¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Pidieron penas de prisión en el juicio por el caso Lebbos

El fiscal del juicio por el crimen de Paulina Lebbos, la joven asesinada en 2006 cerca de la capital tucumana, pidió penas de seis y diez años para los seis acusados sometidos al proceso.

Alberto, padre de Paulina Lebbos.

El Eco

La condena más alta fue requerida para Roberto Luis Gómez, quien llegó al debate preso como coautor de la «privación ilegal de la libertad seguida de homicidio» de Lebbos (23).

Sin embargo, en su alegato de cuatro horas, el fiscal Carlos Sale imputó a Gómez como «partícipe secundario», por lo que solicitó una pena de diez años.

Al comenzar su exposición ante los jueces Dante Ibáñez, Carlos Caramuti y Rafael Macoritto, el fiscal sostuvo que alegaba «en honor a esa joven madre cuyo nombre es símbolo de lucha contra la impunidad que aún impera en nuestra sociedad».

En otro tramo de su alegato, Sale pidió seis años de cárcel para el expolicía Hugo Waldino Rodríguez como coautor de «encubrimiento real» en concurso ideal con «falsificación ideológica de instrumento público».

También lo acusó como «partícipe secundario» del delito «coacción» en perjuicio de dos testigos y como «autor» de «falso testimonio» por haber sostenido que desconocía esos mismos testimonios.

En definitiva, el fiscal requirió tres años por el encubrimiento, dos por la coacción y uno por el falso testimonio.

En tanto, el fiscal solicitó seis años como coautores de «encubrimiento real» -más las accesorias por ser funcionarios públicos- en concurso ideal con «falsificación ideológica de instrumento público» para el exjefe de policía Hugo Sánchez, el subjefe Nicolás Barrera, el exsubjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito y el exsecretario de Seguridad, Eduardo Di Lella.

Y para estos cuatro les pidió, además, diez años de inhabilitación especial para ocupar cargos públicos.

«Ocultaron e hicieron desaparecer rastros, pruebas o instrumentos y falsearon el acta cabeza de sumario, el acta de procedimiento», sostuvo Sale en referencia al acta de hallazgo del cadáver del 11 de marzo de 2006.

Para Sale, si bien Rodríguez no era policía al momento del hecho también firmó dicha acta falsa.

En el caso de los exfuncionarios públicos, el fiscal desistió acusar por «abuso de autoridad» por considerar que este delito prescribió hace un mes.

Por último, Sale solicitó que en caso de ser condenados, a los acusados se les dicte la prisión preventiva hasta que el fallo quede firme, excepto Sánchez, quien ya se encuentra detenido.

Al finalizar los alegatos, el tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta hoy a las 8.30 cuando la querella realizará su respectivo alegato.

El juicio comenzó el febrero de este año y durante las audiencias declararon 201 testigos, al tiempo que se estima que el veredicto se conozca el 28 de diciembre próximo.

 

El caso

 

El 26 de febrero de 2006, Paulina Lebbos salió de un boliche de la zona conocida como el exAbasto, en la capital tucumana, adonde había ido a bailar con su amiga Virginia Mercado.

Según determinaron los pesquisas, alrededor de las 6.30 de ese día, ambas jóvenes se subieron a un remís color bordó y mientras Virginia descendió primero en su domicilio de La Rioja al 400, Paulina siguió viaje hasta la casa de su novio aunque nunca llegó a destino.

Al cabo de 13 días de su desaparición, la joven fue hallada asesinada al costado de la ruta provincial 341, a la altura de Tapia, a unos 30 kilómetros de la capital tucumana.

En su última testimonial en el juicio, Mercado deslizó que su amiga sufría violencia por parte de su novio al momento del crimen, César Soto.

Si bien aclaró que «abusada» no era un término correcto para definir el trato que su amiga recibía, explicó que Soto «era muy celoso y a veces, sin desearlo, tenía que complacerlo, para no pelear y evitar posibles conflictos».

Y en ese sentido, Sandra Musumeci, psicóloga forense de Gendarmería Nacional, declaró en la última audiencia que «la joven «se encontraba en una situación de vulnerabilidad, ya que sufría violencia de género por parte de su pareja César Soto». (Télam)

 

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario