hasta el momento, surge que Blaksley, con la colaboración de Carozzino, Dolinkue y Vega montó una estructura empresarial compleja que se destinó tanto a la defraudación de privados, como del fisco nacional”.

Para la jueza, Blaksley “con las sumas dinerarias confiadas, amplió aún más esa estructura, mediante la inversión en diferentes emprendimientos y la creación de nuevas sociedades, muchas de las cuales eran y son sólo cáscaras, es decir, sociedades con nombre y capital social, pero sin funcionamiento alguno”.

En un principio, el titular de Hope Funds cumplió con el compromiso asumido en los contratos y de esa manera se ganó la confianza de sus clientes, quienes a su vez promocionaban a la empresa, sin saber lo que en verdad ocurría en ella y les acercaban nuevos interesados.

Así, se firmaban los mutuos en pesos y dólares, según adonde se dirigía la inversión, y se arreglaba un porcentaje de rédito, el cual debiera haber guardado relación con el destino del dinero, pero que muchas veces no lo hacía.

De esta manera, los recursos obtenidos se desviaron hacia otras vías, tales como negocios personales de los miembros del grupo Hope Funds, tanto dentro del ámbito nacional como del internacional.

La asociación ilícita, que operó entre 2007 y 2016, estaría constituida por unas 15 personas, las cuales desde su rol aportaron para que se produzca el desfalco, y también por alrededor de 60 sociedades comerciales, muchas de ellas constituidas en distintos países como Estados Unidos y Panamá.

Otro de los productos ofrecidos eran participaciones o construcciones futuras en emprendimientos urbanísticos como departamentos en Nordelta y el barrio privado Verazul de Pilar, que nunca se pudo construir.

Para lograr sus fines, Blaksley se mostraba como un hombre de negocios exitoso, accedió a encuentros con los papas Francisco y Benedicto XVI y organizó eventos deportivos como los partidos de tenis entre Roger Federer y Juan Martín del Potro y la visita del velocista Usain Bolt para correr contra el Metrobus. (Télam)

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario