¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Necrológicas

NOELIA HAYDEE IANNONE (“ÑATA”)

El pasado 5 de julio se produjo el fallecimiento de Noelia Haydee Iannone, conocida por sus allegados como “Ñata”.

Había nacido el 25 de abril de 1922 y era hija de padre italiano y madre española. Fue la tercera de cuatro hermanos.

Trabajó como empleada en los hoteles Roma y Crillón. Posteriormente lo hizo en la confección de ropa y terminó su actividad laboral como auxiliar administrativa en una inmobiliaria.

Hoy sus allegados la recuerdan con amor:

“Siempre estuvo dispuesta para trabajar y supo rodearse de buenas amistades, porque así era Ñata, un ser maravilloso, con buena onda y en los momentos difíciles siempre salió adelante.

A los 95 años, el día 5 de julio, se fue de este mundo, con su corazón en paz y en un sueño eterno, para estar junto al Señor, a quien buscó permanentemente en sus oraciones, ya que rezaba el Rosario varias veces al día, con mucha fe y devoción”.

 

GUILLERMO PEDRO VELAZQUEZ (“NIÑO”)

El 2 de julio último, a los 48 años, falleció Guillermo Pedro Velázquez, conocido por su apodo de “Niño”.

Había nacido el 5 de agosto de 1968 y vivió su infancia en Villa Cacique, Barker.

Posteriormente se trasladó a Tandil, donde formó una familia con su esposa Cecilia y su hijo Lautaro.

Trabajó en el Municipio, en la Dirección de Vialidad, donde supo ganarse el afecto de sus compañeros que lo despidieron pidiendo «Un aplauso por ser tan buen tipo».

 

Recordatoria

 

“Él era así, sencillo y bueno, un gran luchador de la vida, que siempre tuvo dos trabajos, aún cuando su salud no era buena.

Le encantaba estar al aire libre en la sierra; viajar y conocer, también las reuniones con familiares y amigos, donde siempre hacía el mejor asado.

Era fanático de Boca y de la pesca.

Hace dos años le realizaron un trasplante exitoso, pero la enfermedad volvió, y se fue tan joven, tan lleno de vida, con tantas cosas por hacer…

Queremos agradecer a todos los médicos y enfermeras de la Clínica Pueyrredón de Mar del Plata, al Sanatorio Tandil y a los excelentes profesionales de CIO Tandil.

Te acompañamos todos hasta último momento, como te merecías. Descansa tranquilo. Te amamos y extrañamos.

Hasta siempre Guille”.

 

RUBEN MARCELO MARCOVICH

El pasado 29 de junio, a los 55 años, se produjo el fallecimiento de Rubén Marcelo Marcovich.

Marcelo, como todos lo llamaban, había nacido el 31 de enero de 1962 en Desvío Aguirre.

Su deceso provocó honda consternación en familiares y amigos, y en la comunidad toda, dada su activa labor como secretario general de la Seccional Tandil de la Asociación Obrera Minera Argentina (Aoma).

Casado con Nancy Liliana Didio, era padre de Walter Marcelo, Marcos Rubén y Mía Abril.

 

Recordatoria

 

“Fue muy pronta tu partida, dejaste muchos proyectos por realizar, muchas cosas por compartir, sabemos que estás mejor y que nos vas a cuidar como siempre lo has hecho.

Se te extraña y mucho…

Siempre fuiste un orgullo para la familia, un trabajador con una ideología que te hacia único, no hay persona que no agradezca la ayuda que le brindaste tanto personalmente como laboralmente.

Hoy la vida nos dio un golpe muy duro, pero gracias a la enseñanza que nos has dado, la familia está muy unida y así seguiremos.

Te amamos.

Tu esposa, hijos, hija política y nietos”.

 

MARIA ANA UGARTE DE COLOMBO

A los 89 años, el 1 de julio falleció la vecina María Ana Ugarte viuda de Colombo.

Hoy su familia la recuerda con sentidas palabras:

“Fue una partida inesperada, dejando un gran dolor en cada uno de nosotros.

No hay palabra para definirte en esta vida, una madre que nos dejó muchas cosas buenas.

Junto a papi nos dejaron el mejor de los títulos, que muy pocos tienen: el título de ser humanos.

Con todo ese amor y dulzura, que sólo vos supiste dar.

Hoy te encontraste con tus otros seres queridos: Pipo, Pepe y Papi.

Estás en cada lugar, porque seguís viva en nuestros corazones.

Te amamos eternamente.

Tu familia”.

 

ADRIANA CANOSA

El 1 de junio pasado se produjo el fallecimiento de Adriana Canosa, quien es recordada por María Rosa Ugarte, en nombre de sus pacientes, de la siguiente manera:

“Hace unos días nos dejaste para irte al más allá. Sí, seguro al cielo, como otro ángel más.

Sembraste en tu camino terrenal sólo cariño, aliento y consejos.

En mi caso –te lo dije siempre- te llamaba segunda mamá, porque fue enorme la formación psicológica, más que tratamiento, lo que me brindaste.

¿Te acordás mi promesa? Si algún día me saco la lotería te regalo una casa pues te fastidiaban las mudanzas. Eso sí, conocí todos tus consultorios. Sin hacer alarde, me considerabas la paciente más vieja y hasta éramos confidentes. Una vez me dijiste: `tengo la satisfacción de que cuando tenés un problema importante venís a consultarme.

Muchos 13 de julio te alegraste porque me acordaba de tu cumpleaños.

Defendió su profesión a muerte, porque su teoría era que un psiquiatra luego de su profesión, con un curso de un año hace terapia y los psicólogos tienen una formación de seis años exclusivos para ello.

Tuviste una familia muy especial, tres hijos-sobrinos o sobrinos-hijos, que fueron tu razón de vivir.

Quisiera seguir mucho más, solo agregar que la vida no te sonrió. Tu terrible diabetes fue tu cruz y así terminaste.

Muchos somos los que llevamos tu formación y los que rezamos por vos.

Realmente fuiste una psicóloga de ley”.

 

LIDIA NOEMI CILIBERTI DE ALI

Mama, el 29 de junio, a los 96 años,  nos dejaste para ir junto a Dios y con papá allá en el cielo.

Una vida juntas desde la panza hasta el último segundo de vida mamá tomado de tu mano.

Fuiste una gran trabajadora en la Regional, luego ingresaste al Banco Hipotecario, primera mujer en trabajar en la entidad bancaria, hasta que llegó la jubilación.

Fuiste la gran compañera de papá siempre, bailando el tango como lo hicieron toda la vida, fueron ganadores de los Juegos Bonaerenses y tuvieron como premio un viaje a Cancún.

Un día se sumó a la familia Ana María, a quien quisiste como la hija que no habías podido tener, como abuela y bisabuela la mejor, nos ayudaron con papá en la crianza de las nietas Karina y Andrea, después mamá tuviste otro hermoso premio con la llegada de los bisnietos Florencia, Micaela, Juan Agustín, Antonia y Pilar.

Tan querida por los nietos políticos Marcelo y Agustín, siempre pendiente de las hermanas Mabel y Nelly, te van a extrañar también tus compañeras de canasta con las que te reunías los fines de semana especialmente.

Gran ejemplo del grupo de pacientes cardiovasculares del doctor Luis Cicco, con tu participación en las Tandilias y otras pruebas atléticas.

Mi compañera de los fines de semana, me acompañabas a cubrir las notas deportivas, una constante mamá, siempre juntos, desde la panza hasta el último segundo de vida tomado de tu mano.

Mama, Dios te ha recibido, sé que estás a su lado por creyente y por todo lo que has hecho en este mundo terrenal.

Cacho.

Nota proporcionada por :

Deja un comentario