¿Ya tenés una cuenta?
Inicia sesión
¿Aún no te registraste?
Registrate gratis

Asaltaron a una comerciante en La Movediza y la víctima afirmó que el barrio es “zona liberada”

El delincuente actuó con su rostro cubierto, la encañonó y se llevó la recaudación del día y bebidas alcohólicas. “Me da bronca, impotencia, porque me costó tener todo lo que tengo”, expresó Lucrecia Pendas. Le pidió a las autoridades que “no hagan oídos sordos” y que se ocupen de la seguridad.

Mariano Leunda

Un almacén situado en Los Tulipanes 2190, en el barrio La Movediza, fue el escenario de un asalto, el viernes por la noche, y la víctima exigió que las autoridades “no hagan oídos sordos” y se ocupen de la seguridad.

Daiana Lucrecia Pendas le contó a El Eco de Tandil que el viernes, alrededor de las 21, ingresó al comercio un hombre que le apuntó con un revólver y le dijo “dame todo lo que tenés en la caja”.

“Yo tenía dos cajas y él sabía muy bien el manejo del negocio, sabía muy bien dónde estaba todo, así que se llevó todo lo recaudado del día, más bebidas alcohólicas”, explicó.

Estimó que el dinero sustraído rondaría los 2500 ó 3 mil pesos.

Describió al ladrón como un hombre flaco y alto, que actuó encapuchado. “Tenía un gorro, bufanda y cuellito, sólo se le veían los ojos, y tenía un revólver de esos chicos, creo que un 22. No me pegó, pero me puso el arma en la cabeza, y en todo momento se movía, no se quedaba quieto. Fue todo muy rápido, habrá tardado 10 minutos”, graficó.

Zona liberada

“En ese momento no había clientes pero acababan de salir dos personas, y él aprovechó y entró justo en ese momento. Creo que ya me venía vigilando porque conocía todos los movimientos”, sostuvo.

El delincuente fue captado por la cámara de seguridad que hay en el interior del negocio, pero su identificación es compleja porque sólo se le veían los ojos.

“Yo hice la denuncia, llevé el video, hice la declaración, ahora está en manos de la Justicia”, informó.

Contó que abrió el local hace 2 años y es la primera vez que es víctima de un asalto. “Cierro generalmente a las 22, pero ahora voy a empezar a cerrar más temprano o voy a atender por la reja, para la seguridad mía y de mi hijo”, adelantó.

En tanto, indicó que “mi nene se estaba bañando, yo cerré la puerta de mi casa para que él no escuchara ningún movimiento raro y no saliera porque si lo hacía, hoy capaz que estaríamos en un velorio”.

La damnificada agregó que el ladrón dobló en la esquina y se dio a la fuga corriendo.

“Me enteré que hubo un robo hace unas semanas en (calle) Misiones, en un negocio, y me dijeron que ayer (por el sábado) también asaltaron otro comercio acá cerca”, sostuvo.

Cuestionó que en el barrio no hay patrullaje ni ningún tipo de presencia policial. “Es zona liberada. Sólo viene la policía si los llamás por algo puntual. No andan ni de día ni de noche. Nunca”, cuestionó.

Y contó que decidió hacer público lo que le sucedió “para que no pase más, para que se haga justicia. Me queda el miedo, la impotencia, la sensación de que violaron tu propiedad, eso es lo más triste. Y doy gracias que salvé las dos vidas, la mía y la de mi nene, porque lo material va y viene pero la vida no”.

“Yo vivo del negocio, no sé qué habrán pensado que ganamos fortuna, nosotros ganamos un sueldo y no alcanza. Yo entiendo que la situación económica esté mal, pero no para que vengan y te asalten”, lamentó.

Y expresó su “bronca, impotencia porque me costó tener todo lo que tengo. Yo me levantaba a las 6 y hasta la medianoche no aparecía en mi casa, trabajaba todo el día y gracias a eso pude poner mi negocio”.

Le pidió a los funcionarios que “estén más unidos con la gente, que no hagan oídos sordos, que nos presten atención, que en vez de haber más planes haya más seguridad para la gente porque somos trabajadores. Me enseñaron desde chica que las cosas se ganan trabajando, no puede ser que siempre quede impune el que hizo un delito, eso da impotencia”.

“Si los quieren agarrar, los agarran, porque saben quiénes son. Lo dejo en manos de la Justicia. Si no es zona liberada, habrá justicia y si lo es, no la habrá”, sentenció.

Más robos a mano

armada en la zona

Otro robo calificado por el uso de arma se registró este sábado, en horas de la noche, en el barrio La Movediza. El hecho sucedió cerca de las 22, en una despensa situada en Iraola al 800, cuando dos hombres ingresaron al comercio, amenazaron a la víctima con una supuesta arma no logró ver y le sustrajeron el dinero de la recaudación.

Uno de ellos tenía el rostro tapado con un pañuelo de River, medía alrededor de 1,70 y le hizo un ademán como exhibiendo un arma, aunque el damnificado no llegó a verla.

El otro delincuente tenía un sobretodo oscuro y su rostro al descubierto. Le sustrajeron una gaveta negra con 200 pesos.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja un comentario