¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Necrológicas

CARLOS ALBERTO DE LA TORRE

Carlos Alberto de la Torre nació el 4 de noviembre de 1948 en Tandil, hijo de doña Enriqueta Batelli (F) y de don José de la Torre (f). Hizo sus estudios entre el Colegio San José y el Seminario de Azul. Al concluir su secundario se recibió en la Escuela Granja de Técnico Agrónomo, para luego finalizar sus estudios de médico veterinario, en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la Provincia de Buenos Aires. En el ínterin conoció a Maura Stácul, que en aquel entonces también era estudiante de veterinaria, con quién formó muy pronto una hermosa familia constituida por sus hijos Matías de la Torre, Agustina de la Torre, Tomás de la Torre y Julián de la Torre, quienes le dieron siete hermosos nietos: Estefanía, Bautista, Santino, Angelina, Benicio, Olivia y Benjamín que lo rodearon de amor hasta el último minuto de vida, el pasado martes 12 de junio.
Ejerció su profesión como médico veterinario al frente de la oficina de Senasa de Tandil por más de 30 años, además de dedicarse por varios años también a la gastronomía junto a su familia.
Fue un padre comprensivo, un buen amigo y un excelente esposo que supo dar en vida mucho amor y contención. Su familia siente el dolor de la ausencia que deja su partida aunque reconfortada sabiendo que ya no sufre más. ¡Siempre estará en nuestro corazón!, no olvidaremos sus charlas, consejos, las risas y buenos momentos compartidos en familia.

JUAN CARLOS BERNARDEZ

El pasado 3 de junio falleció en Rauch, a los 66 años, el vecino Juan Carlos Bernardez, generando una profunda consternación en sus hijos Carola, Facundo y Brian Bernardez, además del resto de la familia. Sus seres queridos quieren recordarlo con el siguiente texto. “Viejo querido, son tantas las lágrimas que nos invaden por tu partida que el corazón se nos llena de tristeza y nos inunda el alma.
Dios quiso llevarte en tu mayor momento de felicidad para que también la pudieras compartir con él.
Así te queremos recordar, con esa sonrisa.
No te decimos adiós, sino, nos vemos pá!!
Te vamos a extrañar mucho.
Te queremos tus hijos Brian, Facundo y Carola”.

SUSANA CRAVEA

Falleció en Tandil a la edad de 93 años, Susana Blanca Cravea, hija de Concepción Carrascoso y Juan Cravea. Durante su vida se desempeñó en varias empresas tandilenses, jubilándose en el Hogar de Niñas, donde cuidó de las mismas con mucho cariño durante largos años.
Dedicó su vida al cuidado de su madre, sus sobrinos y sobrinos nietos. En su larga vida cosechó muchos amigos. Con un corazón siempre dispuesto a ayudar, fue una trabajadora incansable. Así te queremos recordar hoy, que ya no estás. Su hermana, sus sobrinos, sus sobrinos nietos, sus sobrinos bisnietos, cuñado, cuñada y todos sus familiares y amigos elevamos una plegaria por el eterno descanso de su alma. Siempre te amaremos.

MARIA ESTHER BAIZA

María Esther Baiza nació en la localidad de Gonzales Chaves el 23 de marzo de 1934, contrayendo matrimonio con Pedro A. González (f) en el mes de julio de 1950, trasladándose a Tandil. Fruto de ese amor tuvieron seis hijos quienes a su vez formaron familias y le dieron nietos y bisnietos.

Dedicatoria

“Fuiste una mamá luchadora, trabajaste a la par de tu compañero de vida para darnos lo mejor. Gracias por todo lo que nos diste. Te vamos a recordar y extrañar siempre. Te amamos. Tus hijos, nietos y bisnietos”.

EDUARDO PONTAROLI

A la edad de 98 años falleció Eduardo Pontaroli, alías “Cacho”. Viudo de Amparo Matilde Mendoza, padre de Hugo, María Inés, Miriam y Marta y actual compañero de Mercedes, quien estuvo a su lado hasta el último instante.
De profesión mecánico, trabajador ejemplar e infatigable, ser humano desbordante de valores y principios.
Queremos despedirlo y recodarlo con el amor y cariño que su ejemplo nos enseñó, sus hijos políticos Clara, Daniel, Carlos y Eduardo. Sus nietos Ana, Juan, Mercedes, Santiago, Mariano, Emilia, Leandro, Delfina, Natalia, Sebastián, Diego, Ezequiel, Felicitas, Evangelina, Matías, Ignacio, Martín, Florencia, Daniela, Federico, Juan José, María, Catalina, Camila, Alfonsina y Bautista.
Lo abrazan también sus 46 bisnietos y su tataranieta. Que su alegría siga demostrándonos la forma en que debemos aceptar las cosas durante nuestra vida. Hasta siempre “Cacho”.

JULIA VERONA DE MERLO

Nació en Tandil el 25 de junio de 1936, hija de Pía y Julio, era la menor de dos hermanos. Se crió en la ciudad donde también conoció al amor de su vida, Juan Merlo, con quien se casó a los 24 años de edad y fruto de ese amor nacieron cuatro hijos: Angélica, Sandra, Miguel y Julio.
A los 35 años quedó viuda y este golpe la convirtió en una luchadora admirable, trabajando incansablemente para criar y educar a sus hijos. Cumplió el rol de padre y madre a la vez, a pesar que la vida no le dio tregua siempre le inculcó a su familia valores genuinos como la humanidad y la honestidad. Pero especialmente la lucha de no darse por vencido.
Así era ella, única e irrepetible, siempre tenía a pesar de todo una sonrisa, un mate para compartir o alguna frase en italiano como parte de su historia. Se fue físicamente, pero su esencia siempre va a estar en los corazones de todos los que la queríamos, será nuestro ejemplo a seguir, nuestra “viejita linda”, Julita, nona, porque somos tus hijos y nietos, eso no es poca cosa.
Hasta pronto “Vieja loca”, acá vamos a seguir todos juntos porque así lo quisiste siempre y así lo vamos a hacer.

TERESITA BRUSCHI DE GENOVESI

El 4 de junio del presente año falleció Teresita Bruschi de Genovesi, generando está pérdida una profunda tristeza en sus hijos Patricia, Raúl, Martín, en su hija del corazón Susana, entre otros familiares.
Su familia eligió recordarla de la siguiente manera. “Tere para muchos, hoy no te tenemos con nosotros pero estás presente todos los días. Colgaste en parte tus sueños personales para cuidarnos a nosotros tus hijos y a tu esposo que juntos a él nos criaron y nos dieron lo mejor que pueden darnos los padres, amor, valores, y las herramientas para poder hacer nuestras vidas.
Una persona capaz de dar todo por el simple hecho de hacerlo por amor a quien sea, sin esperar nada a cambio. Gran madre, excelente persona y muy buena cocinera, hoy tus recetas están en cada cocina de tus hijos. Con sus 82 años perteneció a esas generaciones donde sus metas eran para los otros, sus hijos casi siempre.
Sembraste amor a donde fuiste, en tu familia, hermanos, sobrinos nietos y amigos, imposible de nombrar a todos. Con una sociedad cada vez más distante tuviste este último tiempo como tesoros a tu hijo Martín, que te mimaba hasta el último detalle, a tu hermano Pepo, incondicional como pocos conozco, a Susana que desde la amistad y el amor compartieron el día a día.
Desde la distancia física tus otros hijos Patricia y Raúl y nuestras familias vamos a extrañar tus charlas, tus visitas, tus consejos y cuesta pensar en no volver a verte cada vez que regresemos a Tandil. Gracias por todo viejita linda, te extraño mucho. Raúl”.

ABRAHAM APAZ

El pasado 9 de junio a los 79 años falleció Abraham Apaz, generando gran consternación en su esposa Irma María Asmed, sus hijos María José y José Gabriel Apaz, sus hermanos políticos y demás familiares.
Su familia quiere recordarlo de la siguiente manera. “¡Querido papá! Fuiste un hombre ejemplar e hiciste honor a tu nombre. No solo fuiste un padre para nosotros sino que también lo fuiste para los demás. Fuiste un padre para tus padres, cuidando de ellos, de su salud, de su bienestar y conservando sus tumbas. Fuiste un padre para tus hermanos y sobrinos, siempre ocupándote de que nada les falte y preocupándote por resolver sus problemas. Fuiste un padre para los vecinos con los cuales continuamente fuiste solidario. Ya no caminarás con nosotros pero vivirás en nosotros y en el corazón de todos los que te aman. ¡Dios bendiga tu alma! Tus hijos y esposa”.

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Esta nota no permite comentarios