¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Necrológicas

V ALICIA BEATRIZ PEREYRA

Es triste aceptar la partida de una persona a quien en vida se ha amado, con la que se ha compartido y mucho más, pero hay que recordar que fue una decisión de Dios y que se debe aceptar y resignarse ante la pérdida. Los hijos de Alicia Beatriz Pereyra Pereyra, acercaron un sentido texto con el que la recuerdan.

“Estas palabras son parte del homenaje que merece la persona que cuidó y amó a mis hermanos y a mí desde nuestro nacimiento, Alicia Beatriz Pereyra de Fortuny, nuestra mamá.

Ella nació el 3 de diciembre de 1943 en Tandil, y sus padres fueron don Segundo Héctor Pereyra y doña Roquelina Sánchez. Se casó con Carlos Alberto Fortuny, y tuvieron a Héctor Alberto, Pablo Daniel y Jorge Eduardo, quienes le dieron como nietos a Florencia, Julieta, Violeta, Germán, Luca y Martina. También disfrutó a hermana inseparable Liliana Mabel Pereyra, quien se casó con Rubén y le dio dos sobrinos Bency y Andrés.

Para comenzar, si tuviera que usar una palabra para describirla, sería bondad. En mis 53 años no he visto a una persona más bondadosa, más solidaria, que mi mamá, cada persona que se acercaba a su vida, no importaba si era pariente, amigo o cualquiera sea la relación y precisara algo, fuera caro o barato, ella lo compraba y se lo regalaba. Recuerdo entrar en su dormitorio y encontrarme lleno de cajas envueltas en papel de regalo para ser entregadas en cualquier momento, regalos de todo tipo, esa era mi mamá. El dinero era un medio para bendecir a otros, no preciso que les cuente que nunca fue buena en la administración de su dinero.

También recuerdo una mamá orgullosa de sus hijos y nietos, toda conversación que tenía desembocaba en lo bueno y maravillo de sus hijos. Luego, cuando nacieron sus nietos, ellos eran increíbles, esa era mi mamá, una mamá orgullosa de sus hijos y nietos.

Ella también era una persona perdonadora y buscaba vivir en paz con todo su entorno. Si alguien le causaba daño, se pelearan y se alejaran, al tiempo si volvían, los recibía como si no hubiera pasado nada, y seguía ofreciendo su amistad con los mismos privilegios que los mejores amigos.

Mi mamá fue una persona muy querida por toda su familia y amigos y será recordada por todos nosotros como una persona extremadamente bondadosa, y nuestra despedida es hasta pronto, porque esperamos reunirnos cuando así lo disponga nuestro Dios”.

 

V ANTONIO SÁNCHEZ

El pasado 22 de octubre, a los 86 años, falleció Antonio Sánchez, alías “Antonito”, como más se lo conocía.

Fue criado en Napaleofú, donde aprendió las tareas y secretos del campo, desempeñándose como peón rural, surcando así su vida y la tierra. Pero se radicó en la ciudad de Tandil, donde formó su familia y cambió su tarea hacia la industria ladrillera.

Sólo supo de sonrisas de hombre bueno, simplicidad y transparencia, de ese tipo de hombre que con tan sólo un rayito de sol al empezar el día, ya era feliz.

Su esposa Rosa Emilia, su hijo Mauricio, sus nietos, sus hermanos y sus sobrinos Orlando, Nelson, María Rosa, Fernando, Margarita y Omar, junto a sus sobrinos políticos Andrés, Sergio, Valeria, Graciela y Claudia, honran su memoria y mantienen vivo su recuerdo.

 

V FRANCISCO LUCIANO ÁLVAREZ

Nació en 2 de abril de 1958 en Córdoba capital y vivió con su familia compuesta por su mamá María, su papá Francisco y sus ocho hermanos: Jesús, Miguel, Félix, Antonio, Beatriz, María, Alejandro y Enrique.

A los 18 años encontró su vocación incorporándose al Ejército Argentino, donde estuvo hasta sus 20 años en Córdoba, cuando surgió un pase al Ejército de Tandil. En esta ciudad prestó servicio por espacio de 30 años, hasta el momento de su jubilación. Paralelo a eso, se incorporó a la Banda Municipal, asistiendo hasta sus últimos días.

A lo largo de su vida tuvo cuatro hijos Alejandro, Franco, Pamela y Érica. En el camino que recorrió, conoció a su segunda esposa y viuda Mariana Lavayén, con la cual compartió sus últimos nueve años con los hijos del corazón: Cintia, Julio, Mariana y César. También sus nietos del corazón, por los que sentía un gran afecto: Lucía, Delfina, Benjamín, Maia, Gonzalo, Catalina, Ignacio y Esteban, dejando un vacío enorme en cada uno de ellos para los cuales fue una gran inspiración, no sólo como abuelo, sino con la música ya que les enseñaba jugando a cantar, tocando sus instrumentos.

Era una persona muy querida en la comunidad. Asistía y formaba parte del Círculo de Suboficiales Retirados “Eduardo Argentino Cerone”, como socio, donde conoció a muchas personas y muchos de ellos sus amigos que hoy lo recuerdan con cariño y cuentan las anécdotas compartidas con el “Negro”. Era así como le gustaba que lo llamen sus amigos y compañeros.

“Te recordaremos con mucho amor. Gracias por los momentos compartidos y por darnos tantas alegrías con todas tus locuras. Descansa en paz. Tu familia y amigos”.

 

V JOSEFA BEGUIRISTAIN VIUDA DE SANTOS

Josefa Beguiristain, más conocida como Pepa, había nacido en Tandil, el 19 de marzo de 1922, y era hija de Guadalupe Echarri y Martín Beguiristain, y la mayor de seis hermanos. Se crió en el campo, hasta que se mudó al barrio de Villa Italia para formar su familia con Manuel Roberto Santos.

De esa unión fue creciendo una hermosa familia, con sus cuatro hijos, quince nietos y nueve bisnietos. Los cuales, según ella, eran su “perdición” y que hoy la recuerdan con su sencillez y valorando su amor por la familia.

“Madre, gracias por habernos transmitido el amor a la familia y tu colorida pasión: las plantas”.

 

V PAOLA ELIZABETH GONZÁLEZ

El pasado 5 de noviembre dejó de existir Paola Elizabeth González, causando mucho dolor y tristeza en su familia y amigos.

Nació el 7 de septiembre de 1980, fue hija de Nora Ballestero (f) y Pedro González, y la hermana mayor de Vanesa y Ariel González; mamá de Abril y tía de Joaquín y Brenda.

Fue una gran madre, hija y mujer, una luchadora que, a pesar de todo, nunca se rindió y siguió peleando contra esa maldita enfermedad hasta el final.

Sus restos hoy descansan en paz, junto a su mamá, en el cementerio Pradera de Paz.

“Pao. Te vamos a extrañar siempre y a recordar con tu hermosa sonrisa, con tu dulzura, tu buena predisposición. Danos mucha fuerza para seguir adelante. Te amamos y te llevamos siempre en nuestros corazones. Papá, Abril, Ariel, Vane, Brenda y Joaquín”.

También sus amigas acercaron el siguiente texto: “Pao te vamos a recordar siempre con esa alegría y sonrisa particular en esos encuentros vividos. Vas a estar presente en cada momento y cena. Te queremos mucho. Sol, Mari, Eve, Cari, Gi, Maru y Noe”.

 

V ALICIA ESTHER BERRUTI

Nació en Tandil el 23 de julio de 1932, en el hogar de Alfredo Berruti y Carmen Bruno, viviendo en avenida Colón, donde su papá atendía una talabartería. Se crió junto a tres hermanos: María del Carmen, Teresa Élida y Francisco Alfredo.

Estudió en la Escuela 2 y aprendió corte y confección. Se casó con Félix Emilio Ghezzi y fue madre de tres hijos, que le dieron nueve nietos a los que se dedicó con amor a cuidarlos y mimarlos.

Siempre dedicada a su hogar, realizaba tareas de costura para mejorar su economía. Durante un tiempo brindó colaboración en Cáritas del Santísimo, donde conoció y frecuentó amistades. Pasaba su tiempo ocupada cosiendo, tejiendo, cuidando sus plantas o preparando ricas comidas.

La llegada de sus bisnietas Merlina y Delfina fue un motivo de gran alegría y se dedicó a preparar sus ajuares, esperando con ansias sus visitas.

“Esther: se acabaron los almuerzos de sábados, las ricas comidas y tu presencia escurridiza para atender a todos. Fuiste un alma bondadosa ofreciendo amor, trabajando y luchando por la familia. Siempre presente en nuestras vidas y en nuestro recuerdo. Hasta pronto”.

 

V LUISA ELVIRA CORTÉS

Luisa Elvira Cortés nació en la localidad de Gardey, el 3 de septiembre de 1938, y pasó toda su infancia en Colonia Mariano Moreno, junto a sus padres y sus siete hermanos.

Cursó sus estudios primarios en María Ignacia y a los 23 años, contrajo matrimonio con Aldo Di Fonzo, compartiendo 57 años de casados. Nacieron como fruto de ese amor sus hijos Ricardo y María Laura Di Fonzo.

“Sólo Dios puede crear y terminar una vida, sólo él conoce la verdad de nuestros corazones y la bondad que habita en el alma. Se ha llevado una vida, ha elegido a una guerrera para vigilar a su lado, un ser humano lo suficientemente digno de él, y eso debe ser motivo de orgullo y honor, no de tristeza para todos nosotros. Siempre estará en nuestros corazones”.

 

V JUAN CARLOS LIÑEIRO

Nacido en Indio Rico, partido de Tres Arroyos, sus padres fueron Andrés Liñeiro y Nélida Aurora Gachen. Vino a esta ciudad de chico, con sus nueve hermanos y la menor de todos nació en Tandil. Se radicaron en el domicilio de Suipacha 165, y Juan Carlos era el sexto de los diez hermanos.

Dejó la Escuela Primaria 14 en cuarto grado para ayudar a sus padres en el reparto de leche. En su adolescencia, jugó al fútbol y debido a una lesión muy grave, dejó de jugar profesionalmente.

Era hincha fanático del Atlético River Plate, mientras que en la ciudad el club de sus amores fue La Movediza, entidad donde tuvo mucha participación.

A los 18 años conoció a Violeta Molina, con la cual varios años después se casó. De esa unión nacieron sus cuatro hijos: Carlos Miguel, Marcelo Javier, Patricia Rosana y Silvia Araceli y su hijo del corazón Ricardo Ernesto. Se desempeñó en varios trabajos, aunque su pasión fue siempre la jardinería.

Sus hijos y sobrinos lo recuerdan como el “Tío” más compinche, ya que jugaba con ellos siendo niños a las escondidas, a la pelota, a las bolitas, los llevaba de pesca y los acompañaba en infinidad de travesuras, como si él fuera un niño más. En sus últimos años participó de interminables noches jugando al mus y al truco.

Sus cuatro hijos y su hijo del corazón lo recuerdan como una persona que sobrepasaba los límites de un padre, llegando a ser un gran amigo. En el transcurso de los años su amor se duplicó con la llegada de sus nietos y bisnietos.

Al “Negro Carlos” como lo apodaba todo aquel que lo conoció, hoy se lo recuerda con una sonrisa, una anécdota y con mucho cariño.

“Pa: te conocí. Te quise. Te quiero. Te querré siempre. Mi papá del corazón. Tu nuera, Nancy”.

 

V RAMONA ELVIRA LUPARDO

Trascurría la última semana del mes de octubre del presente año, cuando se produjo el fallecimiento de Ramona Lupardo, causando mucho dolor entre sus seres queridos y amigos.

Conoció y se enamoró de Tandil, radicándose aquí en 1973, para disfrutar de sus nietos Luciano y Simón. Como paradoja del destino, amaba tanto estas sierras que su cumpleaños coincidía con el aniversario de la ciudad. Vivió, amó, cuidó de los suyos intensamente hasta sus últimos días.

“Decir adiós es la prueba fehaciente de que se ama a alguien, porque, aunque el dolor es mucho, se es capaz de entender la decisión de Dios. Gracias por ser parte de esta familia, que nunca te olvidará. Fuiste un ser humano maravilloso, Gracias por enseñarnos cada día a vivir con el corazón y con el alma, a entregar todo para no arrepentirnos de nada. Ve con Dios, y que sea él quien ahora disfrute de tu presencia. Te amamos. Tu familia”.

 

RELLENO

 

La Nación afirmó que «está dando respuesta» a

los reclamos de las personas con discapacidad

 

La Agencia Nacional de Discapacidad afirmó que «está dando respuesta» a los reclamos que presentaron las entidades que integran el Foro para la Promoción y Defensa de los Derechos de las Personas con Discapacidad, que marcharon a la Plaza de Mayo y colocaron cientos de dibujos «en contra del ajuste».

Luego de la marcha de las «sillas vacías» del pasado 8 de noviembre, las organizaciones, instituciones y transportistas que trabajan con las personas con discapacidad reclamaron nuevamente por «la falta de pago de las prestaciones, la desactualización de los aranceles y la baja de las pensiones», entre otros puntos.

Por su parte, la Agencia Nacional de Discapacidad negó «categóricamente» que se hayan dado de baja pensiones no contributivas por invalidez laboral.

«Actualmente, hay 1.044.022 personas que cobran mensualmente el beneficio de la pensión no contributiva por invalidez laboral, casi la misma cantidad que había en diciembre de 2015 (1.045.954). Las bajas que se produjeron fueron por motivos como fallecimiento o porque el beneficiario optó voluntariamente por otro beneficio que brinda el Estado», afirmaron a Télam.

El organismo aseguró además que «está verificando uno a uno» los casos de beneficiarios que presentan incompatibilidades, como aquellos que tienen «empleo registrado con salarios superiores a los 60.000 pesos y quienes no se han presentado a cobrar la pensión durante tres meses consecutivos».

Con respecto al reclamo sobre la revisión de aranceles, la agencia recordó que «ya se definió, durante la última reunión de directorio del Sistema Único de Prestadores de Discapacidad, un incremento para todas las prestaciones que están dentro del nomenclador, que comenzó a regir a partir del 1 de noviembre».

Sobre los reclamos en cuanto al Programa Federal Incluir Salud en relación al pago a prestadores, el organismo oficial aseguró que «ya canceló el 96 por ciento del total de lo adeudado del primer semestre de 2018», y que «se está comenzando a pagar el segundo semestre».

«Además se consiguió una ampliación presupuestaria para garantizar el flujo de pagos hasta fin de año», agregaron.

Otra de las causas de la marcha fue la «falta de cupos laborales para personas con discapacidad en el sector público», a lo que la Agencia Nacional de Discapacidad respondió que «están trabajando para cumplir con el cupo del 4 por ciento establecido por Ley 25.689».

«Actualmente se está haciendo un relevamiento con la Secretaría de Modernización para ver cuáles son los organismos del Estado que incumplen la normativa. Una vez concluido ese relevamiento, se exigirá a los organismos que no cumplan que incorporen a su plantilla de personal a personas con discapacidad», señalaron.

Por último, sobre el reclamo por la Red Federal de Rehabilitación, la repartición oficial sostuvo que «se está avanzando junto con las provincias y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) en la puesta en marcha de talleres para la fabricación de órtesis y prótesis en provincias de las distintas regiones del país». (Télam).

 

Media sanción en Mendoza a la

venta de misoprostol en farmacias

 

La Cámara de Diputados de Mendoza dio media sanción y giró al Senado la derogación de una ley sancionada en 2009, que prohíbe la comercialización en farmacias de la provincia de misoprostol para la interrupción legal del embarazo.

El proyecto impulsado por Ana María Andía (UCR), deroga la Ley 8116 de 2009, que limita exclusivamente al ámbito institucional sanitario de la provincia el expendio, suministro o fraccionamiento de medicamentos que contengan el principio activo misoprostol sólo o asociado a otros principios activos.

Durante el tratamiento en el recinto, se pusieron en consideración dos despachos: uno en mayoría, que derogaba la Ley 8116 y que obtuvo 26 votos positivos; y otro en minoría que proponía el archivo del proyecto y fue votado por 21 legisladores.

La diputada Andía, al igual que María José Sanz (UCR), hizo hincapié en la necesidad de desalentar el circuito clandestino de este medicamento, pero además, “centralmente se trata de poner a nuestra provincia en iguales condiciones que el resto del país -excepto San Juan que mantiene las mismas restricciones planteadas por la actual Ley provincial-, respecto a las condiciones de acceso”.

Todo ello “en el marco de la legislación vigente” respecto al ILE – Interrupción Legal del Embarazo -, determinado por el artículo 86 del Código Penal”, indicó.

De no modificarse las legislaciones provinciales vigentes sólo Mendoza y San Juan no podrán vender misoprostol, la droga utilizada para la interrupción legal del embarazo, a pesar de que la Anmat autorizó su venta al público con receta archivada. (Télam).

 

Una especialista internacional advierte que hay

«poca investigación» sobre el cannabis medicinal

 

La reconocida psiquiatra e investigadora estadounidense Nora Volkow aseguró que hay «muy poca investigación sobre el potencial médico de todos los químicos que hay en la planta de marihuana», al recibir el reconocimiento de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Buenos Aires.

«La realidad es que tenemos muy poca investigación sobre el potencial médico de todos los químicos que hay en la planta de marihuana. Por ejemplo, el cannabidiol actualmente se acaba de aprobar en Estados Unidos para el tratamiento de la epilepsia muy severa, pero es uno solo de los compuestos», afirmó a Télam la científica pionera en el uso de neuroimágenes y medicina nuclear para investigar los efectos y las propiedades de las drogas.

«Hay que hacer más investigación para poder ayudar a los pacientes y diferenciar circunstancias en que podría tener efectos negativos», especificó.

En Argentina, este año se aprobó la ley de uso medicinal del cannabis y en septiembre comenzaron los primeros ensayos en al menos cincuenta pacientes en el Hospital Garrahan y a otros cincuenta en centros de salud de otras provincias.

El Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis creado por la Ley 27.350 sólo prevé el tratamiento con los derivados de esa planta a quienes padezcan epilepsia refractaria.

Por otra parte, Volkow desde el año 2003 es directora del National Institute on Drug Abuse (NIDA), en donde realiza, controla y estimula investigaciones en todo el mundo sobre el abuso de drogas y la drogadicción.

«Hay cambios en los patrones del consumo de drogas pero continuamos teniendo al alcohol como una de las drogas más problemáticas, pero el consumo de tabaco está mutando, empezó a haber un nuevo consumo a través de los cigarrillos electrónicos que antes no había», aseguró.

La investigadora alertó que el trabajo de los países sigue siendo deficiente en la prevención de los casos de abusos de drogas y recomendó que se destinen más recursos.

«Todavía hay muy poca inversión en la prevención de las adicciones, que es lo más importante que tienen que hacer los países. Hay pocos recursos para el tratamiento y a la vez, los pacientes siguen siendo altamente estigmatizadas entonces no se atreven a hablar», explicó.

«Hay que hacer mucho trabajo todavía para darle la oportunidad de tratamiento a las personas», concluyó. (Télam).

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario